Travel Safe

Conselhos para viajar com segurança

Piscinas naturales para zambullirse en Canarias

Canarias

Sin olas y con las aguas en calma hasta en los días en que el mar está bravío. Así son estas formaciones naturales que abundan en las islas Canarias, que dan lugar a piscinas naturales protegidas de las corrientes y que garantizan un baño agradable para todos. En muchas, además se han incorporado escaleras, pasarelas y trampolines para hacerlas más cómodas. Hay quien ve en las Canarias pequeños oasis en el Atlántico. Lo dicen porque conservan prácticamente siempre una temperatura primaveral que permite disfrutar la belleza de su naturaleza volcánica en cualquier época del año. Estas piscinas naturales tienen el mismo efecto en las áreas más rocosas de las islas: no importa que el mar golpeé con fuerza o que haya corrientes. Aquí las aguas tranquilas permiten disfrutar de un baño cualquier día. Puedes hacerte una idea de cómo son con estas imágenes y te indicamos algunas de las más populares.

Piscinas naturales de Tenerife

Las más conocidas se encuentran en la zona norte de Tenerife y dos están especialmente próximas. Son el Charco de La Laja y el Charco del Viento, dos caprichos volcánicos en forma de piscina natural. La primera está en San Juan de la Rambla y aunque su acceso es muy fácil, probablemente te demores en llegar al agua. ¿La razón? Las vistas desde su mirador y la cantidad de fotos que vas a querer hacer. La segunda también es de acceso sencillo desde la carretera que lleva a Icod de los Vinos. Eso sí, las vistas del pico más alto de España, el Teide, también te pueden encandilar. El Charco del Viento tiene distintas zonas de baño, algunas con arena, otras con arcos de rocas, pero todas con aguas especialmente cristalinas. Las Piscinas de Bajamar se encuentran a unos 15 kilómetros del centro histórico de San Cristóbal de La Laguna, declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO, por lo que son geniales para combinarlas con su visita. Tiene varias zonas de baño, entre ellas dos grandes piscinas, una para niños y una playa de arena rubia protegida del mar.

Piscinas naturales en Tenerife

Por último, el Caletón se encuentra en Garachico, que posee uno de los cascos históricos más fotografiados de la isla. Combina tranquilos charcos con entrantes de mar abierto. En todos los casos, siempre con bonitas vistas de la costa.

Piscinas naturales en Gran Canaria

En Gran Canaria, sus piscinas naturales también salpican el norte de la isla. Te destacamos cuatro que puedes visitar en un trayecto de unos 40 kilómetros desde la capital, Las Palmas de Gran Canaria, hasta Agaete. Las más próxima a Las Palmas de Gran Canaria es la conocida como Los Charcones, en Arucas, y aunque puede parecer que está un poco escondida, su acceso es fácil desde la autovía GC-2. Tiene tres grandes zonas de baño, una especialmente adecuada para los niños. Una curiosidad: en su vista aérea muchos dicen que tiene forma humana. El Charco de San Lorenzo se encuentra a escasos cinco kilómetros, en el municipio de Moya. Posee dos piscinas, numerosos servicios y una zona de arena. En Santa María de Guía, a unos 10 kilómetros, están las piscinas de Roque Prieto. Están más aisladas que el resto y es un rincón perfecto para desconectar. Sus aguas combinan profundidades escasas con zonas de hasta tres metros.

Piscinas naturales en Agaete, Gran Canaria

Para terminar el recorrido por las piscinas naturales del norte de Gran Canaria, llegamos a las Salinas de Agaete de fácil acceso desde el puerto de la localidad. Sus tres piscinas están conectadas por tubos volcánicos y protegidas del oleaje por muros que simulan una fortaleza. Te recomendamos practicar snorkel, vas a descubrir una vida marina que te sorprenderá. Este pueblo tiene fama por su cocina marinera.

Piscinas naturales en El Hierro

La pequeña de las islas Canarias es un capricho de origen volcánico en su totalidad y eso da lugar a piscinas naturales de gran belleza. Si vas en familia, puede que la más recomendada sea La Maceta, en Frontera (norte de El Hierro). Por diferente y por el interés de su entorno, tienes que visitar el Pozo de las Calcosas, en la zona de El Monacal (Valverde). Es una pequeña bahía protegida por un acantilado en el que hay curiosas casitas de piedra volcánica y con tejados pajizos construidas en su día por los pescadores de la zona. Próximas están las piscinas de La Caleta, donde se ha aprovechado las formas naturales de la roca para acondicionar piscinas más cómodas en las que no se pisan rocas.

