Travel Safe

Consejos para viajar seguro Últimas noticias
Cueva de Chufín en Riclones, Cantabria

Viaje a los orígenes: las cuevas prehistóricas visitables de Cantabria

Cantabria

Conocer cómo fueron las primeras expresiones artísticas del hombre es una experiencia única. Así que, si eres de esas personas curiosas por averiguar cuándo y cómo empezó todo, sigue leyendo; porque en las cuevas prehistóricas de Cantabria, al norte de España, tienes algunas de las respuestas.

  • Detalle de bisonte de la Cueva de Altamira en Santillana del Mar, Cantabria

    Cueva de Altamira

    Declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO en 1985, posee uno de los conjuntos pictóricos más importantes de la Prehistoria e incluso ha recibido el nombre de “Capilla Sixtina del arte cuaternario”. Su gran conjunto de bisontes o sus manos en la roca le han dado fama mundial. Para preservar su conservación, no está permitida su visita, pero puedes adentrarte en una réplica -la Neocueva del Museo de Altamira- situada a pocos metros de la original. Altamira marcó un punto de inflexión y desde mediados de los 80 muchas cuevas prehistóricas han sido declaradas Patrimonio Mundial. Algunas, como estas que figuran a continuación, son visitables y son consideras un auténtico tesoro.

  • Lago artifical de la Cueva de Chufín en Riclones, Cantabria

    Cueva de Chufín

    Fue habitada por los hombres hace unos 18.000 años y la encontrarás en la preciosa zona del valle del río Nansa. Al visitarla pasarás por su amplio vestíbulo (con numerosas pinturas de ciervas o un bisonte) y a continuación por una zona de techo bajo para llegar a una amplia sala con las representaciones artísticas más llamativas y un lago de gran belleza.  Para llegar, hay que acceder por la carretera CA-181 y tomar el desvío a la localidad de Riclones. A partir de allí, varias indicaciones te llevarán a la entrada de la cueva. Según cuenta la leyenda, Chufín, el personaje que le da nombre, escondió dentro de la cueva un valioso tesoro. Nadie fue capaz de encontrarlo nunca. Sin embargo, lo que seguro encontrarás son maravillosas pinturas de color rojo; tanto en el techo, como en los grabados exteriores del vestíbulo. 

  • Cueva de Hornos de la Peña en Peña de los Hornos, Cantabria

    Cueva de Hornos de la Peña

    Si quieres conocer el hogar de los últimos neandertales del norte peninsular y los primeros homos sapiens de Cantabria, esta cueva prehistórica es tu destino. Recibe a sus visitantes con el grabado de un gran caballo. De hecho, es de los pocos grabados que aún se conservan en una zona exterior. Los expertos han deducido que la cueva fue poblada hace unos 14.000 años. Para poder ver en primera persona una pintura que representa una figura humana con facciones animales (que recuerda a lo chamánico y religioso), debes llegar a la localidad de San Felices de Buelna (CA-170). Desde allí, a la altura de Barrio de Rivero, hay que tomar la carretera dirección a Barrio de Tarriba. Una vez se llega a este pueblo, hay que seguir durante casi dos kilómetros una pista que conduce al Monte Tejas, donde se ubica la Peña de los Hornos. 

  • Vista exterior de la cueva de El Castillo en Puente Viesgo, Cantabria

    Cueva de El Castillo

    Una de las primeras páginas sobre la Prehistoria se escribió gracias a evidencias encontradas en este lugar, y es que existen pruebas que demuestran que esta cueva fue habitada hace nada más y nada menos que 150.000 años. Ha sido además clave para poder secuenciar la Prehistoria en las cuatro etapas que se conocen en la actualidad. En el Monte del Castillo, junto al río Pas, se ubican un total de cuatro cuevas prehistóricas.  La variedad de grabados de su interior es muy amplia: huellas humanas, pinturas de ciervos y caballos, así como símbolos cuyo significado se desconoce. Además, la diversidad de estilos, temáticas y técnicas pictóricas es lo que hace que esta cueva sea única en toda España. Se accede desde la N-623 (Puente Viesgo), tomando la carretera CA-730 hacia las cuevas del Monte Castillo. Tras un kilómetro y medio, se llega al aparcamiento por donde se accede andando unos 70 metros al Centro de Interpretación.

  • Vista panorámica de una sala de la Cueva de Las Monedas en Puente Viesgo, Cantabria

    Cueva de Las Monedas

    Ubicada también en el Monte del Castillo, contiene indicios de su ocupación en la época del Paleolítico. Aparte de sus dibujos de algunos de los últimos animales prehistóricos que habitaron la cornisa cantábrica, te sorprenderán las formaciones calcáreas como estalactitas, columnas, coladas de colores o cinas estalagmitas. Esta cueva se encuentra a escasos 600 metros de la de El Castillo. 

  • Cueva de El Pendo en Escobedo, Cantabria

    Cueva de El Pendo

    Descubierta en el año 1878, se sacaron a la luz algunas maravillas artísticas como un bastón de mando, un hueso con dibujos de caballos o grabados de aves y caballos en las paredes. El hallazgo de esta cueva resultó fundamental para poder estudiar el arte paleolítico del sur de Europa. Para conocer sus tesoros históricos de primera mano, una vez que se llega a la localidad de Revilla de Camargo (CA-623), hay que coger el desvío por la CA-240 a Puente Arce. A la altura de Escobedo de Camargo, hay que tomar la dirección hacia el barrio de El Churi donde se ubica la cueva.

  • Vista de una galería de la Cueva de Covalanas en Ramales de la Victoria, Cantabria

    Cueva de Covalanas

    En la misma localidad de Ramales de la Victoria, te vas a enamorar de las vistas que hay desde la entrada a esta cueva. Y es que su boca sirve como mirador desde el cual pueden verse los valles de los ríos Calera y Gándara. Fue la segunda cueva en descubrirse en la cornisa cantábrica tras la de Altamira y te quedarás verdaderamente impresionado viendo sus formaciones de piedra y sus grabados de animales formados por puntos, líneas y una gran cantidad de símbolos. 

Recuerda que puedes reservar de manera online la entrada para conocer estas cuevas. Elige la que quieres visitar o mejor, haz un itinerario por algunas de ellas. 

Descubre más sobre...