Travel Safe

Consejos para viajar seguro Últimas noticias
Vista del Castillo de Trevejo

Desconecta: una ruta por los agradables pueblos de Extremadura

Extremadura

Extremadura cuenta con ciudades de gran belleza como Cáceres y Mérida -ambas declaradas Patrimonio Mundial-, Trujillo o Plasencia. Sin embargo, hoy nos adentraremos en los pueblos de la región con más encanto, y en ocasiones menos conocidos, que son perfectos para disfrutar de unos días muy agradables. 

Escapada rural por la Sierra de Badajoz

Al sur, en la provincia de Badajoz, hay muchos municipios con cascos históricos preciosos en los que tomarse un respiro. Uno de ellos es Llerena, con sus casas blancas y sus múltiples edificios que aúnan gótico, mudéjar y barroco. Muy cerca, en la zona de la Sierra, está Zafra. ¿Sabías que la llaman “Sevilla la chica” por su belleza arquitectónica? Sentarse a tomar el aperitivo bajo el sol en cualquiera de sus dos plazas, la Grande o la Chica, es simplemente un placer. A 45 kilómetros de Zafra, llaman poderosamente la atención los campanarios barrocos de Jerez de los Caballeros, y si decides acercarte a Fregenal de la Sierra te sorprenderás con su gran castillo templario, que tiene en su interior una plaza de toros y un mercado de abastos. Apunta otra recomendación: Olivenza, para admirar la mezcla de tradiciones española y portuguesa de su patrimonio.

Arriba: vista del pueblo de Zafra en Extremadura / Abajo: puente que une Portugal y España en Olivenza, Extremadura

Fin de semana en las Hurdes y la Sierra de Gata

Al norte de la provincia de Cáceres, es muy fácil desconectar en las comarcas de la Sierra de Gata y Las Hurdes. Cuando descubras la singular belleza de Las Hurdes no podrás evitar sacar la cámara. Puedes empezar el día con una excursión para ver sus paisajes más espectaculares como el Meandro Melero o el Chorro de la Meancera, por ejemplo, o bañarte en alguna de sus piscinas naturales. Después, visita alguno de sus pequeños pueblos como Casar de Palomero, Ladrillar o Pinofranqueado, para conocer su arquitectura tradicional de pizarra, su artesanía o probar los embutidos y dulces típicos de Las Hurdes.

Chorro de la Meancera en las Hurdes, Extremadura.

La comarca de la Sierra de Gata también te dejará buen sabor de boca. ¿Sabías que es una zona micológica? Si vas en otoño no dudes en probar las recetas con hongos que preparan o en salir al campo a buscar setas. Además, te encantará recorrer sus pueblos, disfrutando sin prisas de la particular belleza de conjuntos históricos como Robledillo de Gata o San Martín de Trevejo, por ejemplo. Y si cuentas con tiempo, a unos 50 kilómetros de esta zona, tienes la villa de Coria donde destacan, entre otros monumentos, la Catedral y las murallas romanas, que llegan a alcanzar los 14 metros de altura.

Arriba: Robledillo de Gata / Abajo: San Martín de Trevejo