Localização

Madrid


Al norte de Madrid está la Sierra de Guadarrama, una cordillera donde se encuentran algunos de los paisajes más espectaculares de la región. Una buena manera de conocer esta zona es a través de sus miradores, naturales o en ocasiones creados por el hombre. Tome nota de nuestra propuesta y disfrute de unas vistas difíciles de olvidar.

Acérquese a alguno de los miradores de la Sierra de Guadarrama, la cadena montañosa que sirve de frontera entre Madrid, Segovia y Ávila, en el centro de España. Llegar hasta aquí es muy sencillo. Está a sólo una hora en coche de la ciudad de Madrid, aunque si lo desea también puede venir en tren. Se trata de un lugar de gran valor ecológico, ideal para conocer en cualquier época del año, y lleno de rutas emblemáticas que atraen a miles de excursionistas. Del mismo modo, son muchos los miradores que hay en la sierra. Son balcones privilegiados que permiten contemplar este espacio natural en toda su inmensidad. Todos ellos tienen algo especial y son de fácil acceso, ya que están perfectamente indicados. En esta ocasión le ofrecemos varias alternativas, aunque le recordamos que no son las únicas.

Guadarrama en 360 grados

El itinerario puede comenzar en el Mirador del Cerro del Hilo, en Becerril de la Sierra, desde donde es posible obtener una panorámica completa de esta cordillera. Basta con girar el cuerpo para observar diferentes cumbres, como la Bola del Mundo al norte, la Cabeza Mediana al sur, o la Cuerda de los Porrones al este.

Navacerrada, una azotea de lujo

A sólo 5 kilómetros le espera Navacerrada, uno de los pueblos más conocidos de la sierra gracias, entre otras cosas, a su estación de esquí. Le recomendamos que se acerque al Mirador de la Ermita de San Antonio, desde donde va a contemplar, entre otros, el pico de La Maliciosa o el embalse de Navacerrada, toda una referencia para los amantes de la pesca. Un paseo a orillas de este pantano le ofrecerá vistas espectaculares de la presa, así como de la depresión de Navacerrada.

Manzanares el Real , una postal inolvidable

Una vez abandonado Navacerrada, a unos 15 kilómetros, se encuentra el Mirador del Chaparral, con impresionantes vistas sobre La Pedriza, unas rocas de granito emblemáticas que son símbolo de la Cuenca Alta del Río Manzanares, declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO. Desde este mismo punto verá Manzanares el Real en miniatura, como si fuera una pequeña maqueta, así como del valle de Samburiel y el macizo de la Cuerda Larga.

Durante el recorrido puede reponer fuerzas en cualquiera de las áreas recreativas, merenderos y fuentes que aparecen por el camino. No olvide que, para apreciar el paisaje con detalle, es recomendable que lleve consigo unos prismáticos y un mapa de la zona. En cualquier caso, estas son sólo algunas de las muchas alternativas que le aguardan en la Sierra del Guadarrama. Lo mejor es que se acerque a las oficinas de turismo, donde le van a ayudar a planificar su estancia en este gran espacio natural de senderos, fuentes, embalses, valles, ríos y montañas, y que es un escenario magnífico para la práctica de deportes al aire libre. En definitiva, una estupenda alternativa a pocos kilómetros de la ciudad.





Imprescindíveis