Travel Safe

Consejos para viajar seguro Últimas noticias
Senderista en el Parque Nacional de Aigüestortes cerca de los lagos del Circ de Colomers en Lleida, Cataluña

Las rutas más concurridas de España para viajar a solas

none

Las rutas más concurridas de España para viajar a solas


Una de las mayores sorpresas que tiene viajar solo es la gente que puedes conocer a lo largo del camino. Por eso, puede ser útil recopilar algunas de las rutas más transitadas y más conocidas por los viajeros en España. Estos trayectos se pueden disfrutar tanto si eres todo un experto del senderismo como si es de tus primeras veces. Sea como sea, ¡ojalá alguna de estas rutas te motive a dedicarte tu propio viaje!

  • Vía Verde La Senda del Oso, Asturias

    La Senda del Oso fue una antigua vía férrea que actualmente está asfaltada, pero aún se conservan los túneles de piedra por los que pasaba el ferrocarril. Esta ruta transcurre por los pueblos de la comarca de los Valles del Oso, por lo que ofrece distintos puntos de partida y caminos a elegir durante el recorrido. Una de las rutas más frecuentadas es la que va desde el pueblo de Entrago hasta Buyera (18 kilómetros), además, ¡cerca de Buyera puedes visitar el cercado de las osas Paca y Tola!  ¿Aún tienes ganas de más trote? La ruta se puede ampliar hasta 58 kilómetros, por eso es común encontrar muchos ciclistas durante el recorrido. En la Senda del Oso te espera un camino de bosques habilitado para sus caminantes y ciclistas con zonas de pícnic, fuentes y puentes que pasan sobre varios de los ríos de la comarca e increíbles desfiladeros.

  • Ruta de los Pantaneros de Chulilla, Valencia

    Esta ruta comienza y termina en Chulilla, un bonito pueblo blanco de Valencia. Durante aproximadamente 10 kilómetros (entre ida y vuelta) podrás probar lo emocionante que es cruzar el río Túria por los puentes colgantes de madera que hay en su cañón, entre paredes de más de 80 metros de altura.  Y todavía te quedaría por descubrir el paraje natural de Los Calderones y la presa del pantano de Loriguilla. Desde allí, podrías empezar tu regreso a Chulilla por el mismo camino que recorrían a diario los obreros que construyeron el embalse en los años 50. 

  • Vista del monasterio de Santo Estevo de Ribas de Sil en Ourense, Galicia

    Ruta de los Monasterios, Galicia

    La Ribeira Sacra atesora una variedad de rutas que invitan a preparar la mochila y respirar aire puro. La Ruta de los Monasterios es una de ellas. Un punto de encuentro para el arte, la historia, la naturaleza y aquellos caminantes que quieran descubrir los escenarios naturales que ponen fondo a cada uno de los monasterios medievales de este recorrido. Como, por ejemplo, las vertiginosas vistas a los acantilados del cañón del río Sil.Esta ruta puede llegar hasta los 72 kilómetros, así que, si no estás acostumbrado a recorridos de varios días, puedes escoger solo algunos de sus tramos.

  • Vista del lago Mayor y del refugio de Colomers en Lleida, Cataluña

    Ruta de los Lagos del Circ de Colomers, Lleida

    Imagina andar sin prisa por los Pirineos catalanes y encontrar un rincón donde se abra uno de sus lagos, algunos de ellos como auténticos espejos de agua. Aunque el recorrido puede ser más duro que los anteriores, la ruta de los siete lagos del Circ de Colomers es de las más visitadas del Valle de Arán. Este recorrido te llevará a descubrir a pie el valle de Aiguamoix y los siete lagos, ¿sabías que su agua proviene de los glaciares del Pirineo?La ruta se extiende durante 16 kilómetros y suele llevar una media de siete horas de camino. Pero, si sigues las señalizaciones amarillas, existe una alternativa más corta que te ocuparía la mitad de ese tiempo y que te guiaría por cuatro de los lagos.

  • Senderistas caminando en la Ruta del Cares en Poncebo, Asturias

    Ruta del Cares (o “La Divina Garganta”), Picos de Europa

    La Ruta del Cares es una de las más transitadas en España, y no es de extrañar al ser parte del famoso Parque Nacional de los Picos de Europa. Esta senda une los pueblos de Poncebo (Asturias) y Caín (León) durante 24 kilómetros, entre ida y vuelta. Adéntrate en los desfiladeros de los Picos de Europa, impresionantes lo mires por donde mires: hacia arriba te verás rodeado por las paredes de sus imponentes cumbres, y, si miras hacia abajo, tendrás vistas del curso del río Cares acompañándote durante todo tu trayecto. 

Descubre más sobre...