Actualidad COVID-19

Consejos para viajar seguro
Plato de diseño: pescado blanco y marisco

Comer rico, saludable y 100 % español

none

Comidas de España para cuidarse

La comida española es imagen de la dieta mediterránea en el mundo. Una comida sana, llena de sabor y basada en el consumo de aceite de oliva, vegetales y productos de temporada.  Te damos algunas propuestas para saborear esta gastronomía declarada Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

  • Gazpacho y salmorejo de diferentes variantes

    Gazpacho y salmorejo

    Platos típicos de Andalucía y fijos en casi cualquier casa de España en verano. El tomate es el principal ingrediente de estas sopas frías y el aceite de oliva virgen extra al gusto, el toque explosivo de sabor. El gazpacho es más líquido y puede incorporar pepino o pimiento. El salmorejo, más espeso, se condimenta con jamón curado al emplatar.

  • Pinchos de tortilla española

    Tortilla española

    Es fácil de preparar. Es versátil para presentar. Y, sobre todo, es sabrosa al comer. Se trata de una de las recetas españolas más internacionales y sienta bien en cualquier comida. El truco de su cocina está en la textura de las patatas, la esponjosidad del huevo y su preparación con aceite de oliva. Para degustarla, pan o picos son compañeros indispensables.

  • Diferentes tipos de paella española

    Paella

    Bandera culinaria de la Comunidad Valenciana. Se cocina en una sartén específica (llamada paellera o también paella), su ingrediente principal es el arroz y podrás saborear muchas variedades distintas. Eso sí, la paella valenciana más popular siempre tiene pollo, conejo, garrofó (una judía de la zona), azafrán y aceite de oliva. Un consejo para elegir una rica paella, la tradicional se cocina sobre fuego de leña. Y una advertencia, a un valenciano nunca se le vence discutiendo sobre paella. Es mejor rendirse y que te invite a saborear la que él prepara.

  • Escalivada

    Escalivada

    Tipo de ensalada popular en Cataluña y que potencia el sabor de verduras y hortalizas. ¿Cómo? Se cocinan asadas a la brasa o al horno, obteniendo todo el jugo de las berenjenas, pimientos, cebollas, patatas y alcachofas. Finalmente se combinan en el plato y se aliñan con aceite de oliva virgen extra y, según el comensal, con vinagre.

  • Almejas, pulpo a feira y caldereta de marisco

    Mariscos

    España está prácticamente rodeada  de mar y eso tiene ventajas también en la cocina. Abundan los pescados y mariscos llenos de sabor. Nos encantan cocidos, preparados de forma simple pero que potencian su sabor. Sobresalen en Galicia, pero la costa de Andalucía, Región de Murcia, Comunidad Valenciana, Cataluña y Baleares también tienen género sobresaliente. Algunas recomendaciones para tu viaje: una mariscada, unas almejas a la marinera, pulpo a feira o una caldereta de marisco (si además es con vistas al Mediterráneo, la experiencia es sublime).

  • Pisto al estilo manchego

    Pistos y tumbets

    La huerta como protagonista y el aceite como compañero. Son sofritos de verduras y hortalizas entre las que es habitual encontrar cebollas, berenjenas,  calabacines, tomates, pimientos o ajos. Una de las recetas más conocidas de pisto es la de Castilla – La Mancha, donde frecuentemente el plato se completa con un huevo frito. El tumbet es típico de las Islas Baleares. La alboronía de Andalucía o la sanfaina de Cataluña y la Comunidad Valenciana son también similares.    

  • Ventresca de atún, tapa de anchoa y bocartes del cantábrico

    Pescados azules

    Las anchoas, el atún, las sardinas, los boquerones o bocartes, las caballas… Son sólo algunos de los pescados azules típicos en España. Son de los alimentos con mayor concentración de ácidos Omega-3 y se recomiendan para cuidar la salud cardiovascular. Aquí encontrarás algunas preparaciones muy típicas. Por ejemplo, los espetos de sardinas de Málaga, las conservas de anchoas de Cantabria, el marmitako de bonito del norte, el atún encebollado del sur, los boquerones en vinagre…

  • Frutas y verduras propias de la dieta mediterránea

    Frutas

    Si vienes a España, estás en la huerta de Europa. Así que puedes aprovechar para saborear fruta casi cogida del árbol. Para ir en sintonía con la tierra, anota el calendario: en otoño, es momento de las manzanas, las peras o las uvas; en invierno, los cítricos como naranjas y clementinas o frutos exóticos como la chirimoya o el kiwi; en primavera, llega la explosión de sabores de las fresas, las cerezas y los nísperos; y en verano, sobresalen melones, sandías y ciruelas. Por su parte, en Canarias es muy habitual preparar jugos a base múltiples frutas, pero destacan sus plátanos.