Actualidad COVID-19

Consejos para viajar seguro
Calle Larios en Málaga

De compras en España: qué vas a encontrar

none

¿Vienes a España? Te sugerimos que reserves una parte de tu viaje para las compras. Moda, artesanía, productos gastronómicos, decoración… Variedad, calidad y singularidad con amplios horarios y zonas específicas. Este es el ‘abc’ de la ‘experiencia shopping’ en España.

Dejarse impresionar por los escaparates de las grandes firmas de lujo; empaparse de los olores y los colores de los mercados tradicionales; toparse con los contrastes entre las artesanías populares y el diseño de vanguardia; recorrer céntricas calles y callejuelas en busca de música, libros y antigüedades o disfrutar de grandes centros comerciales con todas las comodidades. La experiencia de compras en España es tan amplia como puedas imaginar. La condición, solo una: vente con sitio en la maleta.

De los centros urbanos a los centros comerciales

¿Qué zonas son las mejores para ir de compras en España? Por norma general, en cualquier ciudad o pueblo que visites, el centro te brindará las mejores opciones comerciales. Además, en las grandes ciudades, suelen existir zonas más o menos específicas según tus preferencias: las ‘mecas’ del lujo (como el barrio de Salamanca en Madrid o el Paseo de Gracia en Barcelona), las zonas más alternativas y modernas en diseño y moda (el Soho malagueño o Malasaña, en Madrid) o las pobladas por el comercio tradicional (los alrededores de la Plaza Redonda, en Valencia, o el barrio Gótico de Barcelona) y de artesanías (como el barrio sevillano de Triana). Otra posibilidad, especialmente si buscas moda y complementos, perfumería y cosméticos, o tecnología es acudir a alguno de los grandes centros comerciales que encontrarás en muchas ciudades.

Eje comercial de Barcelona

Los centros comerciales suelen disponer de amplios horarios y todo tipo de tiendas (entre ellas, las principales cadenas de moda españolas e internacionales), además de servicios como aparcamiento (de pago o gratuito, según los casos), buenas conexiones en transporte público, restauración e incluso, en algunos casos, actividades infantiles para amenizar el día de compras a los más pequeños. En ciudades como Madrid o Barcelona, existen también grandes superficies de este tipo dedicadas exclusivamente a outlets: reconocidas firmas de moda o decoración, aptas para todos los bolsillos.

Mercadillos

Entérate también de los mercadillos que puedes visitar en tu destino. Casi todas las ciudades españolas celebran uno o más de estos mercados de forma semanal o mensual. Su encanto reside no solo en las compras que puedas realizar (algunos son temáticos y otros ofrecen una combinación infinita de ropa, complementos, arte, decoración, antigüedades y productos gastronómicos), sino en dejarse invadir por su ambiente bullicioso, a menudo festivo y amenizado por música o artistas callejeros. Los ejemplos son numerosos: el célebre Rastro, en Madrid; Els Encants (La Fira de Bellcaireel), en Barcelona; La Alcaicería de Granada; Las Dalias, en Ibiza; el mercadillo del jueves, en Sevilla; el Rastro de Mestalla, en Valencia…

Telas en un mercadillo callejero

Moda, gastronomía y artesanía

Del “dónde” al “qué”: ¿qué te recomendamos que te lleves de tu viaje a nuestro país? Moda, artesanía y productos gastronómicos están en el podio, aunque la elección dependerá de tus gustos y, muy importante, de los lugares concretos por los que pases: hay tanta diversidad que te sugerimos que consultes lo más típico de la zona a la que viajas antes de planificar tus compras.

Calles del madrileño barrio de Malasaña

Moda y complementos

De lo que no te arrepentirás seguro es de apostar por la moda y los complementos made in Spain. Desde exclusivas firmas con sello español y prestigio internacional hasta el pret-à-porter que España exporta a medio mundo y que te encantará llevarte de su tierra natal. Además, si te consideras un cazador de tendencias, date una vuelta por los barrios de moda de las grandes ciudades (Malasaña en Madrid, el Raval o Gràcia en Barcelona, Russafa en Valencia, el Soho en Málaga…), en los que los diseñadores locales regentan pequeñas tiendas donde adquirir prendas originales y únicas. Si buscas un recuerdo más tradicional, no te olvides de que cada región tiene prendas típicas: desde la archiconocida moda flamenca de Andalucía, con sus volantes y su colorido, la blancura del ‘adlib’ ibicenco o las prendas de seda valenciana, hasta la txapela (boina) vasca, el típico fajín del San Fermín navarro o la parpusa (gorra) de los ‘chulapos’ madrileños.

