Este site utiliza cookies para assegurar a melhor experiência ao usuário. Se você continuar navegando, consideramos que aceita a utilização dos cookies. Você pode obter mais informação ou saber como alterar a configuração em nossa política de cookies




Los dulces sabores de la Semana Santa española



Tras la alegría del Carnaval, España se inunda con el fervor y la espiritualidad de la Semana Santa. Esta tradicional fiesta, que conmemora la muerte de Cristo, también llena las mesas de exquisitos manjares. Ahora tiene la oportunidad de disfrutar de una Pascua única, la gastronómica, con un protagonista que le sabrá delicioso: los postres.

Una parte importante de la cultura española es su comida. Los guisos y platos típicos son un modo más de compartir en las celebraciones, fiestas y reuniones. En Semana Santa, los dulces sabores que ofrece la repostería tradicional se vuelven imprescindibles para el paladar. Son recetas caseras, de gran arraigo y elaboración sencilla, que podrá disfrutar en estos días por todos los rincones de nuestro país.

Sin duda, en estas fechas es obligado degustar las torrijas. Se consumen en toda España, y son rebanadas de pan, empapadas en leche, azúcar y huevo, que se fríen en aceite. Según el líquido utilizado para bañarlas o su presentación, existen otras variantes, todas deliciosas: las hay de vino, en almíbar, con miel o espolvoreadas con azúcar y canela. Las monas de Pascua son otro dulce clásico, sobre todo en Cataluña y el litoral valenciano. Se trata de piezas y figuras de chocolate que suelen tener una sorpresa en su interior. A los niños les encantan y, en Cataluña, existe la costumbre de regalarlas a los más pequeños el Lunes de Pascua.

Igual de atractivas le resultarán las flores de Semana Santa, por su peculiar forma. Son grandes y delicadas, y tienen una textura dulce y crujiente. Y si se encuentra en la zona de Castilla y León, el domingo descubrirá una sabrosa costumbre: tomar hornazo. Es una masa de pan rellena con ingredientes como huevo, lomo y jamón, aunque también hay una versión dulce, hecha a base de almendras, azúcar, anises y huevo.

Los bartolillos madrileños, las rosquillas de Semana Santa, la leche frita, los pestiños o los buñuelos son otras de las delicias que podrá saborear en esta época. En Semana Santa, los hogares, pastelerías y restaurantes españoles recuperan antiguas fórmulas y recetas para preparar apetecibles y vistosos dulces. Aproveche estos días, disfrute en nuestro país de una fiesta única y, por supuesto, no deje de probar las auténticas exquisiteces que le esperan sobre el mantel.