Actualidad COVID-19

Consejos para viajar seguro
Velero en Mallorca

Ruta en velero por las Islas Baleares

velero-baleares

Conoce las Islas Baleares a bordo de un velero

Si mencionamos “Baleares” enseguida imaginamos una estampa típica en la que a todos nos gustaría estar: calas de aguas turquesas en pleno Mediterráneo y rodeadas de bosques mediterráneos en las que quieres que se pare el reloj. Y es que Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera (las islas más grandes del archipiélago) parecen estar hechas para disfrutar del tiempo, del mar y de la navegación. Son muchas las estrellas de cine, los deportistas o los grandes personajes de la realeza que las han elegido y las eligen para pasar sus vacaciones o incluso para tener su segunda residencia. De hecho, es habitual encontrar a celebrities disfrutando del verano y navegando en su yate por Baleares. Y tu, ¿cuándo vienes?

Mallorca

Por su tamaño, para muchos es complicado recorrer toda la isla en una semana, así que quizá prefieras decidirte por una zona o dedicar a la misma dos semanas.

Desplazamiento: En barco / Duración: 1 semana

El litoral mallorquín te espera con multitud de playas y zonas de fondeo. Encontrarás puertos y clubes náuticos repartidos por toda la costa y empresas dedicadas al alquiler de embarcaciones. A la hora de navegar por Mallorca quizá te interese saber que las corrientes son escasas y el viento más importante de la isla es la tramontana del NW. Durante los meses de verano aconsejan recorrerla en sentido contrario a las agujas del reloj para aprovechar mejor sus vientos.

Cabo Formentor en Mallorca

Día 1. Palma de Mallorca

Es la capital de Mallorca y parada obligada en el viaje. De hecho, es un destino tan completo, que muchos eligen esta ciudad para pasar todas sus vacaciones. Si atracáis en Palma y en el caso de que sólo dispongas de un día para visitarla, te vendrá bien saber que hay algunos lugares imprescindibles. En primer lugar, dando un agradable paseo dirígete hasta su impresionante Catedral gótica (el famoso arquitecto Gaudí fue el encargado de su reforma. También te llamará la atención el original trabajo de Miquel Barceló en la capilla el Santísimo). Desde aquí (y tras contemplar la panorámica de la bahía y del Parque del Mar), te gustará conocer el Palacio de la Almudaina, el Palacio Episcopal y el Ayuntamiento para acabar en la antigua lonja de mercaderes.  Algo más alejado está el Castillo de Bellver. Sólo por las vistas, la visita a este monumento que protege la ciudad desde el siglo XIV merece la pena. A los amantes de la cultura les gustará saber que también cuentan con la opción de visitar el Museo de Arte Contemporáneo Es Baluard, el Palau March y su museo y la Fundació Pilar i Joan Miró. Y los que prefieren las compras, que dirijan sus pasos hacia el Borne, calle Unió, la Plaza Weyler y Jaume III. Y si antes de subir de nuevo al velero tienes tiempo y ganas de playa, date un chapuzón en alguna de las playas de la ciudad como la famosa Playa de Palma, con multitud de tiendas, restaurantes y discotecas.

Catedral de Santa María en Palma de Mallorca

Día 2. Este de la isla

Saliendo del puerto de Palma de Mallorca, puedes dirigirte a uno de los puntos más turísticos del este de la isla, la zona de Porto Cristo (tienes varias opciones de amarre como el Club Náutico Porto Cristo), ya que aquí encontrarás las famosas Cuevas del Drach, que esconden en su interior un lago subterráneo (la visita incluye una pequeña exhibición de música clásica y un paseo en barca por el lago). Muy cerca está la ciudad de Manacor. Si continúas hacia el norte por la costa también puedes visitar las Cuevas de Artà y acercarte después hasta Capdepera, donde te gustará el Castillo y la Torre de Canyamel. Muy cerca está Cala Ratjada, en la zona más oriental de la isla. De hecho, desde la zona de su faro contemplarás unas vistas impresionantes y en los días claros hasta podrás ver Menorca. Aquí también tienes varias opciones de amarre como el Puerto deportivo de Cala Ratjada o el Club Náutico Cala Ratjada. Algo más al norte está Cala Mesquida, el punto perfecto para darse un baño mientras te dejas envolver por un paisaje de dunas y pinos. ¿Otras calas que merecen la pena? Cala Torta, Cala Varques… Lo difícil es elegir.

