Travel Safe

Consejos para viajar seguro Últimas noticias
Cerezos en flor, Valle del Jerte

Valle del Jerte, blancura natural

Cáceres

A menos de tres horas al oeste de Madrid, descubrimos en Cáceres uno de los espectáculos naturales más impactantes de la primavera en España: la floración del cerezo en el Valle del Jerte. Un acontecimiento único en el que dos millones de árboles abren sus flores y que te sorprenderán con un paisaje completamente blanco.

El cerezo como protagonista

Once pueblos te dan la bienvenida al Valle, al norte de Cáceres, al que te recomendamos llegar en coche. Dos opciones de rutas por carretera, una circular y una lineal, serán tus guías para descubrir de forma progresiva la floración del cerezo. Esta explosión natural, que dura unos diez días y se produce entre finales de marzo y principios de abril, tiene una fecha clave: la Fiesta del Cerezo en Flor, que reúne cultura, música, gastronomía y exposiciones en torno al árbol. Pero, además, se organizan todo tipo de actividades que se suelen desarrollarar desde el 21 de marzo al 3 de mayo. (Nota: este año los actos han quedado suspendidos, aunque la zona se puede visitar siempre que las medidas establecidas lo permitan). En este rincón de Cáceres no sólo las flores nos atraen al valle. También te recomendamos conocerlo a partir de mayo, cuando comienza la recolección de la fruta. Así, hasta mediados de agosto, se celebra la denominada Cerecera, una época en la que se suceden actividades como degustaciones o rutas por los campos. Además, no te marches del Jerte sin llevarte unas cuantas cerezas con Denominación de Origen, ni sin probar las especialidades locales, como las migas de pastor o los guisos de cordero.

Cerezos en flor en el valle del Jerte, Extremadura

Una fuente de adrenalina

Más allá de la primavera, el Jerte también nos invita a ser recorrido en otras estaciones. En verano, deporte y aventura te esperan en los ríos y gargantas que brotan de la Sierra de Gredos. Planes para los más activos como el barranquismo en las cascadas de Las Nogaleas o Los Hoyos conviven con opciones más tranquilas, como los baños en las piscinas naturales que encontrarás en cada pueblo. Además, tanto en verano como en otoño, varias rutas, ya sea a pie o en bicicleta, como las de Carlos V o las de las Juderías, te ofrecen la posibilidad de conocer la naturaleza del Jerte por tus propios medios. Y por supuesto, no olvides reservar un día para visitar la Garganta de los Infiernos. En esta impresionante Reserva Natural, formada por la erosión del agua sobre la roca, podrás descubrir la fauna y flora local; o darte un chapuzón en sus pozas, también llamadas marmitas de gigante.  

Garganta de los Infiernos
 Cerezos en flor en el valle del Jerte, Extremadura