Este site utiliza cookies para assegurar a melhor experiência ao usuário. Se você continuar navegando, consideramos que aceita a utilização dos cookies. Você pode obter mais informação ou saber como alterar a configuração em nossa política de cookies





Las costas de España se pueden disfrutar de muchas maneras. La fórmula que te proponemos en esta ocasión -el kayak- seguro que termina enganchándote. Porque es una opción que te permitirá llegar a lugares y rincones del litoral que tienen difícil acceso. ¿Quieres conseguir la mejor foto de las vacaciones? Pues súbete al kayak.

Islas, acantilados, playas salvajes, calas idílicas, parques naturales, cuevas, grutas… La variedad es una de las principales características de los casi 8.000 kilómetros de costa que posee España. Desde el punto de vista paisajístico, te encontrarás con un litoral apasionante, repleto de espacios para descubrir. Las dimensiones del kayak, su estabilidad y su manejo lo convierten en un medio perfecto para explorar desde el mar la parte más recóndita de la costa. Es una actividad que requiere cierto esfuerzo físico, porque el impulso que mueve a la canoa procede únicamente de los remos del tripulante. Sin embargo, el trabajo merece la pena, no sólo por lo gratificante que es viajar por el agua, también por los lugares a los que es posible llegar.

Un viaje a medida

Si se trata de la primera vez que montas en kayak, es aconsejable que te apuntes antes a un curso para aprender a manejarlo y saber qué factores pueden influir en la travesía, para navegar de la manera más eficiente y segura. En España hallarás empresas y escuelas que los imparten de diferente nivel y duración, desde uno hasta varios días. Los hay incluso de perfeccionamiento para palistas con experiencia. Otra posibilidad es realizar excursiones y rutas guiadas en las que un monitor, tras enseñar previamente la técnica, te acompañará a descubrir los lugares más interesantes de la zona. Por el material necesario para navegar (kayak, pala, chaleco salvavidas, etc…) no te preocupes, ya que suelen facilitarlo las empresas.

Si eres de los que prefiere ir a su aire, también tienes la opción de alquilar un kayak. Incluso si has decidido traer tu propia embarcación encontrarás establecimientos donde poder guardarla durante su estancia a módicos precios. Las Estaciones Náuticas de España son una buena alternativa para disfrutar de este deporte: te asesorarán a la hora de realizar la travesía, te indicarán los sitios más interesantes para visitar, podrás contratar cursos y excursiones, alquilar el material que necesites, reservar alojamiento… La mayor parte de la oferta se concentra en el mar Mediterráneo, principalmente en las Islas Baleares, Cataluña, Comunidad Valenciana y Andalucía; aunque también en el mar Cantábrico, en Asturias, hallarás estaciones donde te prepararán unas vacaciones a medida. 

Qué conviene saber

De todos modos, siempre que se navega en kayak conviene tener en cuenta una serie de recomendaciones como llevar ropa seca, agua, comida y un botiquín básico. Tampoco te debes olvidar el gorro, la crema protectora y las gafas de sol. Lo mejor es viajar acompañado o en grupo: no sólo resulta más divertido, también es más seguro. Procura no alejarte demasiado de la costa, sobre todo si no tienes mucha experiencia. Comunica su plan de navegación (itinerario y horario previstos, puntos de salida y llegada, descripción de la canoa) al club náutico o a una persona responsable en tierra, y avisa una vez finalizada la travesía. Por último, en caso de necesitar ayuda, puedes contactar con los Centros de Salvamento a través del número de teléfono 900 202 202.

Viajar en kayak por las costas de España es una experiencia increíble. Si lo pruebas, ya no querrás dejarlo. Más información: Asociación Española de Estaciones Náuticas





Imprescindíveis