Travel Safe

Consejos para viajar seguro Últimas noticias
Pareja relajándose en un jacuzzi del Balneario de las Caldas, Cantabria

La tradición termal en Cantabria

Cantabria

Esta zona del norte de España es todo un referente en turismo de salud gracias a las propiedades mineromedicinales de sus aguas. Por ello, si la visitas, además de poder bañarte en estupendas playas, descubrir pueblos costeros y lugares emblemáticos como Santillana del Mar, recorrer imponentes paisajes verdes como los Valles Pasiegos y comer de fábula, vas a poder disfrutar de balnearios que combinan la elegancia y el clasicismo con la innovación. A continuación, encontrarás siete ideas para que elijas tu lugar favorito para descansar, cuidarte y relajarte:

  • Vista exterior del Balneario de Puente Viesgo, Cantabria

    Balneario de Puente Viesgo

    Puente Viesgo (a 37 km de Santander) Es uno de los balnearios más famosos de España y lo encontrarás en pleno valle del río Pas. El Gran Hotel Balneario de Puente Viesgo es conocido por sus aguas cloruradas, sódicas, bicarbonatadas y cálcicas, y por sus servicios de baños termales, de burbujas, de algas, de sales del mar Muerto o hidromasaje. Además, este complejo termal también dispone de una instalación termolúdica llamada el Templo del Agua de 2.000 metros cuadrados y con una piscina de flotación.  Qué hacer cercaMuy cerca de este balneario puedes visitar cuevas prehistóricas como la del Castillo o la de las Monedas, declaradas Patrimonio Mundial. También puedes apuntarte a rutas guiadas de senderismo y de trekking para todos los niveles.

  • Mujer relajándose en piscina de hidroterapia

    Balneario de Alceda

    Alceda (a 50 km de Santander)  Al cruzar al valle de Toranzo, encontrarás este balneario del S. XIX, símbolo de historia y de bienestar. Sus visitantes llegan buscando aprovecharse de las propiedades del manantial de aguas sulfurosas que es considerado el más caudaloso de Europa. Están recomendadas para tratamientos dermatológicos, respiratorios y de relajación. Sin dejar de lado los tratamientos estéticos, reumatológicos y alérgicos.Aquí te espera desde un masaje relajante hasta un baño termal y de hidromasaje, parafangos o un drenaje linfático.  Qué hacer cerca En el entorno de este hotel-balneario está el bonito parque de Alceda, un auténtico jardín botánico de siete hectáreas en el que destacan las coníferas. Además, los amantes de los paisajes de postal y del senderismo podrán recorrer los caminos que rodean al balneario como la bonita Vía Verde del Pas, que transcurre por praderas, bosques caducifulios y bosques de ribera. 

  • Estatua del Hombre Pez junto al Puente Mayor de Liérganes, Cantabria

    Balneario de Liérganes

    Liérganes (a 25 km de Santander) Lo encontrarás también en los Valles Pasiegos. Su proximidad con la ciudad de Santander y el maravilloso enclave natural en el que se encuentra han hecho de este balneario de principios del S. XX un destino elegido por reyes y grandes mandatarios para disfrutar de sus beneficios termales. Esto se debe básicamente a sus dos manantiales, reconocidos por sus propiedades curativas para el reuma, problemas respiratorios, de piel e incluso de estrés. Los circuitos que ofrece combinan por ejemplo termas secas y húmedas, ducha tropical, jacuzzi, pediluvios y un espacio para el relax con una sensación de aromas. También hay una zona de flotarium y un programa de cromoterapia. Qué hacer cercaSus instalaciones están rodeadas de un parque de árboles centenarios. Aprovecha que estás en Liérganes y déjate llevar por sus calles, admirando su casco histórico y su famoso Puente Mayor. Junto a este, mientras paseas por la orilla del Miera, te encontrarás con la estatua del Hombre Pez, rodeada de leyendas.