Cuevas del Drach en Manacor, Mallorca

Día 3. Sur de la isla

El sur de la isla suele ser de las zonas más tranquilas, por lo que es fácil recorrer su litoral. Aquí están algunos de los arenales que mejor conservan su estado natural y  es una maravilla fondear. Es buena opción empezar por el Parque Natural de Mondragó y darte un primer baño cerca de Cala Figuera. Después viene una parada imprescindible: la playa de Es Trenc, uno de los mejores arenales de Mallorca, sin urbanizar, de aguas cristalinas y una de las preferidas por los turistas.

Playa de Rs Trenc

Día 4. Oeste de la isla

Además de la ciudad de Palma, de la que ya te hemos hablado, al noroeste de la isla encontrarás el fascinante paisaje de la Sierra de Tramontana (perfecto para los senderistas y los ciclistas), una cordillera de más de 100 kilómetros paralela a la costa que va desde el municipio de Andratx hasta el cabo Formentor y que ha sido refugio de escritores y pintores durante mucho tiempo.  De hecho, uno de los grandes encantos de Mallorca es poder pasar de paisajes de montaña a otros de grandes playa en tan sólo un momento. Más allá de la experiencia de navegar, puedes dedicar uno o varios días a conocer algunas de las localidades con más encanto de la isla y muy cercanas entre ellas: Valldemossa (que te espera con su bonita Cartuja donde se alojaron el músico Chopin y la escritora George Sand), Deyá (no te pierdas las vistas que se obtienen desde los jardines de Son Marroig) y Sóller (¿sabes que existe un tren de época con vagones tradicionales de madera que une Palma con Sóller a través de un viaje entre montañas y valles?). Si el tiempo te lo permite, desde Sóller acércate a conocer el Santuario de Lluc.

Sierra Tramuntana en Mallorca

Días 5-6. Norte de la isla

Hoy te proponemos empezar por Pollença, con su casco medieval y su animado puerto. ¿Y te parece bien un chapuzón en playas como Cala Murta? Encontrarás Alcúdia muy cerca, que además cuenta con un puerto deportivo con todos los servicios. Es un gusto pasear por esta antigua ciudad amurallada de la que aún se conservan la puerta de Xara y la de Palma, por no hablar de lo que es darse un baño en sus calas vírgenes. Muchos recomiendan la cala de Coll Baix. Una opción para fondear cerca de la bahía de Alcúdia sería es Caló, cerca de sa Colonia de Sant Pere. Para la caída del sol lo mejor es llegar hasta Formentor, donde encontrarás uno de los miradores más bonitos de toda España: el mirador de Es Colomer. Para el día siguiente puedes dejar la parte noreste de la isla y conocer la población costera de Can Picafort, la Ermita de Betlem y despedirte del Mediterráneo en Cala Mitjana.

Cala Sant Vicent en Pollença, Mallorca

Más planes en Mallorca

Excursión a Cabrera. Si tienes más días, te recomendamos hacer una excursión imprescindible. Desde la ciudad de Palma salen barcos turísticos (llamados golondrinas) que navegan hasta el Parque Nacional Marítimo Terrestre del Archipiélago de Cabrera, un lugar de naturaleza salvaje donde sentirse lejos del mundo. Para navegar, fondear o bucear por la costa hay que pedir autorización en la Consejería de Medio Ambiente y Territorio (calle Gremio Corredores, 10-1º Polígono de Son Rossinyol, Palma). Agenda cultural. Mallorca acoge eventos culturales importantes como el Festival Internacional de Música de Deyá o el Festival Internacional de Música Clásica de Pollença y competiciones relevantes de vela como el Trofeo Princesa Sofía y la Regata Copa del Rey Mapfre. Floración de almendros. Mallorca también ofrece planes durante todo el año. Si vas a finales de enero o principios de febrero no te pierdas la floración de los almendros. Gastronomía. Mallorca cuenta con varios restaurantes con estrella Michelin, perfectos para degustar algunos de los mejores platos de la isla.

