Travel Safe

Consejos para viajar seguro Últimas noticias
Panorámica de Frías, en Burgos (Castilla y León)

Tesoros de la España desconocida en Castilla y León

Castilla y León

Te invitamos a conocer una España diferente. Una España interior y de turismo rural que nos aleja de los ruidos y las aglomeraciones y nos acerca a pequeños pueblos de belleza sosegada. Te proponemos hacerlo en un viaje por la región de Castilla y León a través de algunas de sus poblaciones menos pobladas y más bonitas.

Pedraza, en Segovia

A menos de una hora de Madrid encontrarás esta villa de empedrado medieval que te transportará a los siglos XVI y XVII, época a la que pertenecen muchos de sus palacetes. ¿Sabías que su momento de esplendor se produjo porque fabricaban tejidos de gran calidad que incluso competían con los de Flandes? Destaca su preciosa plaza Mayor con sus característicos soportales y terrazas en las que sentarse a tomar algo. Después, puedes acercarte hasta su castillo y su antigua muralla rehabilitada. Si es la hora de comer, seguro que te llega el delicioso olor que sale de sus asadores. Y es que es de las zonas donde mejor se preparan lechazos y cochinillos…. ¿Un momento muy especial para conocer Pedraza? Los dos primeros sábados de julio. Se celebra la Noche y el Concierto de las Velas. Al llegar la noche, el pueblo se ilumina con la luz de miles de candelas y el silencio, solo roto por el sonido de los violines de un concierto, lo inunda todo. Eso sí, te recomendamos reservar con antelación.. ¿Otros pueblos de Segovia que merece la pena visitar? Maderuelo, Ayllón, Sepúlveda, El Muyo, Sotosalbos…

Plaza Mayor de Pedraza

Bonilla de la Sierra, en Ávila

Es un pequeño pueblo bastante desconocido que fue elegido como lugar de descanso por reyes y obispos y alcanzó una posición privilegiada en los siglos XIV y XV. Lo encontrarás a menos de una hora de la ciudad de Ávila y a alrededor de dos de Madrid. Puedes empezar por la plaza de la Villa para conocer después la Colegiata de San Martín de Tours (templo gótico con sus características gárgolas), el Pozo de Santa Bárbara y el Castillo de los Obispos de Ávila, cuyo origen se remonta al siglo XII. Una curiosidad: ¿sabías que se dice que en los colores de este pueblo se inspiraba el mismísimo Goya? De hecho, era visitante habitual del pueblo de Piedrahíta, muy cercano, y que también puedes visitar. ¿Otros pueblos de Ávila que merece la pena visitar? Arévalo, Arenas de San Pedro, Madrigal de las Altas Torres, Candeleda, El Barco de Ávila, Las Navas del Marqués, Tiemblo...

Murallas de Bonilla de la Sierra

Mogarraz, en Salamanca

Situado en pleno parque natural de las Batuecas y Sierra de Francia, es uno los pueblos más bonitos de la zona y se encuentra a alrededor de una hora de la ciudad de Salamanca. Caminarás por calles empedradas, descubrirás ejemplos de arquitectura tradicional y te llamarán la atención sus cultivos en terraza perfectamente integrados en el entorno. Mogarraz es además una especie de museo al aire libre. De sus fachadas cuelgan cientos de retratos de sus habitantes, pasados y actuales, que parecen observarte. Son cuadros pintados en chapa por un artista local para homenajear a quienes han logrado mantener activo el pueblo a lo largo de los años. Actualmente su población ronda los 300 habitantes. ¿Otros pueblos de Salamanca que merece la pena visitar? La Alberca, Candealario, Cantalapiedra, San Martín de Castañar …

Mogarraz, Salamanca

Granja de Moreruela, en Zamora

El monasterio de Santa María de Moreruela es un buen ejemplo de tesoro escondido en el interior de España, en una pequeña localidad que no supera los 300 habitantes. Se trata de un importante monasterio cisterciense que fue centro espiritual de la zona en el siglo XII. Actualmente se conserva su fachada en muy buen estado. La localidad se encuentra a poco menos de 40 kilómetros de la ciudad de Zamora y forma parte de la popular Vía de la Plata. En la visita, no olvides el puente Quintos y la iglesia de San Juan Bautista, construida con piedras procedentes del monasterio de Santa María de Moreruela. ¿Otros pueblos de Zamora que merece la pena visitar? Fermoselle, Galende, Puebla de Sanabria, Alcañices, San Martín de Castañeda…

Monasterio de Moreruela, Zamora

Urueña, en Valladolid

Cinco museos, 12 librerías y un espacio para la lectura es el censo cultural de esta pequeña localidad que sin embargo no llega a las 200 habitantes. Se trata de Urueña, conocida como la Villa del Libro y a la que puedes llegar por carretera desde Valladolid en apenas 45 minutos. Conserva su trazado medieval y el 80 % del su recinto amurallado original, así como los muros exteriores de su castillo. Da gusto pasear por sus ordenadas calles, entre casas de piedra hasta llegar a la iglesia de Santa María de Azogue, de estilo renacentista. Si queremos obtener una bonita panorámica de la villa, podemos acercarnos hasta la próxima ermita de Nuestra Señora de la Anunciada, ejemplo de arquitectura románica-lombarda. ¿Otros pueblos de Valladolid que merece la pena visitar? Trigueros del Valle, Villalba de los Alcores, Medina de Rioseco, Íscar, Simancas

