Actualidad COVID-19

Consejos para viajar seguro
Vista de las Islas Canarias

Vacaciones en las Islas Canarias

islas-canarias-vacaciones-dos-semanas

Islas Canarias, di hola al sol

Para que aproveches al máximo todo lo que te ofrecen las ocho islas Canarias, te proponemos un plan de viaje con lo imprescindible de cada una de ellas. Pensamos en una estancia de al menos dos días en cada isla y sabemos que nos quedamos cortos. Aprovecha sus magníficas conexiones con aeropuertos. Las dos islas principales son Gran Canaria y Tenerife. Partimos de estas dos porque poseen las principales conexiones aéreas y marítimas con el resto: Fuerteventura, Lanzarote, La Gomera, La Palma, El Hierro y La Graciosa. Descubre cómo y disfruta.

Primera semana: islas de Gran Canaria, Fuerteventura, Lanzarote y La Graciosa

Distancia:800-1000Km

Gran Canaria

Se la conoce como el continente en miniatura, así que imagina todo lo que encontrarás. Su principal ciudad es Las Palmas de Gran Canaria, capital de las islas orientales.

En su visita no puede faltar un paseo por el casco histórico de Vegueta y su calle comercial de Triana; un baño en la familiar playa urbana de Las Canteras; o disfrutar de su amplia oferta de ocio. Isla para recorrer: La vuelta a la isla es de las excursiones más demandadas. ¿Las razones? En un recorrido de unos 250 kilómetros puedes conocer la Iglesia de San Juan Bautista en Arucas, el puerto de Agaete, asomarte al espectacular mirador del Balcón en La Aldea, descubrir un puerto de postal en Mogán, recorrer algunas de las playas más turísticas como las de Arguineguín, Patalavaca, Puerto Rico, Amadores y otras pequeñas calas, o pasear por el casco histórico de Telde. Sin embargo, si hay alguna playa que destaca es Maspalomas: un desierto de dunas que llega hasta el mar. Te recomendamos caminar por su orilla hasta la vecina playa del Inglés. En el interior, no olvides visitar las rurales Tejeda y Teror. Si tienes tiempo y, sobre todo si te fascina la naturaleza, anota el mirador del Pozo de las Nieves, el Parque Rural del Nublo, la Presa de las Niñas y la Caldera de Bandama. Ten en cuenta para organizar tu visita a la isla que el sur suele tener temperaturas más altas y concentra mayor cantidad de playas. Mientras, a medida que vas hacia el interior la temperatura puede bajar.

Piscinas naturales en Agaete, Gran Canaria

Fuerteventura

Un paraíso para el descanso con más de 150 kilómetros de playa. Un sueño para los surfistas por las olas. Un parque infinito de arena y juego para los niños.

Todo eso es Fuerteventura, una isla de litoral virgen, aguas color esmeralda y arena blanca, declarada Reserva de la Biosfera y de la que te descubrimos lo imprescindible para unos pocos días. La playa de Canarias: El plan perfecto en Fuerteventura es combinar las horas bajo el sol en la playa con una agradable comida a base de pescado o cabrito y quesos locales, y alguna actividad acuática. Al caer la tarde, una buena opción puede ser pasear y cenar en lugares como Corralejo, Morro Jable, Costa Calma o Caleta de Fuste. Tienes que bañarte en playas como la extensísima Sotavento, el Cofete, la de Morro Jable o Costa Calma (en el sur) o la playa de la Concha, en el Cotillo, y Grandes Playas de Corralejo (ambas en el norte). La última está a los pies del Parque Natural de las Dunas de Corralejo, un impresionante desierto lleno de dunas. Si nunca te has lanzado rodando por una enorme duna, tienes que hacerlo, y aquí puedes. Otros puntos de interés son los miradores de las Peñitas y Morro Velosa, próximos a Betancuria. Descubren paisajes impresionantes. Si aún te queda tiempo, te recomendamos una pequeña ruta en barco al Islote de Lobos desde el puerto de Corralejo, practicar snorkel o animarte a conocer la fauna del desierto en Oasis Park.

Playa de Cofefe al atardecer, Fuerteventura

Lanzarote

Si sólo puedes estar dos días en la isla, te recomendamos algunas actividades que no deberías perderte.