Artesanía en Barcelona

A caballo entre la moda y la artesanía, muchas regiones de España sobresalen por su manufactura de piel o cuero: mochilas, bolsos, cinturones, calzado o marroquinería son buenas opciones para tus compras en gran parte del territorio de nuestro país, como Andalucía o Castilla-La Mancha, entre otras. ¿Y qué tal una pieza de decoración? La cerámica de Talavera de la Reina (en Toledo, Castilla-La Mancha, declarada Patrimonio Cultural Inmaterial por la Unesco), las de Sargadelos (en Lugo, Galicia), Manises (Valencia) o Úbeda (Jaén, Andalucía), o los damasquinados de Toledo (Castilla-La Mancha) son algunas de las expresiones artesanas más populares en España; las podrás comprar en forma de vasijas, objetos decorativos o, también, bisutería. Otras artesanías que puedes adquirir en nuestro país y estar seguro de que te llevarás algo típico y con personalidad son los trabajos en mimbre (cestas, decoración, lámparas…) de la Comunidad Valenciana, los de esparto (desde bolsos hasta alfombras) de Castilla-La Mancha o los de madera de Boj (cuencos, zuecos…) de Navarra.

Cerámica de Sargadelos

Gastronomía

El apartado gastronómico merece capítulo aparte. Abanderada de la conocida como dieta mediterránea, la gastronomía española te inspirará, sin duda, a la hora de hacer tus compras cuando viajes a nuestro país. De región en región, hay infinitas posibilidades para que llenes la maleta del sabor de la cocina española, empezando por el jamón ibérico de cualquiera de las cuatro denominaciones de origen existentes (Dehesa de Extremadura, Guijuelo, Jamón de Huelva y Los Pedroches); o las deliciosas variedades de queso según la zona: manchego (Castilla-La Mancha), cabrales (Asturias), torta del Casar (Extremadura) o Idiazábal (en País Vasco y Navarra), entre muchos otros. No pueden faltar en esta lista el vino (aunque los más famosos sean el Rioja o el Ribera del Duero, casi cualquier región de España cuenta con una denominación de origen que te sorprenderá) o el aceite de oliva, el oro líquido mediterráneo. Y añade en tu lista los licores tradicionales (como los orujos gallegos o el txacolí vasco), los dulces (tarta de Santiago en Galicia, fruta escarchada en Aragón, miel de Castilla-La Mancha…) o algunas conservas (espárragos de Navarra o anchoas de Cantabria, entre otros).

Chica degustando vinos

Si bien no hay restricciones en portar alimentos entre países de la UE, debes consultar la normativa existente si retornas a cualquier destino extracomunitario. (Consulta la información del aeropuerto de destino para comprobar si se puede llevar comida en el equipaje facturado y las restricciones de peso, procesado, presentación, etc.).

Compras con experiencias

Si, además, quieres sumar un valor añadido a tu experiencia de compra, puedes integrar el shopping en cualquier de las muchas actividades asociadas que encontrarás a tu alcance en nuestro país. ¿Y si contratas los servicios de un personal shopper para tus compras? En especial en las grandes ciudades, puedes contar con la ayuda de estos profesionales para que te asesoren y te guíen por las mejores tiendas de moda y decoración o los show rooms más exclusivos. Antes de decidirte por un vino, un queso o una especialidad de aceite, ¿te gustaría probarlos? En España, puedes acudir a catas de estos y otros tipos de productos para entender y aprender a valorar sus características y decidir con cuál de todas las variedades te quedas. También es buena opción llevarte un recuerdo del patrimonio artístico, cultural o histórico de España aprovechando las tiendas asociadas a museos o exposiciones, o comprar los objetos de cerámica o cuero en los propios talleres tradicionales en los que se fabrican, disfrutando de la experiencia in situ del trabajo artesano. Solo tienes que buscar lo que más te apetece en cada destino: las posibilidades son infinitas.

Experiencias gastronómicas

Consejos básicos

Antes de adentrarte en el mundo de las compras en nuestro país, unas claves básicas:


- Una de las cosas que más sorprende de ir de compras en España es la amplitud de sus horarios. Aunque el horario habitual suele ser de lunes a sábado desde las 9.30 a las 13.30 horas y de las 16.30 a las 20 horas, la realidad es que en la mayoría de las zonas turísticas podrás comprar en franjas mucho más amplias, ya que en muchas ciudades existe libertad de horarios comerciales.


- En algunos enclaves turísticos, especialmente en el litoral en temporada alta, no es raro ver comercios abiertos bien entrada la noche, más allá de las 22 horas.


- Los grandes centros comerciales y almacenes tienen un horario continuado de 10 a 21 ó 22 horas, incluidos, en muchos casos, los domingos.


- En nuestro país, los precios son fijos y no es común el regateo.


- Si vienes de fuera de la Unión Europea, puedes solicitar la devolución de los impuestos de tus compras. Consulta las condiciones.


- Además, en la mayoría de los comercios, sobre todo de las grandes ciudades, podrás pagar con tarjeta.

Descubre más sobre...