Este site utiliza cookies para assegurar a melhor experiência ao usuário. Se você continuar navegando, consideramos que aceita a utilização dos cookies. Você pode obter mais informação ou saber como alterar a configuração em nossa política de cookies



Mérida


Teatro Romano de Mérida, el último refugio de las Musas




Localização

Comunidade autônoma:
Extremadura

Província/Ilha:
Badajoz

Badajoz


Monumental y en todo su esplendor, el Teatro Romano de Mérida es el mejor conservado de Europa y, tras su recuperación, sigue siendo escenario de representaciones dramáticas y recitales. Gentes de todo el mundo se conmueven cada año con las obras inmortales de los clásicos vistas en su escenario original, una joya arquitectónica del siglo I a. de C., que visitan cada año cientos de miles de turistas y ubicada en una ciudad Patrimonio de la Humanidad.

Asistir a una representación en el marco inigualable del Teatro de Mérida es un espectáculo único e inolvidable. La ladera donde se sitúa la grada semicircular, que en su origen tenía capacidad para unas 6.000 personas, favorece una acústica sensible al más leve suspiro de los oradores. Y, en el centro, un imponente escenario, embellecido con columnas de mármol de estilo corintio, que está considerado como uno de los más bellos y grandiosos de todo el Imperio Romano.

Desde las primeras décadas del siglo XX, con la recuperación del recinto escénico, que estuvo durante años derrumbado y cegado por la tierra, las milenarias piedras del Teatro acogen representaciones de obras, ballet y otras manifestaciones artísticas. El Festival de Teatro Clásico, que se celebra cada verano desde 1933, es el referente cultural más destacado, y permite al espectador viajar en el tiempo y disfrutar del legado de Grecia y Roma en sus escenarios naturales. Su espectacularidad e importancia hacen del festival un evento de relevancia internacional.

Una ciudad monumental

Junto al Teatro se levanta el Anfiteatro, y no muy lejos está el Circo. Estas impresionantes construcciones, que estaban destinadas al ocio, se encuentran dentro del completo trazado urbanístico amurallado de la colonia romana que contaba con calzadas, arcos, foros, viviendas como la Casa del Mitreo y bellos templos, como el de Diana. Además de los puentes del Guadiana y Albarregas, ríos junto a los que se asienta la localidad, los antiguos romanos levantaron el Acueducto de los Milagros y dos embalses: Proserpina y Cornalvo, en el parque natural del mismo nombre.

Una visita a los monumentos y restos arqueológicos de Mérida es hacer una inmersión en uno de los períodos más apasionantes de la historia, adentrarse en el túnel del tiempo y sentir el esplendor de la Roma Imperial en pleno siglo XXI.




Imprescindíveis