Este site utiliza cookies para assegurar a melhor experiência ao usuário. Se você continuar navegando, consideramos que aceita a utilização dos cookies. Você pode obter mais informação ou saber como alterar a configuração em nossa política de cookies




Los mejores platos… de los museos españoles



Degustar una deliciosa receta de algunos de los chefs más prestigiosos de España siempre resulta agradable. Pero si además se disfruta de ella tras contemplar algunas de las obras de arte más importantes del mundo, la oferta es irrechazable. Conoce cuáles son los grandes museos de España que además de famosas pinturas o esculturas poseen restaurantes de gran calidad. El arte culinario, a tu disposición. ¿Tienes el paladar a punto?

Cada vez más personas buscan la alta cocina y la originalidad a la hora de comer. Si tú estás entre ellas y además eres un apasionado del arte, España te encantará. Y es que muchos de sus principales museos, situados en grandes ciudades como Madrid, Barcelona, Bilbao o Valencia, albergan en su interior restaurantes cuyas cartas son pura imaginación. Atrévete con pinacotecas donde las obras de arte no sólo están en las paredes.

Uno de los destinos imprescindibles es Madrid, la capital de España y uno de los centros artísticos más importantes del mundo. En el conocido como “triángulo del arte” encontrarás el Museo Thyssen-Bornemisza. Si pasear por los pasillos de esta pinacoteca que recorre la historia de la pintura europea es una experiencia maravillosa, degustar un plato de su restaurante-cafetería, situado en un hermoso jardín, es algo que no te puedes perder. ¿Te imaginas probar platos como “abstracción mallorquina” o “paisaje catalán? Estos son los nombres de algunas de las recetas que el restaurante ofreció con motivo de una exposición sobre Miró. Te recomendamos que visites este museo en verano, pues es durante las noches de junio, julio y agosto cuando también podrás conocer su “Mirador”, una magnífica terraza situada en el ático donde degustar la deliciosa cocina mediterránea mientras obtienes unas magníficas vistas de la ciudad.

También en Madrid, y a pocos minutos andando del Thyssen, se halla otro de sus museos imprescindibles, el Nacional de Arte Reina Sofía. A su visión del arte moderno y contemporáneo se adapta perfectamente el interiorismo de su restaurante. Sólo basta decir la frase con que se promocionó su apertura:  “la creatividad que se come”. Para completar la visita al “triángulo del arte”, no olvides que el gran Museo Nacional del Prado también dispone de un agradable restaurante, “Café Prado”, y de una terraza que abre entre los meses de marzo y octubre, perfecta para descansar tras disfrutar de las impresionantes obras que alberga la pinacoteca.

Como última propuesta madrileña, te sugerimos un restaurante “a la moda”, el del Museo del Traje. Tras contemplar las maravillosas indumentarias que posee (algunas incluso del siglo XVI), nada mejor que dejarse llevar por los sabores de su restaurante. El Grupo Lezama es el encargado de ofrecer una carta basada en una cocina vasca actualizada.

La costa, a la vanguardia gastronómica

Nos trasladamos ahora al norte de España, al País Vasco y en concreto a su reconocido Museo Guggenheim Bilbao. Si el propio edificio diseñado por Frank Gehry es ya un homenaje a la vanguardia artística, su excepcional oferta de restauración no lo es menos. Comparte con los tuyos los placeres gastronómicos de la alta cocina que ofrece el restaurante Nerua, galardonado con una estrella Michelín y dirigido por el chef Josen Martínez Alija. ¿Qué deseas tomar? ¿Un aperitivo, un exquisito bistrot o un plato de endibias rojas braseadas, con un caldo de moluscos y crema de pomelo? El equipo del restaurante pondrá todo a tu disposición. Si prefieres una propuesta algo más informal, te recomendamos el restaurante Bistro, en el mismo Museo.

Nuestro viaje gastronómico continúa por plena costa mediterránea, en la ciudad de Valencia y en su Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM). Suculencia, innovación, ambiente selecto y estética minimalista se dan la mano en su luminoso restaurante “La Sucursal”, poseedor de una estrella Michelín. En él podrás disfrutar de paletilla de cordero lechal con yogurt de salvia y cabello de ángel de chirivías o de su exquisito menú degustación en el que cada plato supone una sensación única.

También en el Mediterráneo, aunque en Cataluña y en concreto en la ciudad de Barcelona, se encuentran otros dos museos con restaurantes recomendables si eres amante del arte y tu paladar está ávido de nuevas sensaciones. El primero de ellos te acerca a una de las figuras principales de la historia de la pintura, Pablo Picasso. Te hablamos del Museo Picasso, que además posee una cafetería-restaurante con un ambiente íntimo y acogedor y una terraza exterior que te encantará. Aprovecha su estancia en Barcelona para visitar también el Museo Nacional de Arte de Cataluña y su restaurante Oleum. ¿Por qué merece la pena acudir a él? Porque desde sus amplios ventanales obtendrás una espléndida vista de Barcelona, porque está instalado en el antiguo Salón del Trono del Rey Alfonso XIII, porque disfrutarás de su bodega climatizada o de su creativa cocina mediterránea. Sobran los motivos…

El interior… también delicioso

El último sitio que te sugerimos para darle una alegría a tu estómago se sitúa en el interior de España, en la ciudad de León (Castilla y León) y en su museo Museo de Arte Contemporáneo (MUSAC) con su restaurante Vivaldi. ¿Un ejemplo de lo que encontrarás allí? Sabrosos menús en miniatura para degustar los productos típicos de Castilla y León. ¿Se te hace la boca agua?

Como ves, en los principales museos de España no sólo se puede disfrutar de una amplia gama de colores, sino también de los deliciosos sabores y olores de los platos de sus restaurantes. Para asegurarte tu estancia en ellos, te recomendamos reservar mesa con antelación y consultar las tarifas medias en la web de cada museo. Atrévete. Combina arte y gastronomía. Todos tus sentidos te lo agradecerán.

Si te ha interesado este reportaje, consulta más información en: Museos imprescindibles de España Museos de España con aires renovados España, todo un lujo para el paladar La nueva cocina habla español





Imprescindíveis