Actualidad COVID-19

Consejos para viajar seguro
Playa del Silencio (Cudillero, Asturias), en la Costa Verde

Costa Verde

costa-verde

El mar Cantábrico baña durante 350 kilómetros la costa asturiana, en la que prácticamente los prados y los acantilados se funden con el agua.

Un panorama único en que naturaleza, mar y pueblos marineros crean un escenario idílico que los amantes del deporte, de la playa o de la buena mesa disfrutarán con gusto.

Un recorrido por la costa

Tapizado por el verdor de sus prados, la costa asturiana viste sus azules intensos y sus arenas doradas con un manto natural que fascinará al viajero. Allí, entre playa y playa, te espera un paisaje de villas marineras repletas de encanto. Amarillos, rojos y azules se intercalan con el blanco de las casas de estos pueblos pesqueros. Cudillero, Llanes, Luarca, Candás o Luanco te dan la bienvenida a un ambiente en el que el mar es el protagonista. Un buen plan es recorrer los paseos marítimos de estas villas, para contemplar la belleza del mar Cantábrico. Si prefieres un plan más movido, en Asturias encontrarás un destino idóneo para la práctica de los deportes náuticos. Prepara tu tabla de surf, porque las playas de Tapia de Casariego, Gozón o Salinas son perfectas para “galopar” sobre las olas. Merece la pena madrugar para ver cómo los barcos pesqueros llegan a puerto. Allí desembarcan las capturas del día en las lonjas, impregnando el ambiente del perfume salino que caracteriza a estos pueblos. Después de esta experiencia, lo mejor es darse un buen festín con la sabrosa gastronomía asturiana. Pescados a la brasa y mariscos como el erizo de mar o el bugre –bogavante- conviven con platos de cuchara, como la clásica fabada asturiana o sus imponentes quesos.

La otra cara de Asturias

La doble vertiente de Asturias nos lleva tierra adentro. Historia y montañas te reciben en una región en la que nada falta. Un paraíso natural interior que da comienzo en los Picos de Europa, un Parque Nacional en el que habita, entre otros, el emblema de la región: el oso pardo. También dentro del parque encontrarás una de las grandes joyas históricas y arquitectónicas de Asturias, el Real Sitio de Covadonga. A medida que descendemos, los ríos que brotan de estas cumbres llenan de vida los valles de la región, dejando a su paso ciudades tan imponentes como Oviedo, llena de encantos arquitectónicos como el Teatro Campoamor, su Catedral o el palacio de Santa María del Naranco, ejemplo del estilo prerrománico. Junto a ellos, aparecen las construcciones de estilo indiano. Éstos, emigrantes que fueron a hacer fortuna a América, dieron nuevos aires a los edificios locales con pórticos, balcones y colores en muchos de sus pueblos y ciudades. Además, si quieres descubrir una ruta llena de espiritualidad puedes recorrer el Camino de Santiago a su paso por Asturias, denominado Camino Primitivo, comprendido entre Oviedo y Santiago de Compostela.

No te lo puedes perder

Qué visitar


Selecciona en la lista o navega por el mapa para descubrir los puntos de interés.

Dónde ir

Visitas imprescindibles


Qué hacer

Otras ideas para tu viaje