Travel Safe

Consejos para viajar seguro Últimas noticias
Turista en las calles de Valldemossa en Mallorca, Islas Baleares

Regala una escapada a los lugares más románticos de España

none

Quizá tengas planeado algún viaje con tu pareja para las próximas vacaciones, pero ¿qué puedes hacer mientras tanto? Afortunadamente, siempre es buen momento para una escapada a algún lugar de España ya que tiene una excelente conexión por tierra, mar y aire. Porque si tienes un fin de semana, cuentas con el tiempo suficiente para recorrer alguno de estos encantadores pueblos de España.

  • Vista de la Villa de Potes y su Puente Nuevo, Cantabria

    Potes, Cantabria

    Una villa de estrechas calles con casas de piedra y alegres vistas por sus coloridas macetas. Potes es conocida como la villa de los puentes y de las torres. Desde ellas se divisa todo el pueblo, los ríos que lo atraviesan y la enorme belleza de los Picos de Europa. Si te gusta el plan, puedes proponer a tu pareja subir a lo más alto de la Torre del Infantado para sentiros los protagonistas de un cuento ambientado en el medievo. ¿Queréis un recuerdo bonito? Entonces podríais haceros una foto en el pintoresco templete que reina en la plaza, lugar donde se suelen celebrar las fiestas de la villa. O, tal vez, queráis recorrer Potes a caballo, y dar un paseo de lo más romántico por sus puentes medievales. Antes de iros, podríais visitar alguna de sus queserías o disfrutar de una velada en uno de los restaurantes situados junto al río. ¡Los postres locales caseros están para chuparse los dedos!

  • Casco antiguo y Puente Nuevo de Ronda en Málaga, Andalucía

    Ronda, Málaga

    Un pueblo en lo alto de un acantilado, dividido en dos por su famoso Puente Nuevo, bajo el que pasa el río Tajo. Ronda pertenece a los Pueblos Blancos de Andalucía, donde se amontonan encantadoras casas pintadas de blanco, ¡el escenario perfecto para una postal de vuestras vacaciones!  El hecho de que Ronda se haya construido sobre un precipicio le dota de un valor incalculable y te permite disfrutar de numerosos miradores repartidos por la localidad, como por ejemplo desde su Puente Nuevo con una altura de 100 metros o el Parador de Ronda donde tu pareja y tú podréis sentiros en medio de un cielo estrellado al borde del acantilado.

  • Antiguo faro en la Isla Pancha de Ribadeo en Lugo, Galicia

    Ribadeo, Lugo

    Un pueblo marinero de casitas de piedra que da a la orilla del río Eo. En vuestro paseo por su costa, podréis visitar Rinlo, un puerto medieval que ha sido testigo de la tradición pesquera de esta villa. Y, por supuesto, su reconocida playa de las Catedrales, ¡imagina un atardecer con tu pareja en un paraíso natural sin parangón! En la zona alta del pueblo, os esperan unas vistas increíbles al río Eo desde sus miradores. Por allí también se alzan unos magníficos edificios históricos del casco antiguo. Su calle peatonal está repleta de bares de ambiente bullicioso que te invitan a pasar una tarde deliciosa. Si el plan te suena bien, te encantará llenar el estómago con su popular pulpo. 

  • Pareja paseando por la calles de Valldemossa en Mallorca, Islas Baleares

    Valldemossa, Mallorca

    Si vuestra idea de escapada romántica es despertar en un lugar tranquilo rodeado de montañas, tal vez os encante visitar este pueblecito en medio de un valle de la Sierra de Tramuntana. ¡Su ubicación es ideal para hacer rutas de senderismo en pareja! Si sigues el camino de una de sus calles, la vía Blanquerna, su suelo empedrado te conducirá hacia la famosa Real Cartuja de Valldemossa. Un antiguo palacio coronado por el brillante color verde de su campanario. Además, en su interior puedes encontrar habitaciones tan interesantes a nivel cultural como la “Celda número cuatro”, donde os aguarda el museo de Frédéric Chopin.  En la misma plaza se alza el Palacio del Rey Sancho. Si tu pareja y tú disfrutáis de la música clásica, ojalá tengáis la suerte de encontraros con uno de los conciertos de piano que suelen dar en su sala de conciertos. Para culminar un paseo tan romántico como este, podéis pasar por los Jardines del Rey Juan Carlos, o acercaros al mirador de Miranda des Lledoners. Allí podréis sentaros en la terraza de alguno de sus bares para degustar su tradicional coca de patata junto a un paisaje conmovedor. A la lista podrían sumarse perfectamente Cudillero, Besalú, Alquézar, Pedraza, Jerte… Y es que hay pueblos a los que se les puede hacer una visita en cualquier época del año, sean vacaciones o no. Porque como dice una sabia frase del refranero español: “No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”.