Almendros en flor en Mallorca

Mallorca: cómo llegar y cómo moverse

Palma de Mallorca cuenta con uno de los aeropuertos más importantes de España a sólo ocho kilómetros de la ciudad y se sitúa a apenas dos horas de los principales aeropuertos europeos. Por mar, los principales puertos de Mallorca son los de Palma y Alcúdia. Además, existen varias empresas encargadas de los transportes marítimos entre islas.

Menorca

Por su tamaño, es una buena opción para conocer en velero.

Desplazamiento: En barco / Duración: 1 semana

La bahía de Fornells y el puerto de Maó son lugares recomendados para iniciarse en la vela, porque son zonas amplias con brisa constante pero a la vez protegidas de alta mar. En Menorca encontrarás empresas que ofrecen cursos de navegación tanto para principiantes como para perfeccionar la técnica.

Tumbonas en la Cueva d

Día 1. Maó y pueblos cercanos

Empezamos el viaje por una de las islas más tranquilas de las Baleares, conocida como la isla del viento, y la segunda más grande después de Mallorca. Al este de la isla encontrarás Maó (Mahón), la capital de Menorca, uno de los puertos naturales más extensos del mundo y un buen punto de partida para comenzar tu estancia allí. Es uno de los lugares de la isla con más ambiente, destino de cruceros y ciudad perfecta para tomar algo o hacer unas compras. Su vida transcurre sobre todo alrededor del puerto, lo cual se comprueba paseando por la plaza del pescado o por el mercado del Claustro del Carmen. Entre sus lugares de interés están también el Puente de San Roque, la Iglesia de Santa María o el Museo de Menorca. No hay que olvidarse de sus históricas construcciones militares entre las que no te puedes perder la Fortaleza de La Mola ni el Fuerte Marlborough. Por cierto, para unas estupendas vistas de la Fortaleza de La Mola conviene acercarse hasta los puntos más altos de la cercana localidad de Es Castell.

Cala es Canutells, Maó - Mahón

Día 2. Sureste de la isla

Te proponemos dejar atracado el velero y empezar el día en el encantador pueblo de Binibeca. Imita la arquitectura de los antiguos poblados de pescadores y perderse por sus calles hasta encontrar el mar es una auténtica gozada. Llevarse aquí la cámara de fotos es casi una obligación. Desde aquí puedes dirigirte hasta Cales Coves. Prepárate para darte un baño rodeado por un paisaje de rocas que en realidad fue una espectacular necrópolis prehistórica. Es un lugar muy especial. El día no puede acabar en otro sitio que no sea la Cova d´en Xoroi, donde se observa uno de los mejores atardeceres de la isla. Estas grutas abiertas hasta al amanecer te dan la opción de asomarte a un espectacular mirador, tomar algo, bailar por la noche… Vamos, un lugar que no te puedes perder. 

Binibeca en Menorca

Día 3. Suroeste de la isla

Hoy nos vamos hasta la zona de la isla que suele salir en todas las fotografías, donde las calas (rodeadas de bosques y acantilados, de arena fina y de agua transparente en la que los barcos parecen flotar) son más típicas. Las calas más conocidas comienzan por la zona de Ciutadella y continúan hacia el este: el arenal de Son Saura, Cala en Turqueta, Cala Macarella, Cala Macarelleta, Cala Galdana, Cala Mitjana, Cala Trebalúger... Otro buen lugar donde despedir el día es el Cap d´Artrutx y la zona del faro. Mientras tomas algo en la terraza que hay junto al faro o desde tu propio barco verás con tranquilidad cómo se oculta el sol.

Velero en Menorca

Días 4 y 5. Norte de la isla

Mucha gente dedica sólo una jornada de sus vacaciones para conocer el norte de la isla. Pero creemos que hay tanto que ver que, si es posible, deberías reservar dos días. Estamos en el norte y el paisaje cambia y es más rojizo, salvaje y fuerte, para muchos la naturaleza en estado puro. Ten en cuenta además que la costa es más escarpada por los temporales de tramontana que hay en ocasiones. Si comienzas por el noroeste un buen punto de partida es Punta Nati, donde te encantará su histórico faro. Después te puedes acercar a los espectaculares arenales de Cala Pilar y de Algaiarens. Según avances hacia el este hallarás Cala Pregonda (una de las más bellas y menos frecuentadas de Menorca) y Cavalleria, cuya playa y su increíble faro son de visita obligada. Más adelante se sitúa Cala Tirant, muy próxima a la localidad de Fornells, donde no sólo tienes que amarrar en su puerto para conocer el encantador pueblo, sino sentarte en uno de sus restaurantes y comer la deliciosa caldereta de langosta. La excursión por el norte acaba en un sitio mágico: la zona del Faro de Favàritx. Una puesta de sol aquí es simplemente inolvidable.

