Travel Safe

Consejos para viajar seguro
Palacio de Congresos y de la Música Euskalduna

Bilbao: sabor, arte e historia en una ciudad del norte de España

Bizkaia

Al llegar a la capital de Vizcaya, Puppy nos saluda amablemente. Este perrito de flores coloridas da la bienvenida al Museo Guggenheim e invita a conocer la historia de Bilbao. Pero el museo de arte contemporáneo diseñado por Frank Gehry con paneles de titanio que recuerdan el pasado industrial de esta ciudad del norte de España, no es el único lugar para visitar en esta ciudad del norte de España.

Y es que hacer turismo en Bilbao es:  1. Caminar por el Casco Antiguo: lo forman 7 calles y en sus bares se practica el “poteo”. Consiste en tomar zuritos con pintxos —vasos pequeños de cerveza y rebanadas de pan con ingredientes variados—. Aquí está la catedral de Santiago, la Iglesia de San Antón, el mercado de la Ribera, los jardines del Arenal y el teatro Arriaga. 2. Cruzar la ría del Nervión en el Puente Colgante de Vizcaya: este transbordador de hierro y acero inaugurado en 1893 está declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO y sigue en uso actualmente.

Escultura de flores en Bilbao

3. Conocer la nueva zona de la Universidad de Deusto: está el Museo de Bellas Artes, el Euskalduna —Palacio de Congresos y de la Música— y la Torre Iberdrola, diseñada con materiales sostenibles. 4. Entrar al Azkuna Zentroa: un antiguo almacén de vino transformado en centro cultural. 5. Subir al monte Artxanda en funicular: desde allí se puede contemplar una panorámica preciosa de esta ciudad del norte de España. 6. Visitar San Mamés: es el estadio del club de fútbol de la ciudad —el Athletic de Bilbao— y es conocido como “La catedral del fútbol”, ya que los aficionados viven este deporte como una religión.

Azkuna Zentroa

Las principales zonas de interés de Bilbao se pueden visitar a pie o en transporte público. Si decides viajar en metro, verás los tubos de acero y cristal que dan acceso al transporte subterráneo de Bilbao conocidos como los “Fosteritos”, que reciben su nombre por su diseñador el afamado arquitecto Norman Foster. Así que, nada mejor que llevar buen calzado y muchas ganas de conocer esta ciudad del norte de España.

Vista de Bilbao desde el monte Artxanda