Piscinas Naturales en Canarias

Piscinas naturales en La Palma

Un buen plan en La Palma es una mañana de senderismo por sus bosques o paisajes espectaculares y descansar la tarde en algunas de sus bonitas playas o, sobre todo si el mar está movido, en sus piscinas naturales. Lo puedes hacer en la zona norte, por ejemplo visitando el famoso Bosque de Tilos y después acercándote al Charco Azul, en San Andrés y Sauces. Cuando veas el azul intenso del agua, entenderás su nombre. Es de grandes dimensiones, el baño está completamente protegido del oleaje y posee una piscina infantil. A unos 10 kilómetros más al norte, en Barlovento, puedes visitar La Fajana, perfecta también para familias con sus tres piscinas y zona de recreo.

Charco Azul, en La Palma

Piscinas naturales en Lanzarote

¿Prefieres una opción más familiar situada en un pueblo pesquero o unas piscinas vírgenes prácticamente aisladas? Las primeras son las de Punta Mujeres, en el nordeste de Lanzarote, y parece un parque acuático de la naturaleza (con mínima intervención de hombre) frente a un bonito pueblo de casitas blancas. Las segundas son Los Charcones, en el sur de la isla y próximas a Playa Blanca. Las piscinas son espectaculares pero ten en cuenta que su acceso es algo complicado y requiere prestar mucha más atención en el baño en función del estado del mar.

Piscinas naturales de Los Charcones, Gran Canaria

Piscinas naturales en Fuerteventura

Es la isla de las largas playas de arena clara y con el litoral menos rocoso. Aun así, en la zona de Betancuria encontrarás seis kilómetros en los que abundan los charcos y entrantes de mar que al bajar la marea originan pequeñas piscinas naturales. Son las llamadas Aguas Verdes y, si las visitas, seguro que encuentras en sus cálidas aguas toda la calma y relajación que buscas. ¿Conoces el islote de Lobos? Es una isla casi virgen de menos de 5 kilómetros cuadrados y situada a unos 20 minutos en barco desde Corralejo (nordeste de Fuerteventura). En ella te esperan playas paradisiacas de aguas transparentes y pequeñas charcas y piscinas naturales de gran belleza.

Islote de Lobos en Fuerteventura

Piscinas naturales en La Gomera

Las piscinas naturales no abundan en esta isla, que pese a ello posee numerosas playas de aguas tranquilas como las playas de La Cueva y de San Sebastián (ambas en San Sebastián de La Gomera) o la playa de Vueltas (en Valle Gran Rey). Precisamente en Valle Gran Rey encontrarás el Charco del Conde, la piscina natural más popular de La Gomera. Es muy recomendada para familias y cuenta con un arenal para tomar el sol.

Charco del Conde en La Gomera

Ten en cuenta

- Aunque la mayoría de las piscinas naturales están protegidas del oleaje, no olvides que te encuentras en el mar y debes tener cuidado con el estado del mismo en todo momento.


- Muchas piscinas naturales son de rocas en su totalidad, por lo que pueden ser de utilidad emplear escarpines o calzado que se pueda mojar para caminar más cómodos.


- El baño en algunas piscinas naturales es posible o más fácil según se encuentre el nivel del mar.


En el siguiente listado te indicamos el momento de la marea (bajamar, pleamar o media) para disfrutar cada una de ellas:

Tenerife: Charco de la Laja (bajamar) – Charco del Viento (bajamar) – Piscinas de Bajamar (bajamar) – Caletón de Garachico (media)


Gran Canaria
: Los Charcones (media) – Charco de San Lorenzo (bajamar) – Piscinas de Roque Prieto (media) – Salinas de Agaete (media)


El Hierro
: La Maceta (bajamar) – La Caleta (cualquier momento) – Pozo de las Calcosas (bajamar) La Palma: Charco Azul (media) – La Fajana (bajamar)


Lanzarote
: Punta Mujeres (media) – Los Charcones (bajamar)


Fuerteventura
: Aguas Verdes (bajamar) – Puertito de Lobos (pleamar)


La Gomera
: Charco del Conde (media)