Este site utiliza cookies para assegurar a melhor experiência ao usuário. Se você continuar navegando, consideramos que aceita a utilização dos cookies. Você pode obter mais informação ou saber como alterar a configuração em nossa política de cookies






Localização

Comunidade autônoma:
Castilla y León

Província/Ilha:
Zamora

Zamora


Castilla y León es una región con tanto que ver que te será muy fácil hacerla atractiva para los más pequeños. Te descubrimos algunas de sus sorpresas para que los niños vivan la visita como un cuento en familia.

Una de leyendas en Ávila

Había una vez en que esta muralla protegía a la ciudad de los ataques y los guardias vigilaban desde arriba al enemigo… Así puede empezar el cuento de la ciudad de Ávila. Los pequeños con espíritu aventurero no tardarán en imaginarse las batallas y, menos todavía, si asistís a una de las visitas teatralizadas que se organizan en las Murallas de Ávila. En la provincia, se encuentra el Parque Regional de la Sierra de Gredos, un entorno natural perfecto para la diversión. En él, encontraréis un parque de aventuras en el que serán como ardillas, porque tendrán la oportunidad de trepar por árboles o lanzarse por tirolinas. Asimismo, en las Casas del Parque de Sierra de Gredos y Valle de Iruelas aprenderán muchísimo sobre naturaleza y, con algo de suerte, verán cabras y enormes buitres negros.

Un viaje en el tiempo en Burgos

Hace mucho, mucho tiempo, vivían aquí los primeros humanos que habitaron Europa… y eso lo descubrirán en el Parque de Atapuerca, como si hubieran viajado en el tiempo. Además de visitar un poblado de la Edad de Bronce, aprenderán a hacer fuego. Pero si hay algo que le llama la atención a los pequeños, son las historias del cine. Así que proponles ser como Robin Hood lanzando flechas entre los árboles en un parque de aventuras.

Un castillo de templarios en León

Érase un castillo de templarios donde vivieron poderosos hombres que luchaban por el bien… y será el más pequeño el primero en querer visitar el Castillo Templario de Ponferrada. Seguro que ocurre lo mismo con las Cuevas de Valporquero, sólo tendrás que hablar de cómo se forman las estalactitas y cómo parecen lágrimas de la cueva. En la ciudad de León, son imprescindibles la Catedral y el Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León. En la primera, a ver si los niños son capaces de contar los colores de las vidrieras. El Museo seguro que les encanta, porque encontrarán pocos edificios tan coloridos.

Ver nacer una cigüeña en Palencia

En Palencia tendréis la oportunidad única de presenciar en directo, a través de los monitores del Centro de Interpretación de la cigüeña blanca, el nacimiento de un polluelo de cigüeña. Seguro que la experiencia despierta en los pequeños el ánimo de aprender sobre aves. No dejéis de visitar la Laguna de La Nava, suele estar llena de gansos y aguiluchos. Otras opciones interesantes para los niños son visitar el Campamento Pisoraca y el Castillo de Ampudia. En el primero, aprenderán sobre la vida en un campamento romano con una exposición participativa en la que casi todo se puede tocar. En el segundo, disfrutarán con la exposición de juguetes antiguos.

Una de misterios en Salamanca

Hay lugares en esta ciudad en los que los muros guardan mensajes secretos. Sólo quienes se fijan mucho, pueden descubrirlos. Hay una rana, un astronauta… y los niños se quedarán absortos ante las Catedrales de Salamanca o la Universidad, donde encontrarán esculpidas esas figuras mientras puedes visitar el monumento. Otro lugar donde disfrutarán interpretando “mensajes secretos” en el Castro de Yecla la Vieja, en el que hay grabados rupestres. En la provincia, también podréis realizar la Ruta de las Fortificaciones, con la que aprenderán sobre la Edad Media y hasta vestirse de cruzado.

Cuento de princesas en Segovia

Érase una vez, una princesa que vivía en lo alto del torreón, donde esperaba a que su príncipe la rescatara… y tu niña permanecerá en lo alto del Alcázar de Segovia buscando el lugar por el que podría llegar galopando el príncipe. Pero en Segovia hay más, los niños se quedarán impresionados con el Acueducto, sobre todo cuando sepan que se construyó de forma completamente manual, ¡incluso las enormes piedras de la parte superior! Si vais en el mes de mayo, disfrutaréis del Festival de Teatros de Títeres en las calles de la ciudad. Otras opciones son las de descubrir en el Museo de Figuras de Juguetes Antiguas de Sepúlveda con qué jugaban sus abuelos cuando eran pequeños, o, con algo de suerte, reconocer a “Bambi” en los campos de San Ildefonso y Riofrío.

Soria, allí hay dinosaurios

Si le dices a tu hijo que vais a visitar un lugar donde habitaron dinosaurios, se lo tomará en broma, pero cuando descubra las enormes huellas de estos, no querrá marcharse. En la Ruta de los Icnitas hay 14 yacimientos que hacen posible visitar el mundo de los dinosaurios.

Valladolid, pensada para niños

En la provincia de Valladolid son tantas las propuestas para los niños, que se lo pasarán en grande jugando. Por ejemplo, está el Parque de los Seis Sentidos, lleno de juegos de agua, de aprendizaje, de aventura, incluso, accesibles para todos. Es un parque temático distinto basado en el juego, muy divertido. Para seguir aprendiendo y pasándolo bien, otras visitas son el Museo de las Villas Romanas y el Museo del Pan. El primero posee hasta un pequeño parque temático donde los niños serán como un romano más. En el segundo, se sentirán mayores aprendiendo a hacer pan.

Navegar entre acantilados en Zamora

En los Arribes de Zamora navegaréis por aguas muy tranquilas rodeados de un paraje especialmente singular. Los Arribes son escarpados acantilados que impresionan desde el río. Además, en Zamora hay múltiples opciones para disfrutar de la naturaleza en familia: desde el tiro con arco o la bicicleta de montaña, a la observación de aves en las Lagunas de Villfáfila o deportes náuticos en el Lago de Sanabria.





Imprescindíveis