Travel Safe

Consejos para viajar seguro Últimas noticias
Turistas viendo el mar des del paseo marítimo de A Coruña, Galicia

Paseos marítimos de Galicia: el plan perfecto para desconectar

Galicia

Hay muchas formas de disfrutar de un paseo marítimo, desde pasar el día de compras y saboreando la gastronomía de pueblos y ciudades de costa, hasta recorrer senderos y paseos encontrando el lado más salvaje de la naturaleza. Paseos con vistas al mar, pero de dos modos muy distintos, ¿con cuál te quedas?

  • Personas corriendo y paseando por el paseo marítimo de A Coruña

    Paseo marítimo de A Coruña

    Sin duda, conocer la ciudad de A Coruña pasa por recorrer el paseo marítimo más largo de Europa, con 13 kilómetros con vistas al mar desde puntos muy distintos. Puedes empezar por el puerto y dar un largo paseo por la zona más comercial con tiendas y restaurantes, llegar a la costa más natural junto a un manto verde que rodea la Torre de Hércules y llegando a la parte de las amplias playas del Orzán y de Riazor. Y para finalizar el paseo marítimo (o para empezar, si lo prefieres) encontrarás una escultura de un pulpo gigante que sorprenderá a los más pequeños, una pieza icónica de A Coruña. Puedes recorrer este paseo en bicicleta, en tranvía, por carretera o simplemente por la calzada peatonal

  • Vista de la playa al otro lado del paseo marítimo de Samil, en Vigo

    Paseo de Samil, Vigo

    Justo al otro lado del paseo marítimo de Samil, en Vigo, encontrarás una playa de un kilómetro y medio de arena fina, una de las playas más conocidas de Rias Baixas, ya que está dotada con la insignia de Bandera Azul y tiene cerca todas las comodidades y servicios que buscas para pasar el día cerca del mar. Unas compras de souvenirs, un paseo con tiendas de todo tipo y restaurantes, cafeterías y bares para disfrutar de las vistas y de la comida gallega. 

  • Vista aérea del paseo marítimo de Foz

    Paseo marítimo de Foz

    Un rodeo por esta ciudad costera te descubrirá preciosos paisajes por paseo marítimo de Rapadoira, junto a la grande y amplia playa que comparte su nombre. Tienes unos cuatro kilómetros de costa para llegar de una playa a otra, desde playas urbanas de arena blanca y fina, hasta playas de fuerte oleaje donde no podrás bañarte pero podrás disfrutar de unas maravillosas vistas naturales y salvajes. Pasarás por un paisaje de roca llamado Punta do Corno donde rompen las olas hasta llegar al Ollo do Mar, un pasillo natural donde se cuela el agua y esta golpea con fuerza las rocas, de este modo puedes oler de cerca la bravura del mar. 

  • Vista de la pasarela de madera que recorre el sendero marítimo de San Vicente do Mar, O Grove

    Sendero marítimo de San Vicente do Mar, O Grove

    Un sendero natural por una pasarela de madera que recorre hasta dos kilómetros por Pedras Negras, un camino con paisajes al mar que te recordarán el motivo de venir a la orilla, su paz. El sonido del choque de las olas y el ruido de las gaviotas será la banda sonora de un gran espectáculo. Es muy recomendable que tomes tiempo para hacer alguna fotografía, ya sea con el móvil o la cámara, o simplemente dejes en tu retina un paisaje fantástico que recordarás.