Atualidade COVID-19

Conselhos para viajar com segurança

Cocina de Navarra

Comunidad Foral de Navarra

Navarra, en la variedad está el gusto

Dicen que en la variedad está el gusto y, en España, la Comunidad Autónoma de Navarra es la región de la variedad de paisajes. En ella alternan los valles con bosques frondosos, rumorosas cascadas e importantes corrientes fluviales. Lo mismo sucede con la gastronomía y los productos que pueden encontrarse dentro de ella, que cambian a medida que nos desplacemos por la zona pirenaica, la ribera o la zona media, de pastos y verdes valles. Hay una cosa que no varía: la generosidad de paisajes y productos.

Otro elemento común es su preferencia por ingredientes totalmente naturales que dan a sus platos un sabor inconfundible; el sabor del buen comer, que cautiva al viajero que decide internarse por las rutas navarras. Zona cerealista y huerta constituyen áreas muy marcadas, aunque también tienen características comunes a todo el antiguo Reino, cuya personalidad propia es la comida.

Del monte a la huerta

La montaña pirenaica bordea a la Comunidad Navarra. Productos típicos que abundan en la zona montañosa son leche, queso, carne, tanto ovina como bovina, castañas, avellanas, las famosas patatas de Aézcoa... Es digna de mención la riqueza de la huerta, en la que pueden encontrarse tomates, borrajas, guisantes, lechugas, pimientos, cardos, berzas, coles y acelgas. En el Pirineo occidental se prepara muy bien la trucha de río o el apreciado, y cada vez más escaso, salmón del Bidasoa. Y para empezar el menú, no se pierda los espárragos de la ribera, los pimientos del piquillo y las alcachofas de Tudela.En Navarra siempre se ha comido bien. Quizá por la influencia que siempre tuvieron los monasterios que se encuentran enclavados en la región, donde no sólo se alimentaba el espíritu sino también el cuerpo. Desde las alubias pochas de Sangüesa, hasta las patas de cerdo, el visitante que lo desee podrá degustar gran variedad de productos y platos típicos. Es obligado probar el cordero al chilindrón en Pamplona y, por supuesto, las tostadas de ajo y aceite, el gorrín o cochinillo asado de Estella y las cerezas de Ciriza. Todos estos alimentos, y otros muchos más, satisfacen a quien los prueba y además le incitan a repetir.Además de la carne de vacuno y porcino, es digna de mención la caza, entre la que destaca la paloma, el corzo, liebre, perdiz y codorniz. Durante los últimos tiempos, la cocina navarra ha introducido una novedad que ha significado un gran éxito: el pato de engorde de la comarca de Aranaz, que produce un foie-gras excelente.

Cocina navideña de Navarra

De la huerta y el campo a la mesa, así es la propuesta más tradicional de Navarra. Productos sanos y naturales como los espárragos, las alcachofas o el cardo son esenciales. Los primeros muchas veces se comen en los entrantes y sin condimentos. Las alcachofas se cocinan de muchas maneras, pero quizá la opción más navideña se prepara con almejas. Mientras, el cardo con almendras es casi un icono de estas fiestas.  De los dulces,  son muy populares las compotas de frutas escarchadas y las almendras garrapiñadas.

O que fazer

Outras receitas que podem lhe interessar