Este site utiliza cookies para assegurar a melhor experiência ao usuário. Se você continuar navegando, consideramos que aceita a utilização dos cookies. Você pode obter mais informação ou saber como alterar a configuração em nossa política de cookies




Ibérico, el jamón de los paladares selectos



Hay mil razones para degustar un buen jamón Ibérico: su intenso sabor, su agradable textura, su sugerente aroma, la sensación que produce su gusto, las ganas de repetir que provoca…Además es muy saludable y se ha convertido en imagen de la gastronomía tradicional de España. Si no ha probado el Ibérico, no conoce el jamón. Haga su paladar selecto y disfrute del Ibérico en España.

La gastronomía de España es sabrosa y más cuando se come jamón. Su marca es el Ibérico, un embutido exclusivo y de primera categoría. Su calidad y su genuino sabor han hecho que el jamón Ibérico sea un producto muy apreciado más allá de nuestras fronteras. Ahora, la apertura a su comercialización internacional se lo pone más cerca que nunca. Sin embargo, le recomendamos saborearlo en su tierra de origen: España.

Manjar saludable para cualquier momento

El jamón ibérico siempre sienta bien. A media mañana servido del modo más español, en tapas. En la comida, como entrante. Y en cenas, como entremés perfecto para abrir boca. Incluso, es idóneo como merienda o tentempié, no sólo por su siempre apetecible gusto, sino porque los estudios científicos han demostrado que su consumo ayuda a disminuir la tasa de colesterol perjudicial para el organismo.

¿Quiere completar el aperitivo? Acompañe la ración de Ibérico con un buen vino. Y si quiere probar un modo peculiar de comerlo le sugerimos hacerlo de una manera característica de Cataluña: con pan y tomate.

Excelencia desde su preparación

La excelente calidad del Ibérico es el resultado de su cuidadosa y estricta preparación. Un elaborado proceso que se inicia en los campos donde se crían los cerdos y alcanza su momento más esperado tras su corte, para servir en el plato. Para disfrutar plenamente de su sabor, deberá haber sido cortado en lonchas finas y no demasiado largas. Perfectas para apreciar su color, sentir su textura en la boca y degustar su sabor. De ahí que muchos hablen del arte del buen cortador.

Criados en parajes naturales

El jamón ibérico proviene del cerdo ibérico, criado en libertad en auténticos parajes naturales: las Dehesas. Extensiones que se concentran en varias zonas de España y cuya visita le permitirá conocer todo el proceso de producción de jamones, incluido el de maduración, cuando se secan las paletas y se logra el característico sabor del Ibérico.

Le recomendamos conocer el Ibérico a través de sus cuatro denominaciones de origen: la Dehesa de Extremadura, Guijuelo, Jamón de Huelva y Los Pedroches, que pertenecen a las regiones de Andalucía, Extremadura y Castilla y León.

Éstos son sólo los principales lugares dónde se producen los jamones ibéricos, pero los podrá degustar en toda España porque podríamos decir que el sabor del Ibérico es el “sabor de España”.





Imprescindíveis