Travel Safe

Consejos para viajar seguro Últimas noticias
Palacio Real de Aranjuez, Madrid

Escapada a Aranjuez desde Madrid

Madrid

Un día entre jardines


Durante su estancia en Madrid le proponemos una visita a la ciudad de Aranjuez, al sur de la capital. Se sitúa bastante cerca, resulta muy fácil llegar y le encantará descubrir por qué este destino ha sido declarado por la UNESCO Paisaje Cultural de la Humanidad: por sus espectaculares jardines y sus magníficos monumentos como el Palacio Real que le harán viajar 500 años en la Historia. Una excursión que, sin duda, merece la pena.

MAÑANA

La primera parte del día la dedicarás a conocer el gran símbolo de la ciudad: su Palacio Real y sus jardines más cercanos para después dar un paseo por el casco histórico de Aranjuez.

Sálida desde Madrid y visita al Palacio Real

Salimos pronto para llegar a primera hora a Aranjuez y poder visitar el Palacio Real con tranquilidad. Lo más cómodo es escoger el tren, cuya estación está a 10 minutos del Palacio. Tan sólo hay que seguir la calle de la Estación, girar a la izquierda y continuar por la avenida del Palacio, un bonito sendero arbolado, hasta llegar al monumento. Estamos en la plaza Elíptica y la visión que obtenemos de este edificio es espectacular. Justo allí encontramos un punto de información turística, donde adquirimos la información necesaria.

Tras sacar fotos inolvidables del exterior de este monumento desde la amplia plaza de Armas, nos dirigimos a conocer su interior para descubrir por qué múltiples reyes de España escogieron sus estancias para celebrar fiestas y pasar la primavera. Existen dos modalidades de visita: la libre y la guiada.

Jardín del Parterre y Jardín de la Isla. Pasear entre esculturas

 A nuestra salida, nos dirigimos hacia la izquierda del Palacio y llegamos a la pequeña entrada del Jardín del Parterre. Nada más entrar, se presenta ante nosotros una perspectiva diferente de la fachada oriental del señorial monumento y nos encontramos con un jardín perfectamente cuidado y con esculturas mitológicas de las que seguro nos impresiona la dedicada a Hércules. Según avanzamos, atravesamos un pequeño y encantador puente que nos deja en el Jardín de la Isla, (ya que está rodeado por el río Tajo).

Izquierda: Jardines de Parterre / Derecha: Jardines de la Isla en Aranjuez, Madrid

Estamos en un espacio verde bastante más grande que el anterior y a nuestra derecha queda una hermosa cascada conocida como “de castañuelas”, pues si nos detenemos a su lado oiremos el apacible sonido del agua que salta en ella. Cuando nos vayamos adentrando en este jardín, multitud de estatuas mitológicas saldrán a nuestro paso para recordarnos que estamos en un lugar casi mágico. Lo mejor es avanzar por el paseo central para leer las descripciones de cada escultura, sentarnos en la preciosa plazoleta de “El niño de la espina” para escuchar el murmullo de las fuentes y el sonido de las aves y volver luego por la terraza con vistas al río.

Casco histórico y Plaza de Toros. Vivir la fiesta nacional

Es el momento de conocer el centro histórico de la ciudad en un paseo tranquilo. Avanzamos por la calle de San Antonio hasta llegar a la esquina con Capitán Angosto Gómez Castrillón, un bulevar perfecto para caminar y hacer nuestras compras. Atrás queda una magnífica vista de la Real Iglesia de San Antonio. Si continuamos por esta calle podemos observar a los lados diversos monumentos como el Centro Cultural Isabel de Farnesio, el Palacio de Medinaceli o el Antiguo Hospital de S. Carlos. Por esta zona, algunas fachadas de los edificios esconden una sorpresa: corralas típicas con un patio interior que nos llamará la atención.

 Izquierda: Iglesia de San Antonio / Centro: Fresones / Derecha: Plaza de Toros en Aranjuez, Madrid

Si es verano, seguro que nos encontramos a vecinos vendiendo frutas en la puerta de sus casas (sobre todo en la calle Eras). Si no, siempre podemos acercarnos al Mercado de Abastos para comprar los típicos fresones o espárragos o ir a la calle Almíbar para adquirir mermeladas artesanales. Tranquilamente llegamos hasta la Plaza de Toros, del siglo XVIII (una de las pocas de esta época que quedan en pie). Aunque su exterior es austero, en el interior nos espera una entretenida visita guiada por el ruedo, la capilla, los toriles, el callejón, los tendidos, el burladero y un bonito Museo Taurino. Podremos simular un auténtico paseíllo y coger un capote.