Faro en Punta Nati, Menorca

Día 6. Ciutadella e interior de la isla

Hemos dejado para el último día una de las ciudades más bonitas de la isla y su antigua capital: Ciutadella. Dar un paseo por su centro con sus palacios, su Catedral y callejones y por su coqueto puerto (donde, por cierto, se come de maravilla) es todo un placer. No te pierdas el mirador situado detrás del Ayuntamiento. Y si tienes la suerte de estar allí los días 23 y 24 de junio podrás participar en las fiestas de San Juan, donde jinetes a lomos de caballos recorren la ciudad. Dependiendo del tipo de barco que hayas escogido para tu viaje y de la velocidad que alcance, quizá te guste dedicar una jornada entera de navegación para ir de Maó a Ciutadella. No nos hemos olvidado del interior de la isla, que de hecho tiene un montón de lugares interesantes a los que podrás acercarte si, además de viajar en velero, optas por alquilar un coche o una moto. Por ejemplo, merecen la pena la Naveta des Tudons (el monumento funerario más conocido de la isla), Ferreries, Es Mercadal, el Monte Toro (es el punto más alto de la isla) o Alaior.

Puerto Ciutadella en Menorca

Más planes en Menorca

Naturaleza. Disfruta al máximo de la naturaleza de Menorca. Es tan especial que en 1993 la UNESCO declaró a la isla como Reserva de Biosfera. Los apasionados del senderismo no pueden perderse el Camí de Cavalls: una ruta homologada y señalizada que permite dar toda la vuelta a la isla por el litoral. Equitación. El caballo es protagonista de muchas fiestas de la isla, que cuenta además con varios clubes y escuelas que permiten disfrutar de esta pasión. Agenda cultural. Ciudatella acoge varios eventos culturales como el Festival Internacional de Jazz de Menorca o el Festival de Música de Verano.

Turismo ecuestre en Menorca

Menorca: cómo llegar y cómo moverse

Maó cuenta con el aeropuerto de Menorca para poder llegar a la isla en avión desde múltiples destinos internacionales. Por mar, los principales puertos son los de Maó y Ciutadella de Menorca. Además, existen varias empresas encargadas de los transportes marítimos entre islas. 

Ibiza

Le toca el turno a la isla de Ibiza que, por su biodiversidad y su cultura, ha sido declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO y es reconocida tanto por sus hermosas calas y paisajes como por su ambiente nocturno de fama mundial (tienes algunas de las mejores discotecas y clubes nocturnos del mundo).

Desplazamiento: En barco / Duración: 5 días

Playa de Ibiza

Día 1. Eivissa

Antes de embarcar, si te parece bien, vamos a empezar contándote lo que puedes ver en su capital (en Eivissa encontrarás diversas opciones de amarres en sus puertos deportivos o en su club náutico). En la parte alta de la ciudad de Eivissa está Dalt Vila, donde casi nos quedamos sin palabras para describir su impresionante recinto amurallado, que fue declarado por la UNESCO Patrimonio Mundial. Te encantará pasear por las callejuelas e ir descubriendo monumentos como el Castillo o la Catedral o puntos como el Centro de Interpretación Madina Yabisa. Por no hablar de las vistas al mar… La entrada principal al conjunto histórico es el puente levadizo del Portal de Ses Taules. Fuera del recinto amurallado también hay otros lugares de interés como la necrópolis de Puig des Molins (usada como cementerio durante más de 1.000 años), la plaça des Parc, el animado Puerto de Ibiza (con su mercadillo o sus terrazas) o playas como Talamanca o Platja d´en Bossa. Y si lo tuyo es la fiesta, una buena noche en Ibiza acaba en una de sus famosísimas discotecas. Recuerda: las noches de esta isla son míticas en todo el mundo.