Entre los imprescindibles para hacer en la isla están, por ejemplo, una visita al paisaje protegido de La Geria para descubrir el original cultivo de la vid de Lanzarote y sus vinos blancos; un paseo a camello (puedes hacerlo en el Parque Nacional de Timanfaya); una excursión al Charco de los Clicos; o un baño en playas como el Papagayo o las Cucharas. Otras playas muy recomendables pero cuyo acceso te llevará algo más de tiempo son las de Las Conchas y la nudista de Famara. Magia volcánica: Sí, la magia existe en Lanzarote o eso parece cuando descubres su naturaleza. Tal es su valor que la isla está declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO. Además, es extremadamente fácil conocer sus imprescindibles gracias a los Centros de Arte, Cultura y Turismo. Destaca el Parque Nacional de Timanfaya (Montañas de Fuego), la Cueva de los Verdes, el Jardín del Cactus, los Jameos del Agua, el Mirador del Río y el Museo de Arte Contemporáneo Castillo de San José. Si tu visita es corta, puede interesarte el bono de los cuatro primeros centros. Especiales son también las visitas a pueblos como el pesquero El Golfo, a la conocida como el valle de las mil palmeras (Haría), a Yaiza y sus tranquilas calles de casas blancas, al animado Puerto del Carmen o al comercial Puerto Calero.

La Laguna Verde en Lanzarote

La Graciosa

Una isla para descansar en hermosas playas de arena dorada y disfrutar de la naturaleza y el silencio.

La Graciosa es una pequeña isla situada frente a Lanzarote y se llega a ella en un trayecto en ferry de 30 minutos desde el puerto de Órzola, en Lanzarote. Las mejores maneras de conocer la isla son en bicicleta o con excursiones marítimas que incluyen paradas en algunas de sus playas.

Playa de la Cocina, Archipiélago Chinijo, la Graciosa, Lanzarote

Segunda semana: islas de Tenerife, La Gomera y El Hierro

Distancia:800-1000Km

Tenerife

¿Te planteas unos pocos días en Tenerife? Perfecto para desconectar pero seguro que insuficiente para conocerla entera.

A la hora de organizar tu escapada, puedes dividir la isla en tres grandes zonas: el sur, donde se encuentra el aeropuerto internacional de Tenerife Sur; la zona norte, que alberga el aeropuerto de Tenerife Norte; y el área metropolitana. Una isla, mil posibilidades: Tantas como se te ocurran. Miles en la naturaleza y una completamente imprescindible: el Parque Nacional del Teide. Te recomendamos hacer algunas de sus rutas senderistas en función del tiempo del que dispongas. Si tienes poco, una buena opción es acceder en coche por las carreteras TF-21 (desde La Orotova y desde Granadilla), TF-24 (desde La Laguna) y TF-38 (desde Chío). En el camino hay numerosos miradores para disfrutar de la belleza del parque. Más opciones en la naturaleza son el avistamiento de ballenas y el paisaje lunar del Parque de la Corona Forestal. También encontrarás mil posibilidades de ocio. Por ejemplo, en el sur, uno de los parques acuáticos más grandes de Europa, Siam Park; y en Puerto de la Cruz, un increíble zoológico en el que ver pingüinos, orcas, loros y todo tipo de animales, Loro Parque. Las posibilidades también abarcan conocer hermosos pueblos de encanto rural como Vilaflor o Icod de los Vinos. En el sur llama la atención el peculiar contraste entre pueblos de montaña y populares playas como El Médano, Los Cristianos, Las Américas o Las Vistas, que se reparten en las zonas de Costa Adeje y Costa del Silencio, el área más cálida de la isla. En el norte sobresalen Puerto de la Cruz y La Orotava. En la primera son muy visitados el Lago Martiánez (piscinas de agua salada) y su paseo marítimo lleno de ambiente. Mientras, La Orotava permite conocer la arquitectura más tradicional de la isla y el hermoso Valle de La Orotava, una de las principales puerta de entrada al Parque Nacional del Teide. Por último, la zona metropolitana hace referencia a las ciudades de San Cristóbal de La Laguna y Santa Cruz de Tenerife. Son el núcleo cultural de la isla y apenas las separan 15 kilómetros. Son ciudades para conocer a pie y disfrutar de sus parques, edificios históricos y avenidas. Además, San Cristóbal de La Laguna es la única ciudad de Canarias declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO.