Parada gastronómica

Tras demostrar nuestras dotes con el capote, volvemos a la zona del Jardín del Parterre y a lo largo de la calle de la Reina encontramos numerosos establecimientos para comer (asadores, mesones, cocina innovadora…). Algunos de ellos, como el emblemático “El Rana Verde” (frente al Palacio Real y junto a los Jardines) se sitúan al lado del río Tajo. De esta manera, disfrutamos unas vistas inmejorables a la vez que degustamos deliciosos platos típicos como el jugoso faisán al cazador y productos de la huerta ribereña. Si es temporada (primavera y verano), encontraremos por aquí puestos de venta de fresones. Y en verano, podemos probar la experiencia de comer en los merenderos o gangos típicos de Aranjuez que se extienden a lo largo de la calle de La Reina (aunque lo mejor es cenar en ellos, buscando el frescor del río). Si queremos refrescarnos, al comienzo de la calle del Príncipe y de las Infantas, hay multitud de quioscos donde saborear un granizado y aprovechar para comprar un artículo de recuerdo.

TARDE

Toca adentrarse en el jardín más grande de Aranjuez: el del Príncipe. Puedes hacerlo caminando o eligiendo alguna de las ideas que te contamos a continuación.

Conociendo el jardín del Príncipe. Chiquitrén y barco turístico

Junto al punto de información turística del Palacio Real se sitúa un puesto en el que se venden los tickets para el Chiquitrén, un tren turístico que realiza un recorrido comentado por parte del casco histórico y por el inmenso y espectacular Jardín del Príncipe, el más amplio que vamos a visitar y el que seguramente nos deje más atónitos. Si vamos con niños o no tenemos ganas de caminar, es una opción divertida y cómoda de conocer este jardín, de unos tres kilómetros de longitud. En nuestro paseo a lo largo del jardín, irán apareciendo ante nosotros preciosos paisajes, fuentes como la de Narciso o la de Apolo, árboles centenarios de más de 30 metros de altura y de distintas partes del mundo, estanques de cuento como el de Chinescos… Además, seguro que vemos a faisanes, ardillas y pavos reales mostrando todo su colorido. No olvidemos que toda esta belleza natural inspiró el famoso “Concierto de Aranjuez”.

Jardines del Principe en Aranjuez, Madrid

Dentro del Jardín del Príncipe, hay dos paradas imprescindibles en nuestra visita. La primera de ellas, en el Museo de Falúas Reales, donde veremos las embarcaciones de recreo que usaban los monarcas para navegar por el río Tajo. La segunda, en la Casa del Labrador, a la que se llega a través de un impresionante paseo de magnolios. Tras este agradable recorrido, lo mejor es cruzar el río por el Puente de Barcos (al final del Jardín del Parterre) hasta llegar a la Glorieta de Fernando VI y comprar allí un rico helado. Por la tarde también podemos montarnos en el barco turístico de la ciudad. Es totalmente acristalado y perfecto para que veamos, a través del río Tajo y bordeando el Jardín del Príncipe, maravillas como el Embarcadero Real o el Embarcadero de la Casa del Labrador y nos traslademos al pasado para imaginar a los reyes navegando al igual que nosotros. Es el momento de regresar a Madrid, yendo de nuevo a la estación de trenes y teniendo aún en nuestra memoria esta auténtica ciudad de reyes.

Visitas imprescindibles

Qué ver


Consejos y recomendaciones

Ten en cuenta

Se recomienda reservar con antelación en el teléfono +34 918910427 para realizar la visita guiada por la Plaza de Toros y su Museo Taurino.

Cómo llegar

Autobús: salidas desde la Estación Sur de Autobuses de Madrid (C/ Méndez Álvaro). Duración aproximada del trayecto: 50 minutos.Tren: línea C3 desde las estaciones de Atocha o Chamartín. Duración aproximada del trayecto: 50 minutos.Tren de la fresa: durante varios fines de semana de abril a octubre este tren de vagones de madera de principios del siglo XX sale del Museo del Ferrocarril de Madrid y llega hasta Aranjuez. En su interior, azafatas vestidas de época reparten los típicos fresones. Incluye visita a la ciudad.Por carretera: a 49 kilómetros al sur de la ciudad de Madrid por la N-IV.

Eventos más importantes

Festival de Música de Aranjuez: normalmente entre mayo y junio.Conciertos de primavera: normalmente los sábados de junio en diferentes espacios como la Iglesia de San Antonio. Fiestas del Motín de Aranjuez: primer fin de semana de septiembre. Declarada de Interés Turístico Nacional. Más de 200 personas se visten con trajes de época.Fiestas de San Fernando: 30 de mayo, con actividades musicales y festejos taurinos.