Actualidad COVID-19

Consejos para viajar seguro
Interior del Mercado San Miguel, Madrid

Mercados gastronómicos de día y… ¡de noche!

none

Tapas gourmet y ocio ‘non-stop’ en edificios históricos

La lluvia aparece sin avisar en nuestro viaje. Es el momento de buscar un plan alternativo a ese paseo al aire libre por la ciudad que teníamos pensado para la tarde-noche ¿Qué tal unas tapas de autor mientras disfrutamos de música en directo en el interior de un edificio modernista? Los gastromercados son ya una tendencia internacional muy consolidada. Y a ese sugerente cóctel de compras, ocio, gastronomía y arquitectura histórica España puede aportar algunos de los mercados cubiertos más bonitos de Europa. El ritmo en estos mercados es continuo y, de la agitada actividad de venta de productos frescos en las primeras horas del día es posible pasar a relajadas charlas entre amigos, degustaciones y eventos culturales que se prolongan hasta la madrugada. Podríamos hablar de muchos más, pero aquí va una selección de diez de los gastromercados más interesantes que podrás encontrar en nuestro país. 

  • Mercado Colón, Valencia

    Mercado de Colón, Valencia

    Destacado ejemplo de la arquitectura modernista, el Mercado de Colón está declarado a su vez Monumento Nacional. Bajo sus esbeltos pilares de 1916 tienen cabida puestos de productos frescos de primera calidad, cafeterías, pubs, “horchaterías” –locales especializados en la horchata, bebida típica de Valencia a base de chufa- y restaurantes en los que predomina la cocina mediterránea pero siempre con un toque de fusión entre tradición y vanguardia. Además, los segundos domingos de cada mes se habilita una amplia zona de zoco con puestos itinerantes de moda, decoración y artesanía. Un nuevo concepto de shopping a menudo amenizado con jazz en vivo.

  • Mercado Ribera, Bilbao

    Mercado de La Ribera, Bilbao

    Una parada habitual de los tours gastronómicos organizados que se llevan a cabo en la ciudad de Bilbao es el Mercado de la Ribera. Se trata de uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad, de 1928, 10.000 metros cuadrados y estilo art decó. Como muchos otros mercados históricos también se ha reinventado y, conservando sus grandes vidrieras originales, cuenta hoy con un café-teatro con una de las mejores terrazas sobre la ría y una “Gastro Plaza” en su primera planta ¿Unas rondas de pintxos y los mejores sabores de la cocina vasca mientras asistimos a un festival de blues, jazz o rock? ¿Talleres y demostraciones para aprender trucos de cocina de la mano de profesionales? ¿Decenas de referencias de cervezas artesanas e internacionales? Bienvenid@ al mercado cubierto más grande de Europa.

  • Exterior Mercado de San Miguel

    Mercado de San Miguel, Madrid

    Convertido en todo un símbolo de la capital, el Mercado de San Miguel reúne tal variedad de establecimientos que la sorpresa está garantizada. Puestos especializados en marisco, ostras, caviar o pescado fresco, en los que es posible elegir el producto y que nos lo cocinen al instante; vistosos expositores de frutas donde elaboran batidos naturales a la carta; diseño de platos con flores comestibles… y hasta una librería gastronómica y otros rincones donde comprar regalos de última hora, productos gourmet e incluso cosméticos. Es de los pocos edificios de la arquitectura del hierro que se conserva en Madrid, tiene más de 100 años de historia a sus espaldas y está ubicado en un sitio estratégico, junto a la Plaza Mayor.

  • Collage de imágenes del Mercado Lonja del Barranco, Sevilla

    Lonja del Barranco, Sevilla

    En pleno centro turístico de Sevilla, junto al barrio de Triana, se alza este edificio histórico diseñado por Gustave Eiffel. Utilizado como lonja y mercado mayorista de pescado entre 1883 y 1970, es el único mercado de hierro que sigue en pie en la ciudad. Hoy, la Lonja del Barranco es un lugar de encuentro para el ocio, la cultura y la gastronomía a orillas del río Guadalquivir en el que se pueden encontrar más de 150 propuestas culinarias repartidas en una veintena de establecimientos.

  • Estación Gourmet, Valladolid

    Estación Gourmet, Valladolid

    Exhibiciones de cocina creativa, catas, cenas con espectáculo y hasta una escuela gourmet… Estos antiguos almacenes ferroviarios tienen tanta actividad como la estación de trenes de alta velocidad junto a la que se ubican. Las tapas que circulan por la Estación Gourmet de Valladolid dicen que crean tendencia en la ciudad, al igual que su cómodo sistema de cheque-degustación para canjear por los siete platos que más nos gusten de todos los locales del mercado.

  • Mercado Victoria, Córdoba

    Mercado Victoria, Córdoba

    Una demostración de “pisada” de uva –técnica tradicional en la elaboración del vino-, un certamen de pintura, cursos de bailes de salón... este mercado gastronómico, el primero abierto en Andalucía, mantiene la esencia de edificio de hierro forjado destinado a eventos y actividades culturales desde su construcción en 1877. La oferta gastronómica consta de puestos especializados en salmorejo, empanadas, patatas asadas, brochetas, embutidos ibéricos, “pescaíto” frito… y una buena selección de cocina internacional. Su ubicación es inmejorable, a un paso del casco histórico de Córdoba, declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO.

  • Collage de imágenes del Mercado San Agustín, Toledo

    Mercado de San Agustín, Toledo

    Este mercado gastronómico de decoración interior y juego de luces de vanguardia está construido sobre restos arqueológicos y conserva su fachada original. A sus 1.400 metros cuadrados distribuidos en cinco plantas hay que añadir una amplia terraza y un espectacular jardín vertical. Se ubica junto a la plaza de Zocodover y es ya un imprescindible de la vida social de la ciudad.

  • Mercado de Santa Caterina, Barcelona

    Mercado de Santa Caterina, Barcelona

    Un gran tejado ondulado con mosaicos de cerámica multicolor que representan frutas y verduras sobre una estructura de madera que respeta la fachada neoclásica original. Así es este original mercado del barrio de La Ribera de Barcelona. Remodelado en 2005 por los arquitectos Enric Miralles y Benedetta Tagliabue, Santa Caterina está en pie desde 1845. En su interior se alternan puestos de productos frescos de todo tipo, espacios gourmet, aceites y conservas de primera calidad y una importante oferta gastronómica que incluye opciones vegetarianas y orientales.

  • Mercado Puerto Las Palmas

    Mercado del Puerto, Las Palmas de Gran Canaria

    Bajo un edificio modernista, con estructura arquitectónica de hierro forjado diseñada por el equipo de Gustave Eiffel en 1891, se puede disfrutar actualmente de los sabores más representativos de la cocina canaria, como las famosas papas con mojo. La fórmula: elegir producto fresco, probar y pedir que nos lo cocinen al momento está muy extendida en este espacio rendido al ocio y el buen comer.

  • Mercado Abastos Cádiz

    Mercado Central de Abastos, Cádiz

    Las antiguas columnas de este mercado tradicional, de día, conviven a la perfección con el moderno espacio gastronómico que ambienta hoy sus soportales. El Mercado Central de Abastos se ha convertido en espacio de moda para “tapear” en la ciudad de Cádiz desde la hora del aperitivo y hasta pasada la medianoche. Carne al carbón, mariscos, pescados, comida vegana, sushi… Además de por su apetecible oferta gastronómica este monumental edificio recrea la autenticidad de las gentes de Cádiz.