Travel Safe

Consejos para viajar seguro Últimas noticias
 Charco Azul cerca de Chulilla en Valencia, Comunidad Valenciana

Ruta de los Pantaneros de Chulilla

Chulilla

Valencia-València

Puentes colgantes en las hoces del río Turia


El bonito pueblo de Chulilla -a solo 45 minutos de Valencia capital- de blancas y estrechas calles es el punto de partida de esta ruta. Los poco más de 500 habitantes de la localidad ven a diario cómo los excursionistas se acercan para recorrer sus senderos. Uno de las más populares es el de la Ruta de los Pantaneros. Descubre este recorrido circular que te llevará hasta el Embalse de Loriguilla a través del cañón de las Hoces del río Turia, cruzando espectaculares puentes colgantes de madera.

Panorámicas increíbles

Antes de comenzar la ruta, la mañana puede empezar con un buen desayuno en la plaza de la Baronía para después subir hasta el Castillo de Chulilla y sorprenderse con la bellísima perspectiva que ofrece uno de los puntos más elevados del pueblo. Igual de fascinantes son las vistas que hay desde los miradores situados al inicio de la ruta: el de Compuertas (desde donde se observa la obra hidráulica de principios del siglo XX que regula el caudal del río) y el de la Carrucha, que permite apreciar el Charco Azul (un idílico lago que parece una piscina natural) y el Salto, el mayor estrechamiento del cañón del Turia.

"Una curiosidad: la ruta coincide con el camino que realizaban los obreros de Chulilla que construyeron el Embalse de Loriguilla en los años 50 para desplazarse desde la población hasta su lugar de trabajo."

Siguiendo el sendero te encontrarás con un cautivador paraje con una pequeña cascada. Relájate con los sonidos y las vistas de la naturaleza de los Calderones: una profunda garganta con paredes de más de 80 metros de altura.

Panorámica de Chulilla y los barrancos de los alrededores en Valencia, Comunidad Valenciana

Caminando por las alturas

La ruta continúa bordeando la parte superior del desfiladero y cruzándolo de un lado a otro mediante dos puentes colgantes, sin duda uno de los momentos más especiales del recorrido. El primero, con una altura de 15 metros sobre el río y una longitud de 20 metros, puede que te dé algo de vértigo al cruzarlo, pero es muy seguro. El otro es más largo, de unos 28 metros de longitud y poco más de 5 metros de altura. Ambos fueron reconstruidos en el 2013 ya que los originales desaparecieron con la gran riada del Turia que inundó Valencia en 1957.

Varias imágenes de puentes colgantes sobre el río Turia cerca de Chulilla en Valencia, Comunidad Valenciana

Un lugar privilegiado para la escalada

El resto del camino hasta llegar al embalse transcurre por un sendero estrecho lleno de vegetación, donde los excursionistas pueden disfrutar de diferentes ambientes como el bosque de ribera o el matorral mediterráneo. Por el camino se conservan restos históricos de otros tiempos como las ruinas de la Ermita de San José de los Gancheros, del siglo XVIII, lugar de acogida de los madereros en el pasado. Además, si tienes suerte, podrás disfrutar del espectáculo de los escaladores caminando en vertical por las altas paredes del cañón, ya que la escalada es otro de los grandes atractivos de este lugar. Al llegar al embalse de la Loriguilla, descansa y recupera fuerzas con un tentempié antes de iniciar el regreso, que se realiza por el mismo camino, hasta Chulilla.

Consejos y recomendaciones

Cómo acceder

La ruta de los Puentes Colgantes de Chulilla se realiza desde el mismo pueblo, al que puedas llegar por la A-3 desde la ciudad de Valencia (a unos 60 kilómetros).

Pueblo de Chulilla en Valencia, Comunidad Valenciana

A tener en cuenta

Es muy recomendable antes de iniciar el sendero pasar por la oficina de turismo de Chulilla para obtener toda la información.

Esta ruta puede hacerse en cualquier época del año. Aunque si viajas en verano, evita las horas más intensas de sol.

Si hay mucha gente en el recorrido, cede el paso y detente si fuera necesario. Los puentes colgantes hay que cruzarlos por turnos.

Si vas a realizar la ruta con niños, es necesario tomar precauciones en los 50 primeros metros, ya que son los más dificultosos.

¿Qué otras rutas puedes hacer?

Algunas de las más recomendables son la del Charco Azul (donde darte un buen baño en verano), la de la Cueva del Gollisno o la de las pinturas rupestres del Paleolítico. 

Qué hacer

Que más puedes ver cerca