Actualidad COVID-19

Consejos para viajar seguro
Turistas en la Ciudad de las Artes y las Ciencias

Valencia en dos días

Valencia-València

Qué hacer para conocer la ciudad

Si sólo cuentas con dos días para visitar esta ciudad Mediterránea, te recomendamos un recorrido que te permitirá conocer algunos de sus lugares más famosos. Prepárate para pasear por sus calles peatonales, ver el mar o saborear una paella. Valencia está para aprovecharla y disfrutarla.

Primer día

El primer día puedes dedicarlo al casco histórico de la ciudad. Es el momento de conocer los monumentos más famosos de Valencia en el que predominan los edificios de estilo gótico. Te proponemos hacerlo todo caminando tranquilamente.

Desplazamiento: A pie / Duración: 1 día

Plaza de la Virgen en Valencia

Mañana en el casco histórico

A solo cinco minutos andando desde la plaza del Ayuntamiento, un buen día en Valencia puede empezar desayunando horchata con fartons en una de las horchaterías tradicionales de la plaza de la Reina. ¡Típico, pero sobre todo delicioso! Aprovecha que estás en una de las plazas más bonitas y animadas de la ciudad para empaparte del ambiente, comprar algún helado de sabor original y para contemplar parte de la silueta de la Catedral y la torre campanario conocida como el Miguelete, uno de los grandes símbolos de Valencia. ¿Has cogido fuerzas en el desayuno? En menos de 5 minutos puedes llegar hasta la plaza de la Virgen, con otra vista de la Catedral y de la Basílica de la Virgen los Desamparados. Llega el momento de conocer la Catedral por dentro (¿sabías que aquí se guarda el que algunos aseguran que es el Santo Cáliz o Santo Grial?) y animarse a subir los 207 escalones del Miguelete (51 metros de altura) para obtener unas vistas de esas que no se olvidan. Una vez abajo, muy cerquita está la curiosa plaza Redonda -rodeada de comercios tradicionales de artesanía y bares de tapas- y después otro de los puntos fuertes de la ciudad: la Lonja de la Seda, declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO.

Centro de Valencia

Visita a la Lonja y al Mercado Central

Momento de tapear. Para muchos la Lonja de la Seda, del siglo XV, es el monumento más bonito de Valencia, así que te recomendamos visitar su interior para sorprenderte con sus columnas helicoidales y dejarte llevar por la tranquilidad de su patio de naranjos. Justo enfrente, seguro que también te llama la atención la arquitectura modernista del Mercado Central. Por muy bonito que sea este edificio por fuera, la verdadera experiencia está en el interior. Más de 1.200 puestos ofrecen sus productos y los colores y los olores de las hortalizas, las especias y las frutas lo invaden todo. Como seguro que ya se te ha abierto el apetito, puedes aprovechar para comer en el Central Bar del propio mercado a base de productos de temporada. Más opciones: sentarte a la mesa de alguno de los bares y restaurantes de los escalones de la Lonja, la plaza del Collado, la plaza del Negrito o la calle Caballeros para probar clóchinas al vapor, tellinas, “esgarraet”, patatas bravas…

Lonja y Mercado central de Valencia

Tarde en los jardines del Turia y noche cool

Tras un buen almuerzo, apetece pasear y te proponemos hacerlo por los jardines del Turia. A unos cinco minutos de la plaza de la Virgen encontrarás las magníficas Torres de Serranos del siglo XIV. Desde aquí puedes acceder a los jardines del Turia, que no son ni más ni menos que el antiguo cauce del río Turia reconvertido en un paseo de nueve kilómetros. ¡Mucha gente los recorre en bicicleta! Si eres amante del arte, una de las paradas que puedes hacer en tu paseo es en el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM), con colecciones de artistas como Julio González y Pinazo. Tras un día de lo más completo, si tienes tiempo, todavía podrías acercarte por ejemplo hasta el Museo Nacional de la Cerámica, ya que su fachada bien merece una fotografía. Si no, llega la hora de cenar y tomar una copa en alguna plaza del encantador barrio del Carmen o en los locales cada vez más de moda del barrio de Ruzafa.

Mercat de Russafa
Visitas imprescindibles

Qué ver


Segundo día

Hoy conoceremos otras dos caras diferentes de Valencia: la de la arquitectura vanguardista de la Ciudad de las Artes y las Ciencias y la marítima, con la luz tan bonita y característica del Mediterráneo.

Desplazamiento: A pie / Duración: 1 día

Mañana en la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

Puedes llegar a este innovador complejo cultural obra del arquitecto Santiago Calatrava dando un paseo a pie o en bici por los jardines del Turia. Pero como es un plan que ya hicimos ayer ayer, también puedes llegar en autobús (línea 95 de la EMT) o en metro (la parada de la Alameda está a unos 15 minutos del recinto). Una vez allí, reserva toda la mañana, porque te esperan el Palau de les Arts, el Ágora, el Hemisfèric (con películas de cine Imax), el Museo de las Ciencias y el Oceanogràfic (el mayor acuario de Europa). Si viajas en familia y no te da tiempo a visitar todo, éste último es seguramente la mejor opción (con niños, otro día también podéis acercaros a conocer el Bioparc).

Ciudad de las Artes y las Ciencias en Valencia

Una paella mirando al mar

Seguramente te estarás preguntando… Llevo más de un día en Valencia y todavía no he probado la paella. Comer el plato más típico de esta zona siempre está bien, pero te aseguramos que si lo haces mirando al mar te sabrá mil veces mejor. Acércate en unos 30 minutos en la línea 95 hasta la Marina o a la playa de El Cabanyal-Las Arenas (o la de la Malvarrosa si es verano y quieres darte un bañito) para disfrutar de la auténtica paella valenciana o de un guiso de pescado fresco. Diferentes líneas regulares de autobús (1, 2, 19, 31, 32 y otras especiales de verano) conectan con las playas de Valencia.

Vista aérea de la playa de Valencia

Atardecer espectacular en el Parque Natural de la Albufera

El que seguramente sea el atardecer más especial de Valencia no se vive en el centro, sino en las afueras, en concreto en el Parque Natural de la Albufera, a poco más de 10 kilómetros. En esta zona vas a encontrar playas salvajes de dunas, arrozales y un enorme lago por el que podrás pasear en barca mientras contemplas los colores de la puesta de sol. Si no tienes coche, podrás llegar hasta aquí en una media hora en la línea 25 de los autobuses urbanos de la EMT o en el Albufera Bus Turístic. Prepara bien tu cámara, porque te vas a llevar algunas de las fotos más bonitas del viaje. Y si en lugar de 2 días, cuentas con 3, te recomendamos una jornada entera para ver toda esta zona, sobre todo si es verano y quieres pasar el día en la playa.

L
Visitas imprescindibles

Qué ver


Descubre más sobre...