Actualidad COVID-19

Consejos para viajar seguro
Vista de la Gran Vía de Madrid

Dos días en Madrid

Madrid

Madrid en dos días

Con este itinerario de dos días podrás conocer algunos de los lugares más interesantes de Madrid y aprovechar el tiempo si, por ejemplo, solo tienes un fin de semana para la visita. Te esperan 48 horas inolvidables en una de las ciudades con más vida de Europa.

Primer día

El primer día puedes dedicarlo a dos de los barrios de Madrid con más historia. Te proponemos primero recorrer las calles del barrio de los Austrias -que refleja la época de los siglos XVI y XVII en la que la dinastía de los Austrias decidió trasladar la corte imperial a Madrid- y después el bohemio barrio de las Letras, donde vivieron algunos de los escritores más famosos de la historia de España. Por la noche, las opciones son varias.

Desplazamiento: A pie / Duración: 1 día

Mañana en el Madrid de los Austrias

Un punto perfecto para empezar a conocer Madrid es su famosa Puerta del Sol, siempre animada, y donde encontrarás la emblemática estatua de “El Oso y el Madroño”, los riquísimos dulces de las pastelerías de la zona o la placa con el “kilómetro 0” de España. Desde aquí, puedes dirigirte a la plaza Mayor -que en 2018 ha cumplido 400 años- y tomar algo en sus terrazas o en el cercano Mercado de San Miguel, uno de los diferentes mercados históricos que la capital ha reformado para ofrecer todo tipo de productos gourmet. Si bajas por la calle Mayor, en pocos minutos llegarás a la encantadora plaza de la Villa y finalmente al impresionante conjunto de la Catedral de la Almudena, el Palacio Real, el Teatro Real y la plaza de Oriente. ¡Seguramente el punto más impresionante de Madrid!

Palacio Real de Madrid

Tapas y literatura en el Barrio de las Letras

En las inmediaciones de la plaza de Santa Ana y la calle de las Huertas está el barrio de las Letras, conocido así porque los escritores españoles más famosos del Siglo de Oro vivieron aquí. De hecho, puedes encontrar la tumba de Cervantes en el Convento de las Trinitarias o la Casa Museo Lope de Vega. Pasear por estas calles llenas de librerías antiguas, teatros y tiendas es una agradable experiencia. Además, si te fijas en el suelo, verás inscritas las citas más emblemáticas de muchos de estos escritores. El otro punto fuerte por el que es conocido este barrio es por sus bares de tapas. Está lleno de tabernas tradicionales en las que podrás probar desde el típico cocido madrileño, las patatas bravas o el jamón ibérico hasta platos de diferentes cocinas del mundo.

Plaza de Santa Ana, Madrid

Atardecer y noche flamenca

Para despedir la tarde, puedes acercarte a uno de los miradores que están más de moda en la capital: el de la azotea del Círculo de Bellas Artes. Te aseguramos que las vistas son únicas al caer el sol y, además, puedes aprovechar para tomar un cóctel o incluso cenar. Si prefieres darte un capricho, puedes hacerlo en alguno de los restaurantes de Madrid con Estrellas Michelin. Y si lo que quieres es acabar en un tablao flamenco, tienes varios famosos para elegir en el centro. ¿Prefieres otro tipo de música? Encontrarás también varios locales con actuaciones de jazz en directo.

Vista desde la terraza del Círculo de Bellas Artes de Madrid
Visitas imprescindibles

Qué ver


Segundo día

El segundo día se presenta cultural, ya que hay que aprovechar que Madrid cuenta con algunos de los mejores museos del mundo. Tampoco puedes irte sin ver su calle más famosa: la Gran Vía, perfecta para las compras y para asistir a un musical.

Desplazamiento: A pie / Duración: 1 día

Calle Alcalá esquina con Gran Vía de Madrid

Mañana: Paseo del Arte o visita al Bernabéu

Saliendo desde la estación de Atocha, puedes recorrer todo el paseo del Prado, también conocido como el “Paseo del Arte” por concentrar en menos de dos kilómetros algunas de las obras más importantes de la historia en diferentes museos: el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, el Museo Thyssen-Bornemisza y el Museo del Prado. Todos merecerían una visita exhaustiva, pero si solo tienes un fin de semana, la mejor opción es que hagas un recorrido de un par de horas por el Prado (¡no olvides ponerte frente a “Las Meninas” de Velázquez!). También por esta zona están el Real Jardín Botánico y el parque más famoso de Madrid, el del Buen Retiro. Es difícil encajar todo en una mañana, así que tú eliges qué plan te seduce más. ¿Eres más aficionado al fútbol que al arte? Pues entonces quizá prefieras pasar la mañana haciendo el Tour Bernabéu por el mítico estadio del Real Madrid.

Guernika de Picasso

Un selfie en la plaza de Cibeles y la Gran Vía

Al final del paseo del Prado aparece inconfundible la plaza de Cibeles, con la fuente y el Ayuntamiento creando una estampa que invita a ser fotografiada. Puedes aprovechar para subir a la terraza del Palacio de Cibeles (el Ayuntamiento) y obtener unas buenas vistas o tomar algo en su terraza. Además, en la sexta planta también hay un restaurante con una carta que seguro te seduce, aunque si buscas una opción más económica, toda la zona centro de Madrid está llena de propuestas. Tras echar un vistazo a la Puerta de Alcalá al fondo, si continúas por la calle de Alcalá llegarás a la Gran Vía, la avenida madrileña por excelencia, llena de tiendas, de cines y de teatros y donde no puede faltar una foto en su edificio Metrópolis o bajo su cartel de Schweppes. El final de esta calle te conduce hasta la plaza de España (con su escultura de Don Quijote y Sancho Panza) y al cercano Templo de Debod, el único templo egipcio que existe en España y seguramente el punto más bonito de Madrid para contemplar el atardecer.

Plaza de Cibeles de Madrid

Una noche “musical”

Volviendo sobre tus pasos, puedes cenar en alguno de los restaurantes de la Gran Vía y alrededores para después asistir a cualquiera de los grandes musicales que tienen lugar en esta calle. ¿Sabías que, por ejemplo, “El rey León” lleva triunfando desde 2011? Si consideras que “la noche es joven” puedes continuarla en algún local de copas, ya que hay bares de Madrid con tanta historia que por ellos han pasado estrellas como Ava Gardner o Grace Kelly. Si buscas un ambiente más alternativo, prueba con los barrios de Malasaña y La Latina.

Terraza del Hotel Óscar en Chueca, Madrid
Visitas imprescindibles

Qué ver