Travel Safe

Consejos para viajar seguro Últimas noticias
Turista fotografiando la Basílica del Pilar en Zaragoza, Aragón

Zaragoza en dos días

Zaragoza

La ciudad del Pilar


Elegir Zaragoza como destino para una escapada urbana es un acierto seguro. Aquí encontrarás la mejor manera de descubrir la ciudad en dos días y un sinfín de ideas para tu próxima visita. Recorrerla a pie es fácil, la mayor parte de sus atractivos turísticos se ubican en el Casco histórico, uno de los más extensos de España. Y es en el casco histórico donde comenzamos esta ruta por Zaragoza en dos días:

DÍA 1

Si es tu primera vez en Zaragoza, dedica el primer día a conocer el casco histórico y los alrededores de la plaza del Pilar.

Visitas imprescindibles: Basílica y la Seo

Visitas imprescindibles hay muchas, imperdonables hay dos, las dos catedrales de Zaragoza: la Basílica de Nuestra Señora del Pilar y la catedral del Salvador. En la Basílica del Pilar presta atención a los detalles del retablo mayor del siglo XVI, las obras de Goya, la torre-mirador de San Francisco de Borja y, por supuesto, la hermosa talla de la Virgen del Pilar.

Cercanos a la Basílica del Pilar destacan otros edificios emblemáticos de la ciudad: la sede principal del Ayuntamiento de Zaragoza, la Lonja de mercaderes, el cenotafio de Goya, el palacio arzobispal con el Museo Alma Mater y el Museo del Foro de Caesaraugusta. El segundo imprescindible es la Catedral del Salvador, templo principal de la ciudad y joya del arte mudéjar aragonés, en cuyo interior se encuentra el magnífico Museo de Tapices flamencos.

El placer de comer en Zaragoza

En Zaragoza podemos elegir entre una multitud de restaurantes, tabernas y bares para disfrutar de la gastronomía local, desde las tapas más tradicionales hasta las creaciones más innovadoras. También podemos elegir entre una comida al uso o un circuito de tapeo por las zonas más destacadas: el Tubo, la plaza San Miguel, la zona de la Magdalena, la plaza Santa Marta, el Mercado Central, la plaza San Francisco y muchas más. Zaragoza es una gran ciudad, con mucha actividad social y animación constante. Sus calles siempre llenas invitan a disfrutar en las terrazas del rico sabor de las tapas.

Izquierda: Plaza del Pilar / Centro: Museo del Teatro Caesaraugusta © Hydra Viridis / Derecha: Patio de la Infanta en Zaragoza, Aragón © Renata Sedmakova

Tarde de cultura y ambiente

Sin salir del casco histórico podemos seguir disfrutando de la historia de Zaragoza visitando los vestigios romanos de la antigua Caesaraugusta en los museos del Puerto, el Teatro, el Foro o las Termas. Pero también podemos decantarnos por otros estilos artísticos en los museos de autor: la maestría de Francisco de Goya en el Museo de Goya, el vanguardismo de Pablo Gargallo en el Museo Pablo Gargallo, ubicado en el palacio renacentista de los condes de Argillo, o el genio de Pablo Serrano en el Instituto Aragonés de Arte y Cultura Contemporáneos, IAACC Pablo Serrano. También podemos elegir entre los numerosos espacios culturales, salas de exposiciones y monumentos musealizados disponibles en la ciudad para satisfacer nuestra curiosidad cultural: el Museo de Zaragoza (con piezas arqueológicas de la provincia de Zaragoza y una importante colección de Goya, entre otras piezas), el Museo de Ciencias Naturales, el Patio de la Infanta (estancia de la antigua Casa-palacio Zaporta), el Caixaforum o la Real Maestranza de Caballería, entre otros.   Nos alejamos ahora del centro de la ciudad, con el tranvía o un agradable paseo, hasta llegar al parque Grande Jose Antonio Labordeta, el parque principal de Zaragoza. Un espacio que destaca por sus ambientes diversos diseñados con detalle, así como sus fuentes, terrazas y miradores. Entre sus calles y jardines es posible disfrutar de eventos, música en directo, exposiciones temporales o incluso festivales como Zaragoza Florece.

