Travel Safe

Consejos para viajar seguro Últimas noticias
Mirador del Rey en el Parque Nacional de Ordesa y Monteperdido

Te proponemos una escapada a los espacios naturales más bonitos de Aragón

Aragón

Atravesada por el río Ebro y coronada por la cordillera de los Pirineos, Aragón es tierra de contrastes. Largos valles, frondosos bosques, atípicos desiertos e imponentes cimas. Escápate a este destino de naturaleza y desconexión. Disfruta de estas cinco maravillas naturales de Aragón.

Empieza por el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido

Ordesa, declarado Patrimonio Mundial, te espera con un valle inmenso. Cañones como el Añisclo. Gargantas como la de Escuaín. Y rutas entre refrescantes cascadas como la de Cola de Caballo. Practicarás barranquismo, alpinismo o senderismo a través de la Brecha de Rolando. Rodeando la frontera con Francia, a 2.800 metros de altura. Una región con una flora que cuenta con más de 1.400 especies. Y uno de los parques nacionales más antiguos de España.

Atardecer en el Parque Natural de Ordesa y Monteperdido

Sigue por el Mar de Aragón y sus 500 kilómetros de agua dulce

Aprenderás a pescar, practicarás deportes acuáticos y te relajarás como nunca. El embalse del río Ebro invita a disfrutar. A rodearlo a pie o en bicicleta. A descubrir sus aguas que pasan por Aragón y Cataluña, hábitat de especies como el pez fraile. Prepárate para pasear entre singulares bosques mediterráneos.

Reserva natural Mequinenza, Río Ebro o Mar de Aragón

Descubre el ibón de Estanés, un secreto que te dejará de hielo

En lo alto de los Pirineos se encuentran pequeños lagos de montaña conocidos como ibones. Rodeados de sierras y asentados en valles. Situado en la frontera francesa, en el municipio de Ansó, el Estanés es considerado puro espectáculo natural.  En cuanto llegues te parecerá increíble que tantas pequeñas manadas de caballos y vacas decidan yacer plácidamente allí. Tanto como sus famosas aguas cristalinas, prados verdosos y altos picos. El secreto es que nace entre glaciares.

Mujer en uno de los Ibones de Pirineos

Conoce la Laguna de Gallocanta, todo un paraíso para las grullas

Reconocida como la laguna natural más grande de toda España, la Laguna de Gallocanta es un Humedal de Importancia Internacional. En tan solo seis kilómetros cuadrados, practicarás un turismo totalmente sostenible, observarás la llegada de las aves con una visita guiada y recorrerás uno de los ecosistemas más atípicos de Europa.

Grullas en la laguna de Gallocanta, Aragón

Acaba por todo lo alto con el Parque Natural Posets-Maladeta

Con cimas de más de 1.800 metros, ascenderás directamente al paraíso. Donde descubrirás legendarios glaciares como el Aneto, dentro del Monumento Natural de los Glaciares Pirenaicos. En invierno, te adentrarás por senderos teñidos de blanco, impresionantes para recorrer en esquí o raquetas de nieve. Y en verano, conocerás las estivas ganaderas, zonas de pastos de altura, una perfecta combinación de naturaleza y tradición rural.  Despreocúpate y alójate en refugios de alta montaña. Elige tu mochila y escápate. El Pirineo aragonés te espera.

Marismas en el camino al Monte Aneto en los Pirineos Aragonenses
Descubre más sobre...