Este site utiliza cookies para assegurar a melhor experiência ao usuário. Se você continuar navegando, consideramos que aceita a utilização dos cookies. Você pode obter mais informação ou saber como alterar a configuração em nossa política de cookies






Localização

Comunidade autônoma:
Galicia

Galicia


Bienvenido a la Ribeira Sacra, una zona del interior de Galicia con impresionantes espacios naturales como el cañón del río Sil, seña de identidad de este lugar, y con un valioso patrimonio artístico. Aquí hallará una docena de monasterios medievales que recuerdan la importancia que tuvo esta comarca durante la Edad Media. Todo un viaje al pasado.

El río Sil es la frontera natural de las provincias de Ourense y Lugo, en el corazón de Galicia, al norte de España. Le llamará la atención su paisaje agreste, dominado por viñedos, montañas y por el agua del Sil cuando desemboca en el río Miño. Es en este tramo de unos 200 kilómetros donde se sitúa la Ribeira Sacra, una tierra de templos y ermitas sobre todo de estilo románico, palacios y conventos. Le recomendamos reservar unos cuatro días para recorrer la comarca. ¿Sabe que aquí están las parroquias más antiguas de la cristiandad en España? Hace 1.500 años se instalaron congregaciones de monjes y ermitaños, practicando durante siglos la meditación y la reflexión. Esta paz y armonía aún hoy perdura en sus pueblos, aldeas... y monasterios medievales. Algunos están abandonados, pero merecen una visita. Sus muros atestiguan el paso del tiempo, y la humedad, el musgo y la vegetación les dan un aire de misterio.

Para llegar hasta ellos deberá atravesar pistas forestales y carreteras locales que transcurren entre bosques frondosos. De entre todos sobresale el de San Esteban de Ribas de Sil, situado al norte del municipio de Nogueira de Ramuí­n: además de ser el más grande de la Ribeira Sacra, hoy es un lujoso Parador Nacional de Turismo. En el mismo pueblo está el monasterio de Santa Cristina. Al pasear por su claustro y por sus alrededores sentirá un ambiente mágico. Prepare la cámara de fotos porque a muy poca distancia llegará a los miradores más conocidos de la comarca: los Balcones de Madrid. Desde esta azotea natural se contempla la inmensidad del cañón del río Sil, con barrancos que alcanzan hasta los 500 metros de profundidad. Las vistas son magníficas. Una vez aquí, le aconsejamos realizar una bonita excursión: se trata de recorrer este tramo del río, que cuenta con 40 kilómetros navegables, a bordo de un catamarán.Hay varios trayectos de diferente duración. El más largo requiere unas tres horas, se puede hacer en cualquier época del año, y va desde Abeleda hasta el paraje de Os Chancís, 24 kilómetros aguas abajo. También hay itinerarios más cortos, como el que parte desde el embarcadero de San Esteban hasta Abeleda; el que llega a San Fiz, o el barco que desciende por el el río Miño hasta el embalse de Os Peares, desde el pueblo de Belesar.

El viaje por la Ribeira Sacra podría continuar por Montederramo y el monasterio de Santa María, que actualmente es un colegio. También puede trasladarse a Tarreirigo, donde se encuentra San Pedro de Rocas, una capilla excavada directamente en la piedra y que se considera el monasterio más antiguo de Galicia. Otra opción es ir a Ferreira, donde se levanta el monasterio de las MadresBernardas, el único ocupado por mujeres en toda Galicia desde su fundación hasta la actualidad. O sentir el encanto del de San Paio de Abelada, ya en ruinas, así como el de Xunqueira de Espadañedo. Para rematar la ruta, venga a Monforte de Lemos, una interesante villa de origen medieval.

Estas son sólo algunas posibilidades de esta tierra. No deje de probar su exquisita gastronomía y, si tiene tiempo, dése un baño relajante en alguno de los balnearios repartidos por Ourense. En las oficinas de turismo le ayudarán a planificar su escapada. Así es la Ribeira Sacra, un escenario de historias y leyendas.





Imprescindíveis