Travel Safe

Consejos para viajar seguro Últimas noticias
Turista apoyada en el coche descansando de su viaje en carretera

Viajes a destinos sostenibles del norte de España a los que llegar por carretera

none

¿Tienes ganas de hacer una escapada a España y no quieres coger avión? ¿Te gustaría conocer lugares especialmente comprometidos con el cuidado del medio ambiente y la conservación de la cultura? Te recomendamos algunas zonas del norte de España a las que se puede llegar por carretera y una vez allí sumergirte de pleno en la naturaleza.Todas ellas están incluidas entre algunos de los mejores destinos turísticos sostenibles del mundo según la Asociación Internacional Global Green Destinations. 

  • Flamencos en el Delta del Ebro, Cataluña

    Terres de L´Ebre (Cataluña)

    Declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO, este territorio situado en la desembocadura del río Ebro -el más caudaloso de España- es una de las zonas más bellas de Tarragona. En pocos lugares del mundo encontrarás dos parques naturales con dos ecosistemas diferentes en poco más de 30 kilómetros: El Parque Natural del Delta del Ebro y la enorme cordillera del Parque Natural de Els Ports, perfecto para observar aves.La costa se extiende por más de 140 kilómetros y podrás pasear por la playa de la Marquesa hasta llegar al faro del Fangar y ver un atardecer en las dunas del Delta del Ebro. Lo que hace especial a este lugar es que además se pueden hacer muchos más planes para desconectar. Por ejemplo, navegar por el río a bordo de una embarcación tradicional llamada llagut, conocer ciudades como Tortosa o pueblos preciosos como Miravet y su castillo con restos templarios o descubrir las pinturas rupestres de Ulldecona.Si lo que buscas es disfrutar de la gastronomía, prueba a visitar las bodegas donde catarás los vinos de la Denominación de Origen Terra Alta, la Catedral del Vino en El Pinell de Brai o alguno de los restaurantes con estrellas Michelin de la zona.

  •  Montaña de Pedraforca en Saldes, Berguedà, Cataluña

    El Berguedà (Cataluña)

    Encontrarás esta zona en el Prepirineo de Cataluña y a solo una hora en coche de la ciudad de Barcelona. ¿Qué tiene de especial? Que forma parte del Parque Natural del Cadí-Moixeró, un lugar con picos de hasta 2.600 metros donde observar corzos, quebrantahuesos o águilas. El Berguedà ha desarrollado una red de 2.000 kilómetros de senderos para caminar y montar en bicicleta. Además, hay varias rutas de largo recorrido que atraviesan la zona como el Camí dels Bons Homes (que sigue la ruta que utilizaban los cátaros en la Edad Media para escapar del sur de Francia) o es Cavalls del Vent (una ruta circular que conecta ocho refugios de montaña).Otras ideas originales para unas buenas vacaciones son visitar el Centro Astronómico del Pedraforca (los cielos de El Berguedà -entre montañas y lejos de grandes ciudades- son particularmente limpios) o descubrir su increíble legado cultural e histórico. Tiene curiosos museos dedicados a su pasado minero, de fábricas textiles y a la migración de las colonias. Además, celebra fiestas con siglos de antigüedad como la Fia-Faia o la Patum de la ciudad de Berga, declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.Por supuesto, hay que probar productos locales como quesos y mermeladas. 

  • Turista tomando una imagen en el valle de Nuria en los Pirineos, Lérida, Cataluña

    Pallars Jussà (Cataluña)

    En plenos Pirineos de Cataluña esta zona de Lleida ofrece desde llanuras agrícolas hasta extensos bosques, alta montaña, lagos y embalses. Su apuesta por el turismo sostenible se ve reflejada en un montón de iniciativas que podrás disfrutar. Una de las más especiales es su Tren de los Lagos, un recorrido en un tren histórico o panorámico que atraviesa las tierras de Lleida hasta llegar a los emblemáticos lagos del Prepirineo. También puedes hacer caminando la ruta guiada El Cinquè Llac. Se trata de un recorrido circular con origen en La Pobla de Segur que te llevará durante siete días a conocer maravillosos paisajes, a disfrutar de la tranquilidad del ambiente rural y a probar la deliciosa gastronomía local.Pero hay mucho más: puedes visitar el Geoparque Orígens (donde se han hallado numerosos fósiles de dinosaurios), el Parque Astronómico del Montsec o subir al teleférico de la Vall Fosca a más de 2.000 metros de altura para iniciar una ruta en el Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici. Si vas en verano, no te pierdas las fiestas del fuego del solsticio, declaradas Patrimonio Inmaterial.

  • Turista caminando hacia el castillo de Montgrí, Girona, Cataluña

    Torroella de Montgrí-l'Estartit (Cataluña)

    Encontrarás este destino en la zona de Baix Empordà-Costa Brava (Girona). Si viajas hasta aquí, la idea es que conozcas el Parque Natural del Montgrí, les Illes Medes i el Baix Ter de forma sostenible a través de las diferentes rutas de senderismo y ciclismo que existen. Incluso hay recorridos más largos como la Vía Verde “Pirinexus”, que llega hasta los Pirineos o la ruta siguiendo el curso del río Ter a lo largo de 200 kilómetros.Si te gusta el buceo, te va a encantar sumergirte en las aguas de las Islas Medas, porque cuentan con una de las reservas de flora y fauna marina más importantes del Mediterráneo occidental.Tampoco se quedan atrás el patrimonio ni la agenda cultural de esta zona. Apunta en tus planes una visita al famoso Castillo del Montgrí, un paseo por sus galerías de arte o un concierto de alguno de sus festivales como el de Torroella o el de Jazz L´Estartit. 

  • Playa de Trengandín en Noja, Cantabria

    Noja (Cantabria)

    Encontrarás este municipio en pleno mar Cantábrico, entre las ciudades de Santander y Bilbao. Su compromiso con el medio ambiente se demuestra por ejemplo en la Feria Internacional Econoja. ¿Sabías que el 75% de su extensión está dentro de la Reserva Natural de las Marismas de Santoña, Noja y Joyel? Te encantará pasear y darte un baño por sus dos espectaculares y cuidadas playas de arena fina y dorada -Ris y Trengandín- que suman más de seis kilómetros.Además, sus humedales convierten a Noja en un lugar de paso para miles de aves que te fascinará observar. Lo recomendable para llevar a cabo esta actividad es que conozcas el centro de educación ambiental El Molino de las Aves.También puedes practicar surf, descubrir sus casonas y palacios o apuntarte a una ruta guiada por marismas, campiñas y dunas.

Descubre más sobre...