Baluarte de Santa Lucía dalt vila Ibiza - Eivissa

Día 2. Oeste de la isla

Al oeste de la isla encontrarás uno de sus lugares más bonitos: la Reserva Natural de Es Vedrà, Es Vedranell y los islotes de Poniente. Es un lugar realmente cautivador donde merece la pena ver la silueta de Es Vedrá sobresaliendo del mar y, si es posible, quedarse a ver la puesta de sol desde tu velero. Muy cerca tienes la localidad de Sant Josep de Sa Talaia y alguna de las playas más espectaculares de la zona de aguas turquesas y cristalinas como Cala d´Hort (es un estupendo lugar donde fondear para darse un baño) o Platges de Comte. Yendo hacia el norte está el puerto deportivo de la localidad de Sant Antoni de Portmany, un buen lugar para fondear en la bahía o para amarrar para cenar y para dar un paseo a lo largo de la bahía hasta llegar a Es Caló d´es Moro y observar una de las puestas de sol más conocidas del mundo. Muchos son los que optan por pasar este momento en el emblemático Café del Mar, aunque yendo en tu propio barco quizá te guste más disfrutarlo desde allí. También, algo más al norte y en el interior, es interesante Santa Agnès de Corona, un pequeño pueblo sobre todo recomendable en invierno y en concreto en enero y febrero, cuando sus cientos de almendros están en flor. 

Cala d

Día 3. Norte de la isla

Si buscas un lugar para darte un buen baño en el norte de la isla no te puede faltar la Cala Benirrás. Es un lugar especial, no sólo por la playa, sino porque aquí en verano vivirás en primera persona el lado más hippy de esta isla durante la Fiesta de los tambores de Benirrás los domingos al atardecer. Aquí puedes pasar el resto del día o incluso hacer un fondeo nocturno en esta cala. Benirrás está muy cerquita de la localidad de Sant Joan de Labritja, desde donde puedes realizar excursiones a las poblaciones de alrededor, a la torre defensiva de Balanzat o a las cercanas cuevas Can Marçà en el interior de un acantilado. Muy cerca también tienes la Cala Xuclar, genial para amantes del buceo de superficie y a menos de dos kilómetros de la zona turística de Portinatx. Precisamente al norte de Portinatx quizá te guste acercarte hasta el Faro des Moscarter, el más alto de las Baleares.

Cala Bassa Ibiza - Eivissa

Día 4. Este de la isla

Al este de la isla encontrarás un tipo de turismo más tranquilo, aunque también de playas paradisiacas, pueblos encantadores y gastronomía marinera. Te gustará conocer Santa Eulària des Riu y dar un paseo por las calles empedradas de Es Puig de Missa y visitar el Museo Etnográfico. A la hora de darse un baño, entre las calas más emblemáticas están es Figueral, Cala Boix, Cala Llenya, Cala Nova, Es Canar, Cala Martina, s´Argamassa, Cala Pada y Cala Llonga y algo más al norte merece la pena Aigues Blanques (uno de los mejores lugares para darse un baño de barro natural, que aseguran que desintoxica la piel) o en Cala San Vicent. También existen rincones marineros idílicos como Pou d´es Lleó. También puedes optar por dejar el barco y acercarte hasta Santa Gertrudis de Fruitera, un pueblo con comercios originales, productos artesanos y anticuarios donde merece la pena cenar. No podíamos dejar de mencionar al hablar de esta zona de la isla el famosísimo mercadillo de Las Dalias (en Sant Carles de Paralta), que se celebra todos los sábados y donde acuden miles de personas sobre todo entre mayo y octubre. Allí vas a encontrar joyería, antigüedades, ropa Adlib (un estilo de vestir típico de Ibiza)… ¡Un cita imprescindible!

Santa Eulalia Puig Missa

Día 5. Sur de la isla

Nos vamos por último hasta el Parque Natural de Ses Salines, muy famoso por las praderas submarinas de posidonia oceanica, un tipo de planta de los fondos marinos que sólo existe en la cuenca mediterránea y que ayuda a que el agua sea tan cristalina y convierte este lugar en perfecto para el submarinismo. Aquí podrás disfrutar de playas como Cavallet o Salines. Además, es una zona muy de moda en verano para los famosos y para disfrutar de la vida nocturna. Si quieres, también podrás conocer el poblado fenicio de Sa Caleta (declarado Patrimonio Mundial), la torre de vigilancia del siglo XVI de Sal Rossa o dejarte deslumbrar por los colores de los estanques salinos. Y si quieres acabar por todo lo alto, yéndote de fiesta, en el sur de la isla encontrarás algunas de las discotecas más míticas como Ushuaïa o Space.

