Este site utiliza cookies para assegurar a melhor experiência ao usuário. Se você continuar navegando, consideramos que aceita a utilização dos cookies. Você pode obter mais informação ou saber como alterar a configuração em nossa política de cookies




Observar las aves en Extremadura: toda una experiencia




Localização

Comunidade autônoma:
Extremadura

Extremadura


Le proponemos disfrutar de un espectáculo fascinante: contemplar cientos de especies de pájaros, algunos en peligro de extinción, en su hábitat natural. Esta experiencia es posible vivirla en Extremadura. Esta región del interior de España es un lugar idóneo para practicar el birdwatching (observación de aves). Los requisitos son sencillos: unos simples prismáticos, pasión por la naturaleza y respeto por el medioambiente.

España es uno de los países de Europa con mayor diversidad de avifauna. Y qué mejor lugar para observar las aves que Extremadura: el 75 por ciento de su territorio se considera como área de importancia para las aves (IBA). Las provincias de Cáceres y Badajoz son elegidas cada año por numerosas especies de pájaros para criar y anidar, pero también para descansar durante sus rutas migratorias. Vea de cerca estos plumíferos mientras descubre unos espacios naturales de gran valor ecológico.

La primavera es una época ideal para observar las aves. En estos meses de cría no resulta complicado realizar avistamientos. Hágase con unos prismáticos o un telescopio de alcance, una buena guía de aves, y dispóngase a vivir una experiencia irrepetible.

De entre los muchos puntos de interés ornitológico de Extremadura, sobresale el Parque Nacional de Monfragüe, declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO. Este inmenso bosque mediterráneo es un sitio de visita obligada. Aquí se encuentran especies en peligro de extinción como el águila imperial ibérica, la cigüeña negra o el águila real. ¿Sabe, además, que es en este lugar donde habita la colonia de buitres negros más importante del mundo, con más de 250 parejas? Podrá ver su vuelo desde alguno de los miradores y observatorios repartidos por Monfragüe. Otra buena manera de descubrir esta avifauna es recorriendo alguno de los itinerarios señalizados que atraviesan el parque. Recuerde que no debe salirse de estas rutas balizadas, y que debe observar siempre a distancia para no interferir en el comportamiento de los animales. No deje de visitar su Centro de Interpretación de la Naturaleza, indispensable para comprender la importancia de este lugar.

En Extremadura hay también 69 zonas ZEPA, que son áreas de especial protección de aves. La comarca de la Serena, los Llanos de Cáceres y los Llanos de Brozas son un buen lugar para observar avutardas o cigüeñas blancas, entre otras especies. Diferentes tipos de águilas, cigüeñas y buitres negros y alimoches se refugian en el Parque Natural de Cornalvo, la Sierra de San Pedro y las Dehesas de Jerez. Lo mismo sucede con las grullas, milanos, ánades y multitud de aves acuáticas, por ejemplo, en la Moheda Alta y en el embalse de Orellana. Acuda a las oficinas de turismo, donde le informarán con más detalle sobre rutas, itinerarios guiados y actividades relacionadas con esta hermosa forma de disfrutar del ocio y la naturaleza.





Imprescindíveis