El Teide

La Gomera 

Ésta es una isla misteriosa, un lugar donde el tiempo se detiene... o lo parece. Si lo dudas, asómate a unos de sus espectaculares miradores durante tu visita y verás cómo olvidas el tiempo.

La isla posee una red de más de 40 miradores. Especialmente fascinante es el de Alto de Garajonay, el punto más alto de La Gomera y desde el que se puede llegar a vislumbrar en la lejanía las islas de El Hierro, La Palma, Tenerife y hasta Gran Canaria. Se encuentra en Vallehermoso, donde abunda un paisaje muy popular en La Gomera, el formado por los cultivos en terraza. Una isla de sensaciones mágicas: Compruébalo al visitar el Parque Nacional de Garajonay. Es un inmenso bosque virgen en el que caminarás entre nieblas y descubrirás el fenómeno de la lluvia horizontal. Te recomendamos reservar una visita guiada. Si vas por libre, una buena opción es partir del Centro de Visitantes Juego de Bolas. La isla guarda muchos secretos. Por ejemplo, un enorme acantilado de origen volcánico que la erosión ha moldeado de tal forma que es conocido como “Los Órganos”. Para verlo,haz una excursión marítima por el litoral de Vallehermoso. Si te apetece un baño en la playa, ten en cuenta que las más populares están en Valle Gran Rey, uno de los municipios más turísticos junto a San Sebastián de La Gomera, punto desde el que Cristóbal Colón abandonó España para descubrir Las Américas; y Agulo, que posee el casco histórico quizá mejor conservado de la isla.

Parque Nacional de Garajonay, La Gomera

La Palma

Su sobrenombre lo dice todo, “La isla bonita”. Sus paisajes naturales esconden rutas únicas.

¿El plan perfecto en la isla? Senderismo, un buen baño en una tranquila cala, comer con vistas al mar y un paseo por sus pequeños pueblos llenos de encanto. Y cuando se haga de noche, mira al cielo, en pocas zonas verás las estrellas con tanta claridad como aquí. Una isla de estrellas: El cielo de La Palma está protegido y es conocido a nivel mundial como centro para la observación de estrellas. Lo descubrirás cualquier noche y casi sin planteártelo. Las mejores vistas las obtendrás en el Roque de los Muchachos, donde se encuentra un importante observatorio. Y para el día... anota: el Parque Nacional de la Caldera de Taburiente, el Bosque de los Tilos y la Ruta de los Volcanes. Harás senderismo sobre un mar de nubes, entre verdes paisajes y con miradores de extraordinaria belleza. Además, en los dos primeros encontrarás rutas realmente muy sencillas. Para relajarte después de la caminata, te sugerimos una de sus múltiples playas. Desde las tranquilas piscinas naturales de Charco Azul y La Fajana (noreste de la isla) a la hermosa playa de la Zamora (suroeste) o las de los Cancajos (próxima al aeropuerto), o Puerto de Naos y Puerto de Tazacorte (en el oeste de La Palma). Eso sí, guarda tiempo para hacer una visita muy especial a las Salinas y Faro de Fuencaliente, en el sur de la isla. Vale mucho la pena. Además, puedes completar tu viaje con actividades como una excursión en barco (hay cuevas y playas a las que sólo puedes acceder en embarcación), una ruta guiada nocturna o pasear por los cascos históricos de los Llanos de Aridane o Santa Cruz de La Palma.

La Palma, mar de nubes

El Hierro 

Es un destino distinto y único por varios motivos. ¿Sabes que se trata de una isla 100 % sostenible y autosuficiente con energías renovables? Más peculiaridades, es la isla de los 1.000 volcanes.