Estación Náutica de Sant Antoni i Sant Josep

Más planes en Ibiza

Regatas. Ibiza es sede de competiciones deportivas como la prestigiosa Regata Ruta de la Sal.  Fiestas. Prueba a asistir a alguna como la Fiesta Medieval en Ibiza o las Fiestas de la Tierra. Ocio activo. Entre las alternativas de ocio activo que ofrece la isla de Ibiza están montar a caballo, hacer paseos organizados bajo la luna llena o participar en rutas de mountain bike.

Cala Bassa Ibiza - Eivissa

Ibiza: cómo llegar y cómo moverse

En el sur de la isla encontrarás el aeropuerto de Sant Josep, que tiene vuelos directos desde la península Ibérica y Europa. Si viajas por vía marítima, Ibiza tiene tres puertos importantes: el puerto de Ibiza, el puerto de Santa Eulària y el puerto de Sant Antoni. Además de las líneas regulares de transporte de pasajeros, se puede acceder con barcos privados, charters y cruceros.

Formentera

La isla más pequeña de estas cuatro es también la más tranquila de todas. De hecho, sólo se puede llegar a Formentera en barco desde Ibiza.

Desplazamiento: En barco / Duración: 2 días

Formentera está a 2 millas náuticas de Ibiza, aunque la distancia entre los puertos de Ibiza y La Savina es de 12 millas. Una vez allí, te esperan 69 kilómetros de litoral, playas de aguas transparentes y la opción de practicar todo tipo de deportes náuticos. En La Savina (al norte de la isla) encontrarás  un puerto deportivo con todos los servicios que puedas necesitar para la navegación. En los viajes en velero organizados que combinan Ibiza y Formentera durante una semana, suelen dedicar a esta última unos dos días.

Barco Velero en Formentera

Día 1. Norte y oeste de la isla

Ya que en Ibiza terminamos hablando del Parque Natural de Ses Salines, tienes que saber que este espacio natural se extiende también al norte de Formentera, donde, por supuesto, también son famosas las praderas de posidonia oceanica. Justo en el noroeste de la isla encontrarás también el Estany des Peix, una pequeña laguna que se abre al mar y donde pueden entrar pequeñas embarcaciones para su fondeo. Es ideal para la práctica de deportes náuticos con embarcaciones de pequeño calado. También en el norte te encantará darte un baño en la playa de Ses Illetes, perfecta para todo tipo de deportes acuáticos y con trayectos marítimos que comunican esta zona con el puerto de La Savina y con la isla de Espalmador (muy famosa por los baños de barro que te puedes dar allí y genial para pasar la noche fondeados). ¿Sabías que la playa de Ses Illetes ha sido elegida como la mejor de España en varias ocasiones? En la punta norte de la isla, también te gustará la playa de Llevant.

Es Pujols, Formentera

Al oeste de la isla destaca Cala Saona, que aunque no tiene más de 140 metros es una de las más bellas y también es perfecta para fondear. Sant Francesc Xavier es la capital de la isla y perfecta para visitar su centenaria iglesia, dar un paseo por sus tiendas, comprar algo de artesanía local y acabar el día tomando un plato típico en algún restaurante. Antes de que anochezca puedes regresar al puerto de Marina de Formentera, completamente equipado y un buen lugar para pasar la noche.

Es Carnatge, Formentera

Día 2. Noreste, este y sur de la isla

Una segunda jornada puede empezar a bordo del velero o de nuevo en Sant Francesc Xavier. Muy cerca de la capital, acércate hasta el faro de Cap de Barbaria, en el suroeste de la isla. Muchos son los que eligen este punto cuando el sol comienza a ocultarse. Aunque si lo que quieres es playa, al sur de Formentera encontrarás la famosa playa Migjorn, una de las más grandes y cerca de la cual está la Torre des Pi des Català. En la zona de Migjorn también es muy conocida la playa d´Es Arenals. Playa de Migjorn es un lugar ideal para practicar deportes náuticos, aunque hay que tener en cuenta que a la hora de fondear lo mejor es anclar el velero a 100 metros de la orilla, ya que existen rocas paralelas a la costa.

