Travel Safe

Consejos para viajar seguro
Panorámica de Cuenca

Fin de semana en Cuenca y la naturaleza de sus alrededores

Cuenca

La provincia de Cuenca tiene poblaciones, parajes y un sinfín de actividades listas para ser descubiertas y perfectas para incluir en un viaje de pocos días. Desde la Ciudad Patrimonio de la Humanidad de Cuenca hasta una naturaleza que sorprende por sus vertiginosas hoces y por lugares donde las rocas toman formas fantasiosas. Esta ruta te ayudará a comprobarlo. 

La ciudad de Cuenca y sus imprescindibles

La ciudad fortificada de Cuenca está declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO. Si la visitas, podrás descubrir algunos de sus lugares más emblemáticos: - Las Casas Colgadas, también llamadas casas colgantes de Cuenca. Son el símbolo de la ciudad. Su nombre se debe a sus grandes balcones voladizos sobre la hoz del río Huécar. ¿Sabes que en su interior se encuentra el Museo de Arte Abstracto Español? - La mejor panorámica de las Casas Colgadas, la disfrutarás al cruzar el puente de San Pablo. Si puedes, visítalo tanto de día como de noche, la iluminación de la zona te enamorará. - La Catedral de Santa María y San Julián de Cuenca, predominantemente gótica pero con elementos propios del románico y neogótico, es otra de las bellezas que no puedes perderte, tanto desde su fachada principal, que da a la Plaza Mayor, como desde su interior.

Casas Colgadas, Cuenca

- Los rascascielos de Cuenca son un conjunto de 30 edificios que por un lado, en la calle Alfonso VIII, tienen 4 y 5 plantas y por el otro, cara a la Hoz del Huécar, pasan a tener 8 ó 10, constituyendo un conjunto arquitectónico de lo más singular y llamativo que merece la pena visitar. - La bajada de las Angustias es otro lugar agradable que visitar. Encontrarás la Ermita de Nuestra Señora de las Angustias.   La lista puede ser mucho más larga: el castillo, la calle de los Tintes para pasear junto al río Huécar, la calle Alfonso VIII… Solo tendrás que callejear un poco para descubrir más.

Nacimiento del Río Júcar y del Río Cuervo

El Parque Natural de la Serranía de Cuenca tiene muchos rincones que merece la pena visitar.  Para conocer al nacimiento del río Júcar hay que llegar hasta Tragacete, un hermoso pueblo situado en el centro de un valle y que está a unos 65 kilómetros de la ciudad de Cuenca. De camino hacia el nacimiento, podrás disfrutar de una cascada de 20 metros de agua, una auténtica maravilla para la vista. En la parte alta, a la derecha de la cascada, te llamará la atención un antiguo molino.  A menos de 30 minutos en coche de allí, llegarás al nacimiento del río Cuervo. A través de un sendero entre altos árboles como sauces o avellanos, llegarás a dos cascadas. La primera es más pequeña y el preámbulo de la que verás a continuación, una cascada sobrecogedora en cualquier época del año y especialmente en los meses más lluviosos. Desde ahí, aún te quedarán unos metros de subida para vislumbrar el manantial del que brota el río. 

Nacimiento río Cuervo, Serranía de Cuenca

Parque Cinegético Experimental de El Hosquillo

Este parque, de 910 hectáreas, se creó para estudiar y conservar diferentes especies de fauna y aprender más sobre nuestros recursos naturales. Numerosas especies de aves como águilas reales, halcones peregrinos, buitres o búhos reales, así como ciervos, muflones, cabras montesas o jabalíes forman parte de sus habitantes. Aunque quizás te llamen más la atención sus osos pardos o lobos ibéricos, ambas especies en peligro de extinción. Para visitarlo deberás reservar con antelación y podrás realizar una visita de unas tres horas guiada por uno de los monitores del parque. Una actividad perfecta tanto para niños como para mayores.

Parque Cinegético Experimental de El Hosquillo

La Ciudad Encantada

Si eres difícil de sorprender, estamos convencidos de que la Ciudad Encantada de Cuenca no te defraudará. Se trata de un paraje espectacular gracias a las formaciones rocosas que se han ido formando a lo largo de miles de años por la acción del viento, el agua y el hielo.  Un monolito de 20 metros, un enorme arco llamado “Puente Romano” o “la cara del hombre” son algunas de las 13 figuras que podrás ver en tu ruta por este enclave.  Cerca de la Ciudad Encantada, se encuentra el mirador Ventano del Diablo. Ofrece una de las mejores vistas sobre el cañón del río Júcar. 

Ciudad Encantada, Cuenca

Monumento Natural de las Lagunas de Cañada de Hoyos

Como verás, en Cuenca y sus alrededores se encuentran paisajes de todo tipo. Las Lagunas de Cañada de Hoyos, un conjunto de siete lagunas permanentes con una profundidad entre cuatro y 32 metros, son otras de sus maravillas naturales.  Llama la atención que cada una es de un color diferente debido a los microorganismos que viven en ella. Azul turquesa, negras, verdes, maravíllate con cada una de ellas. Sin duda, si lo que buscas es disfrutar de unos días de desconexión, Cuenca tiene los ingredientes que buscas.  Así que ya sabes, prepara el equipaje y ¡a viajar!

Lagunas de Cañada de Hoyos, Cuenca