Muralla de Urueña, Valladolid

Frías, en Burgos

Lo normal al aproximarte a Frías y descubrirla en la altura entre el verde, es sentirse atraído. Resaltan su castillo, una fortaleza del siglo X, y la iglesia de San Vicente Mártir, que presiden en la altura y desde las que se aprecian fantásticas vistas. Otro de sus puntos de interés es el puente medieval, de construcción originaria romana. Si accedes a Frías por el sur, descubrirás sus peculiares casas colgadas. Parecen formar parte del precipicio en el que se encuentran. Como curiosidad, ¿sabes que Frías tiene el título de ciudad pese a tener alrededor de 300 habitantes? Le fue otorgado en el siglo XV por el rey Juan II de Castilla. Se encuentra a menos de hora y media de ciudades como Burgos o Bilbao. ¿Otros pueblos de Burgos que merece la pena visitar? Poza de la Sal, Santo Domingo de Silos, Caleruega…

Río Ebro a su paso por Frías, Burgos

Calatañazor (Soria, Castilla y León)

Soria es uno de los territorios con menos densidad de población de Europa, por lo que en esta pequeña villa de 51 habitantes (a menos de media hora de la ciudad de Soria) vas a poder conectar con la naturaleza y con la gente como hace mucho que no hacías. Cuando llegues, contemplarás el paisaje de la hoz del río Milanos y es muy probable que divises buitres leonados en el horizonte. Te esperan casas de madera de sabina y chimeneas cónicas que parecen haber salido de un cuento, calles empedradas, una iglesia románica, alguna tienda que vende productos típicos como los torreznos y algún restaurante en un lugar tan original como un antiguo palomar… Y sobre todo, su pequeña joya: el castillo y la Torre del Homenaje del siglo XIV. El paisaje desde ese punto es sobrecogedor al atardecer. Muy cerca del pueblo está el sabinar de Calatañazor, un bosque con árboles de hasta 14 metros de altura. Y a solo 10 minutos en coche, el monumento natural de La Fuentona, una misteriosa laguna de aguas cristalinas.

Vista de Calatañazor, Soria

Quizá todos estos encantos son los que sedujeron a Orson Welles para rodar aquí “Campanadas a medianoche”. ¿Otros pueblos de Soria que merece la pena visitar? Medinaceli, Yanguas, Monteagudo de las Vicarías, Vinuesa…

Becerril de Campos (Palencia, Castilla y León)

A solo 15 minutos de la ciudad de Palencia, es una maravilla para pasear por sus calles y dejar volar nuestra imaginación a la Edad Media y a la época del Renacimiento. Fue entonces cuando tuvo su mayor auge, aunque su origen es más antiguo. Una de sus iglesias más bonitas es la iglesia-museo de Santa María, que cuenta con un retablo de 13 tablas de Berruguete o con un artesonado de estilo similar al mudéjar del siglo XV. Becerril de Campos es también el “pueblo de las estrellas”. ¿Por qué? Porque los restos de su antigua iglesia de San Pedro han servido para crear el primer Monumento Astronómico Starlight del mundo. Al restaurar esta iglesia, instalaron un péndulo de Foucault (que demuestra la rotación terrestre), un reloj solar y una bóveda estrellada para observar las constelaciones. Además, en ocasiones celebran conciertos en su interior o encuentros de astroturismo. ¿Otros pueblos de Palencia que merece la pena visitar? Ampudia, Aguilar de Campoo, Carrión de los Condes, Frómista, Dueñas...

Iglesia de Becerril de Campos, Palencia

Peñalba de Santiago, en León

Visitar este bonito pueblo es como hacer una pausa en el tiempo. Se encuentra en el llamado Valle del Silencio, rodeado de frondosos bosques, ríos y cascadas en un paisaje prácticamente virgen. Se recorre en un agradable paseo por cuidadas calles con casas tradicionales elaboradas con piedra y de tejados oscuros. En invierno, el pueblo se asemeja a la postal navideña con un manto de nieve del que sobresale la iglesia de Santiago, del siglo X y estilo mozárabe. El entorno es perfecto para un día en la naturaleza. Desde una jornada senderista por el Valle del Silencio o ascender los Montes Aquilianos hasta una ruta por algunos de los otros pequeños pueblos muy próximos como Espinoso de Compludo, San Cristóbal de Valdueza, Riego de Ambrós o San Esteban de Valdueza. ¿Otros pueblos de León que merece la pena visitar? Castrillo de Polvazares, Hospital de Órbigo, Molinaseca, Balboa, Oseja de Sajambre…

Peñalba de Santiago, León
Descubre más sobre...