Travel Safe

Conselhos para viajar com segurança

Pueblos de la España menos conocida en Aragón

none

Tranquilidad, naturaleza, encanto rural… te proponemos un turismo relajado para descubrir pequeños pueblos de la región de Aragón. Son algunos de los tesoros de una España de interior menos frecuentada pero que alberga gratas sorpresas. Para conocerla, una opción puede ser visitar al menos uno de estos pueblos en cada provincia de Aragón: Teruel, Zaragoza y Huesca.

Albarracín (Teruel, Aragón)

Cualquier momento del año es bueno para visitar este pueblo del sur de Aragón que siempre aparece en las listas de los más bonitos de España. Albarracín se encuentra a poco menos de dos horas de Zaragoza y a alrededor de media hora de la ciudad de Teruel. Caminar por sus empinadas calles, recorrer su muralla o fotografiar sus casas medievales de color rojizo produce la sensación de viajar a otro tiempo en el que no existen las prisas. Puedes apuntarte a una visita guiada o empezar el paseo por tu cuenta en la plaza Mayor para después ir conociendo su catedral, su castillo o lugares curiosos si vas con niños, como el Museo de Juguetes o Mar Nummus, donde encontraréis fósiles de un antiguo mar que había en la zona hace 150 millones de años. A unos 10 minutos en coche está el Paisaje Protegido de los Pinares de Rodeno, donde podrás ver muestras de arte rupestre declaradas Patrimonio Mundial. ¿Otros pueblos de Teruel que merece la pena visitar? Valderrobres, Calaceite, Puertomingalvo, Rubielos de Mora, Cantavieja, Mirabel…

Cantavieja (Aragón)

Daroca, en Zaragoza

Una villa medieval fortificada muy fácil de visitar por su proximidad a la ciudad de Zaragoza, conectada con Barcelona y Madrid a través del tren de alta velocidad. En Daroca, encontrarás un interesante casco histórico envuelto por más de tres kilómetros de muralla de los siglos XIII y XIV. Un paseo a pie te descubrirá numerosas viviendas palaciegas (como la Casa de los Lunas) y templos como las iglesias de Santo Domingo de Silos o San Juan de la Cuesta, en los que destaca el estilo mudéjar presente en su arquitectura. Completa la visita con un recorrido por el Barrio Nuevo, la antigua judería. ¿Otros pueblos de Zaragoza que merece la pena visitar? Anento, Moros, Biel, Uncastillo, Sos del Rey Católico...

Castillo mayor de Daroca (Aragón)

Aínsa (Huesca, Aragón)

Nos vamos ahora a la zona norte de la región, donde está la villa medieval de Aínsa. Perderse por su casco antiguo es la mejor receta contra el estrés. Encontrarás bellas iglesias románicas y calles empedradas con balcones adornados con macetas de flores de colores. Son paradas imprescindibles su antiguo castillo y la plaza Mayor. El primero es originario del siglo XI y conserva la Torre del Homenaje (hoy Eco Museo). Además, en julio es escenario del Festival Internacional de Música Castillo de Aínsa. Mientras, su plaza Mayor porticada es un buen lugar para degustar la cocina tradicional pirenaica. Aínsa es también un paraíso para los amante de la naturaleza por su proximidad al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, y también a los parques naturales del Posets-Maladeta y de la Sierra de Guara. ¿Otros pueblos de Huesca que merece la pena visitar? Alquézar, Ansó, Benasque, Roda de Isábena, Salent de Gállego...

Aínsa, Huesca (Aragón)