Playa Espalmador en Formentera

Vamos con cultura. Al noreste de la isla está el sepulcro megalítico más espectacular de las Baleares: Ca na Costa, que data de comienzos de la Edad de Bronce. Aprovecha y acércate hasta Es Pujols y su mercadillo nocturno. Al este, en Pilar de la Mola, no te puedes perder su Molino de Viento ni el mercado artesanal de La Mola. Es el mercadillo estrella al aire libre de la isla y allí de mayo a octubre los miércoles y los domingos encontrarás piezas únicas realizadas por artesanos de todo el mundo y disfrutarás de música en directo, malabaristas… Y para terminar, otro faro mítico de la isla, esta vez en el extremo este y en la parte más alta. Te hablamos del faro de La Mola, del que incluso se dice que sirvió de inspiración al escritor Julio Verne. 

Ses Salines en Formentera

Más planes en Formentera

Al ser una isla pequeña y accesible, una buena opción puede ser recorrerla en parte a pie o en bicicleta para conocer sus bosques de pinos, sus salinas y su interior rural. De hecho, Formentera cuenta con toda una red de Circuitos verdes.

Playa Illetas en Formentera

Formentera: cómo llegar y cómo moverse

Formentera no cuenta con aeropuerto, sólo se puede llegar en barco desde Ibiza. Una vez en Ibiza, para alcanzar el puerto de La Savina de Formentera existen varias navieras que realizan trayectos todos los días de la semana. El trayecto dura unos 25 minutos.

Formentera Es Calo

Consejos y recomendaciones

Duración. Para conocer Baleares lo suficiente navegando en velero, sería conveniente dedicar al menos una semana a cada una de las dos islas más grandes (Mallorca y Menorca) y una semana más a Ibiza y Formentera, aunque existen recorridos de menos días que conectan varias islas.

Documentación. En el siguiente enlace encontrarás más información sobre la documentación que necesitas para navegar en España.

La embarcación. Según el tipo de viaje que tengas ideado te convendrá viajar en un barco con menos eslora y pensando para pocos pasajeros (si viajas por ejemplo, en familia) o en uno más grande pensado para grupos de más de 12 personas (si viajas, por ejemplo, con tu grupo de amigos).

Tipos de alquiler. Puedes alquilar un velero con o sin patrón y con o sin tripulación. Si lo prefieres, puedes alquilar un velero por plazas o por camarotes (comprueba siempre las diversas opciones de alquiler que tienes en cada puerto, ya que suele haber diversas alternativas como veleros de regata, veleros clásicos, una goleta…).

Características del barco. Ten en cuenta además las características de la embarcación (eslora, calado, número de camas, cabinas y baños…), su equipamiento, (si cuenta con GPS, radio VHF, guía y cartas, etc.) y los extras disponibles (abastecimiento, limpieza final, ropa de cama…). Para que te hagas una idea, los veleros que navegan estas costas suelen tener de 3 a 5 camarotes, un par de baños, una cocina y, por supuesto, un puente donde tomar el sol. Respecto al presupuesto, el coste suele ser menor que el de alquilar una embarcación a motor, por el menor consumo de combustible.

El patrón. Muchos viajeros, incluso poseyendo el título oficial que les permite navegar, prefieren alquilar una embarcación con patrón que ya conozca cuáles son los lugares más interesantes para echar el ancla.

Equipo básico. Para navegar, ten siempre en cuenta los consejos prácticos básicos: llevar calzado con suela de goma para andar por cubierta, impermeable ligero, crema para el sol, gorra y gafas de sol.

Escalas. Te recomendamos que algún día dejes el barco en puerto y alquiles un coche o una moto para recorrer los distintos paisajes tanto de costa como del interior.

Transporte y comunicaciones. Las Baleares cuentan con tres aeropuertos (en Mallorca,  Ibiza y Menorca) con conexiones internacionales, son parada de muchos cruceros y existen ferries que conectan las islas entre sí.

Cuándo hacer la ruta

Primavera y verano son buenas épocas para navegar, ya que el clima es muy agradable desde abril hasta octubre y la meteorología es muy estable sobre todo durante el verano (aunque hay que tener en cuenta los posibles cambios de los vientos). Sin embargo, sobre todo en zonas del norte, puede llegar a nevar durante el invierno, por lo que no sería aconsejable navegar en esta época.