Este site utiliza cookies para assegurar a melhor experiência ao usuário. Se você continuar navegando, consideramos que aceita a utilização dos cookies. Você pode obter mais informação ou saber como alterar a configuração em nossa política de cookies





En verano, lo sabroso si está fresquito, dos veces es bueno. En España estos meses hace calor y por eso toman protagonismo los platos refrescantes como el gazpacho, las ensaladas y los helados. Te presentamos algunos, toma nota e intenta disfrutarlos en una terraza. ¿Mejor? ¡Casi imposible!

Mesa a la sombra, bebida refrescante y una comida por delante. Por ejemplo, con una de las sopas frías más sabrosas: el gazpacho. Es un plato típico de Andalucía y su producto principal es el tomate. Similar, también andaluz, pero aderezado con jamón serrano, encontrarás el salmorejo. La recomendación es que pruebes los dos. Otra opción para refrescarnos en la mesa son las ensaladas, que en España se aliñan con aceite de oliva y vinagre de jerez o con salsa vinagreta. Encontrarás muchas ensaladas distintas, desde las verdes a base de lechuga, espárragos, cebollas…, a otras de patatas o tomates. En muchas ocasiones, se acompañan de atún o anchoas. Si estás en el sur, pide un picadillo; en el norte, te recomendamos un salpicón, por ejemplo, con pulpo. El “pescaíto” frito, los boquerones en vinagre o el marisco siempre son acompañantes agradables para completar la comida. Otro plato que nunca falla en verano es la paella. Típica de la Comunidad Valenciana, degustarla con vistas al mar es un placer que no debes perderte. Y antes de entrar en los postres, te recomendamos probar una receta que mezcla el dulce con el salado del modo más refrescante: el melón con jamón. Para terminar, te sugerimos frutas típicas de verano como las fresas, sobre todo las de Huelva y Aranjuez, o la sandía; o los sabrosos helados, de los que los más conocidos son los de Alicante.





Imprescindíveis