Noche de tapas

En Zaragoza podemos elegir entre diferentes zonas para tomar una suculenta cena de tapas. Ya sea en la bonita plaza San Francisco, en la calle Bretón, en el barrio Delicias o en la Bombarda, en San José, en Torrero o incluso de vuelta en el casco histórico con el Tubo, la Magdalena, San Miguel, etc. En cualquiera de estas zonas podremos disfrutar del ambiente nocturno de las terrazas y de la fusión gastronómica de tradición y vanguardia.

Barrio del Tubo en Zaragoza, Aragón

DÍA 2

Comenzamos el segundo día a la orilla del Ebro, junto a la muralla romana de Caesaraugusta.

Caminando por la ribera del Ebro

Desde lo alto del Torreón de la Zuda, en el mirador de las cuatro culturas, podemos apreciar la grandeza de la obra romana, la majestuosidad de la plaza del Pilar, la belleza modernista del Mercado Central y el amplio cauce del Ebro a su paso por Zaragoza. Paseando por la ribera del Ebro llegamos hasta otra joya imprescindible de Zaragoza, el Palacio árabe de la Aljafería. Esta obra del siglo XI constituye una de las construcciones islámicas más septentrionales de Europa. Su carácter fortificado en el exterior se opone a la deslumbrante belleza de su artesanía interior: su arte mudéjar declarado Patrimonio Histórico de la Humanidad por la UNESCO, el sobrecogedor mirhab, sus arcos alveolados, el patio de los naranjos, el salón dorado y la solemnidad del hemiciclo de las Cortes de Aragón, cuya sede es este ‘Palacio de la Alegría’.  

Izquierda y Centro: Aljaferia / Derecha: Torre del Agua en Zaragoza, Aragón

Un paseo por la naturaleza

Salimos del palacio y vamos al encuentro del río Ebro para llegar, en su otra orilla, al mayor espacio natural de Zaragoza: el Parque Metropolitano del Agua Luis Buñuel. Tras su acondicionamiento como recinto de la Expo Zaragoza 2008, el meandro natural del Ebro a su paso por Zaragoza se ha convertido en un espacio verde de naturaleza agreste situado a pocos minutos del centro de la ciudad. En el interior del antiguo recinto Expo aún puede disfrutarse del contraste creado por los modernos edificios construidos con motivo de la Exposición Universal, como la torre del agua, el hermoso pabellón puente de Zaha Hadid o el Acuario fluvial, y la selvática naturaleza de la flora ribereña del Ebro. Para hacer un descanso y recuperar fuerzas podemos disfrutar de una relajante comida con vistas a la naturaleza desde uno de los establecimientos con terraza, distribuidos a lo largo del parque o incluso en la azotea del Acuario. Por la tarde podemos aprovechar para conocer la fauna del Acuario fluvial, con animales procedentes de los mayores ríos de los cinco continentes: el Nilo, el Mekong, el Amazonas, el Murray-Darling y, por supuesto, el Ebro. Para acabar el día con la mejor de las imágenes, nos dirigimos de nuevo hacia la Basílica por la orilla izquierda del Ebro. A nuestro paso por la ribera podremos disfrutar de hermosas panorámicas de los edificios cercanos al cauce del río. Desde los diferentes puentes que cruzan el Ebro (el Puente de Piedra y el mirador de San Lázaro, el puente de Santiago o el puente de la Almozara) podemos capturar las mejores imágenes de despedida de Zaragoza, con la Basílica del Pilar, el ayuntamiento y la Lonja reflejados sobre el río.

Atardecer en Zaragoza, Aragón
Visitas imprescindibles

Qué ver


Consejos y recomendaciones

Ten en cuenta

En la oficina de turismo podrás contratar rutas guiadas por la ciudad. El bus turístico es una buena opción para moverse por los puntos de mayor interés. Zaragoza es una ciudad muy llana, por lo que recorrerla en bicicleta puede ser muy agradable. Infórmate de los lugares de alquiler en la oficina de turismo.

Descubre más sobre...