Actualidad COVID-19

Consejos para viajar seguro
Campos de lavanda en Brihuega (Guadalajara)

España en primavera

none

Una de las mejores épocas para conocer España

¿Sabes lo que se dice en España? ¡Que la primavera la sangre altera! Y es que desde que aproximadamente empieza esta estación el 21 de marzo hasta que finaliza el 21 de junio, las temperaturas se suavizan, comienza la época de floraciones y las terrazas de los bares se llenan de gente con ganas de dejar atrás el invierno y de aprovecha que hay más horas de luz solar. Aquí te contamos algunos planes perfectos para esta estación. Prepara la cámara para captar los campos de cerezos y almendros más impresionantes de nuestro país, bonitas cascadas en los Parques Nacionales o la decoración de balcones con flores como geranios. Y vete olvidando del abrigo.

Fotografiar espectaculares floraciones

¿Has experimentado alguna vez lo que significa tener un millón y medio de cerezos en flor a tu alrededor? Este “milagro paisajístico” que lo cubre todo de blanco sucede en el Valle del Jerte (Extremadura) en marzo o abril dependiendo del tiempo y merece la pena contemplarlo al menos una vez en la vida. ¿Más floraciones para organizar un viaje? También “despiertan” en esas fechas los más de 50.000 cerezos del Valle de las Caderechas en Burgos y los de Sierra Mágina en Jaén. Por su parte, la localidad riojana de Nalda celebra la Fiesta del Ciruelo en Flor y los campos de Cieza (en la Región de Murcia) ven florecer sus árboles frutales. A finales de abril, le toca el turno a Asturias y su famosa Comarca de la Sidra si se quiere presenciar la floración de los manzanos. Entre mayo y junio, Gredos Norte (Ávila) se convierte en la Capital Mundial del Piorno en Flor y se tiñe de tonos amarillos. Y colándonos ya en el verano, en julio cada vez tiene más fama el Festival de la Lavanda de Brihuega (Guadalajara), cuando sus campos adquieren un color morado al que ningún instragramer se puede resistir.

 Pareja entre cerezos en flor en el Valle del Jerte (Extremadura)

Naturaleza llena de vida en los Parques Nacionales

Los 15 Parques Nacionales españoles parecen experimentar una explosión de vida en estas fechas. Paisajes como los de Ordesa y Monte Perdido (Huesca) o los Lagos de Covadonga (Asturias) en plena montaña se vuelven espectaculares. También es el momento para contemplar aves, ciervos y linces en Doñana (Andalucía) o para hacer senderismo por las diferentes rutas.

Contemplar cascadas en su máximo esplendor

Para ver de cerca cascadas, también es la mejor época y encontrarás algunas impactantes como la del Pozo de los Humos en las Arribes del Duero (Salamanca), el Salto del Nervión (entre Álava y Burgos), los Chorros del Río Mundo (Albacete) o el nacimiento del río Cuervo (Cuenca).

Cascada de Aigues Pases, en Benasque (Huesca, Aragón)

Vivir las fiestas más coloridas

Las flores son también las protagonistas de algunas de las fiestas más coloridas de España. Quizá la más conocida sea la de los Patios de Córdoba en mayo (declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO), cuando podrás pasearte por los patios más bonitos de la ciudad que compiten por conseguir las decoraciones más vistosas con macetas de geranios, claveles y jazmines. También en mayo se celebra en Girona el Temps de flors (tiempo de flores) y los patios, monumentos y rincones de la ciudad se llenan de plantas y espacios florares. Y siguiendo con las flores, en junio tiene lugar el Corpus Christi en lugares como Toledo, San Cristóbal de La Laguna (Tenerife), Sitges (Barcelona) o Ponteareas (Pontevedra) y se adornan las calles con enormes alfombras hechas de pétalos.

Fiesta de Temps de Flors, en Girona (Cataluña)

Formar parte de la Semana Santa, Sant Jordi o la Feria de Abril

Más allá de las flores, estas tres son las fiestas por excelencia de esta estación. La Semana Santa (entre marzo y abril) tiene un carácter religioso, las procesiones que se organizan tienen siglos de tradición y seguro que te sorprenderá la emoción que se desprende. El 23 de abril es la fiesta por excelencia de Barcelona, Sant Jordi, y la tradición manda que se regalen libros y rosas. Entre abril y mayo, le toca el turno a Sevilla y su Feria de Abril, cuando las casetas de su reciento ferial se llenan de gente bailando sevillanas y pasándolo bien.

Feria de Abril, en Sevilla (Andalucía)

Visitar una ciudad: tiempo de terrazas y jardines urbanos

Aprovechando que todavía no han llegado las altas temperaturas del verano, da gusto pasear por las ciudades españolas en primavera. Toca sacar las gafas de sol y probar las tapas más innovadoras en las terrazas de las azoteas de los hoteles o en los renovados mercados gastronómicos. Otro plan muy primaveral es conocer parques urbanos tan famosos como el del Retiro en Madrid o el Park Güell en Barcelona o jardines botánicos como el de Marimurtra (en Blanes, Girona), con impresionantes vistas al mar y considerado como uno de los mejores jardines botánicos mediterráneos de toda Europa.

Puerta de Alcalá, en Madrid

Subir a un tren turístico

Entre los meses de abril y mayo los trenes turísticos más famosos de España se ponen en marcha. Tienes un montón para elegir: el Transcantábrico por el norte de España, el Al Andalus por Andalucía, el Tren dels llacs por los lagos de los Pirineos (en Lleida), el tren dedicado a la figura de Cervantes que va de Madrid a Alcalá de Henares… La mayoría son ferrocarriles de época y hay ejemplos de auténticos palacios sobre raíles como el Transcantábrico Gran Lujo. Toda una experiencia para recorrer España de manera diferente.

Tren Transcantábrico
Descubre más sobre...