Te llamará la atención su variedad de paisajes (abruptos acantilados en el norte, increíbles formaciones de lava en el sur y gran vegetación en el centro) y tanto si eres aficionado como si nunca lo has hecho, en El Hierro tienes que probar el submarinismo o, al menos, practicar snorkel. Existen muchos puntos de inmersión y el área de La Restinga es de las zonas más conocidas. Mar y vistas volcánicas: ¿Imaginas bañarte en un paisaje lleno de color? Visita el litoral del suroeste del Hierro y conoce las playas del mar de las Calmas, con calas como la de Tacorón en la que se combinan el azul del mar y los ocres y negros de la ladera y la tierra volcánica. También te recomendamos la zona del Golfo, donde encontrarás piscinas naturales como el Charco Azul, entre rocas erosionadas por la lava volcánica. Para apreciar la belleza de los paisajes, te sugerimos algunos miradores: los de la Peña (obra de César Manrique) y los Bascos descubren el valle del Golfo; el de las Playas desvela una preciosa bahía semicircular sin construcciones. Próximos se encuentra San Andrés (tienes que visitar el árbol Garoé y preguntar por su leyenda, que lo considera sagrado por abastecer agua) y, a unos 20 minutos Valverde, excelente ejemplo de la arquitectura popular de la isla. Ejemplos de la originalidad de la isla son también el Pozo de las Calcosas, Tiñor y el Sabinar. Los dos primeros llaman la atención por sus casas construidas con rocas volcánicas y de marcada arquitectura rural. Mientras, en el Sabinar, en el Parque Rural de Frontera, verás árboles de hasta ocho metros que se han ido retorciendo por la fuerza del viento dando lugar a una sorprendente imagen.

Faro en la frontera El Hierro

Consejos y recomendaciones

Transporte. Para verificar las conexiones aéreas de cada isla, te recomendamos visitar la web de Aeropuertos de España o la de Turismo de Canarias. Además, si vas a estar poco tiempo y quieres conocer mucho, te recomendamos moverte en coche. Las islas cuentan con una amplia flota de vehículos de alquiler pero siempre es mejor reservar desde casa.

Vestimenta. Ropa de baño, protección solar y olvidar estrés son obligatorios para visitar las Islas Canarias. Además, si tienes pensado hacer senderismo o adentrarte en zonas rurales, ten en cuenta que puedes encontrarte temperaturas más frías.

Biodiversidad. Lleva la cámara de fotos y su cargador, vas a ver mucho muy bonito y querrás inmortalizarlo todo. Recuerda que Canarias sobresale por su biodiversidad y especies de flora y fauna que sólo viven aquí, así que sé respetuoso, cuida el entorno y disfruta la naturaleza.

Gastronomía. Este es un onsejo básico, importante y sabroso: tienes que probar la gastronomía más popular. En todas las islas encontrarás quesos excelentes, vinos locales, postres deliciosos y una amplia variedad de mojos (salsas) con las que acompañar las ricas “papas” arrugadas o el gofio amasado. Además, recuerda que los plátanos de Canarias tienen fama internacional. Te damos algunas sugerencias por isla:

  • Gran Canaria: es muy típica la “pata asada”, el queso de flor, las papas arrugadas con mojo picón, el sancocho y el dulce bienmesabe.
  • Lanzarote: sus quesos son los llamados conejeros, perfectos para acompañar a sus vinos; en la repostería destacan los panes de manís y los roscos de alma.
  • Fuerteventura: son productos estrellas su queso majorero, su cabrito y los pescados que sirven en sus puertos pesqueros.
  • Tenerife: degustar un pescado fresco con vistas al mar, acompañarlo de quesos y vinos de la isla, probar el puchero canario, saborear el gofio, comer unos camarones como entrante… son algunas de las recomendaciones.
  • La Gomera: su producto estrella es la miel de palma y los dulces que con ella se elaboran. Sus quesos son muy sabrosos y con ellos se prepara el almogrote (una especie de paté de queso). Tienes que probar también el potaje de berros servido en plato de madera de sabina.
  • La Palma: son muy conocidos el ron y el vino palmero, también sus quesos artesanales de leche de cabra y su repostería con dulces como la rapadura, los marquesotes, el queso de almendras o la tarta Príncipe Alberto.
  • El Hierro: abundan las recetas a base de quesos del Hierro, como las quesadillas (dulce típico), el caldo de queso o el mojo de queso. Entre los potajes, es muy popular el Champurrio.
  •  

Qué hacer

Planes para inspirarte