  • Piscina de agua termal mineromedicinal del Balneario La Hermida, Cantabria

    Balneario La Hermida

    Peñarrubia (a 90 km de Santander) Escapar del mundanal ruido está bien. Pero hacerlo con el Parque Nacional de los Picos de Europa como telón de fondo va a entusiasmarte. Este balneario se encuentra junto al desfiladero que lleva su mismo nombre, casi en la frontera con Asturias. Aunque reabrió en 2006, sus aguas termales a más de 60º llevan siendo visitadas desde 1881. Son unas aguas idóneas para afecciones dermatológicas, problemas respiratorios o locomotores. Un lugar para que obtengas el bienestar que estás buscando. Qué hacer cerca Si el senderismo por las infinitas rutas que albergan los Picos de Europa no te parece suficiente, muy cerca del balneario tienes la localidad de Peñarrubia. Se trata de un pequeño pueblo donde parece que el tiempo se haya detenido en el medievo, y que cuenta con el espectacular mirador de Santa Catalina. Además, muy cerca, empieza la original Senda Mitológica de las criaturas del Monte Hozarco.

  • Zona exterior Aquaxana del Balneario de las Caldas, Cantabria

    Balneario de las Caldas

    Las Caldas de Besaya (a 37 km de Santander) Un sitio donde además de sumergirte en sus aguas, podrás sumergirte en su historia. Pues el Balneario de las Caldas de Besaya es el más antiguo de todos los balnearios operativos de la región. Y eso es sinónimo, ya no solo de tradición, sino también de calidad.Siete manantiales alimentan este balneario a orillas del río Besaya. Ya los romanos utilizaron sus aguas y su encanto también lo vivió en su día la reina Isabel II, que buscaba los beneficios de sus aguas cloruro-bicarbonatadas, sódicas y azoadas y cuya bañera todavía se conserva. Unas aguas beneficiosas para enfermedades respiratorias o problemas de la piel.  Qué hacer cercaMuy cerca del balneario puedes encontrar el Santuario de Nuestra Señora de Las Caldas, un conjunto arquitectónico barroco lleno de leyendas, en las que el río Besaya siempre tiene un papel protagonista.Si prefieres practicar deporte en la naturaleza, hay rutas tanto peatonales (hasta Riocorvo, Viérnoles o el Parque de la Viesca) como para ciclistas (Los Corrales de Buelna – Suances).

  •  Vista exterior del jardín y piscina de Castilla Termal Balneario de Solares, Cantabria

    Castilla Termal Balneario de Solares

    Solares (a 18 km de Santander) Con más de ocho siglos de historia entre sus muros, el complejo fue rehabilitado en 2006, convirtiéndose en un espacio moderno y elegante a su vez, ya que se supo mantener su estilo romántico.Enclavado en plena comarca de Trasmiera, sus aguas bicarbonatadas, cloradas, cálcicas y sódicas son famosas por sus propiedades para tratamientos diuréticos, metabólicos, del aparato digestivo y del sistema nervioso. Además, su balsa romana y el balneario infantil hacen de este lugar un destino idóneo para disfrutar en familia. Qué hacer cercaAquí el agua es la protagonista. Por lo que, además de en el balneario, también podrás descubrirla en el mar que baña la bahía y en el manantial de Fuencaliente, donde nace la famosa Agua de Solares. Senderismo, patrimonio histórico … No te van a faltar planes.

  • Vista aérea del embalse del Ebro y del Balneario de Corconte en el Valle de Valdebezana en Burgos, Castilla y León

    Balneario de Corconte

    Corconte (a 40 km de Santander) Junto a la orilla del embalse del río Ebro, en la comarca de Campoo, encontrarás este hotel-balneario con más de 100 años de historia. Y es que las aguas de Corconte son beneficiosas para los reumatismos, tratamientos renales e incluso afecciones respiratorias o dermatológicas. Un lugar ideal para recuperarse en periodos postoperatorios. Su centro termal ofrece envolvimientos, termoterapia, masajes y baños termales. Qué hacer cerca Este balneario se encuentra justo en la frontera entre Cantabria y Castilla y León, por lo que, se puede disfrutar de la naturaleza y los paisajes únicos que ofrecen los Picos de Europa a un lado y las llanuras castellanas al otro. A solo 30 kilómetros puedes descubrir el parque de Cabárceno y sus más de 100 especies en peligro de extinción. O también puedes adéntrate en una ruta hasta el nacimiento del río Ebro.

Además de alojarte y mimarte en estos balnearios, te en cuenta que en Cantabria encontrarás multitud de lugares en los que disfrutar como la propia ciudad de Santander, otros destinos turísticos como San Vicente de la Barquera, Comillas o Santillana del Mar o la cueva del Soplao, entre otros.

Descubre más sobre...