Este site utiliza cookies para assegurar a melhor experiência ao usuário. Se você continuar navegando, consideramos que aceita a utilização dos cookies. Você pode obter mais informação ou saber como alterar a configuração em nossa política de cookies






Localização

Comunidade autônoma:
Asturias

Asturias


“¡Quiero conocer a un oso!”

¿Se imagina la cara que pondrán sus hijos si les promete unas vacaciones donde serán los protagonistas? Deje de imaginar y vaya corriendo a contárselo, porque existe un lugar en España ideal para los más pequeños: Asturias. Allí podrán seguir las huellas de dinosaurios, visitar una mina, pasear por “bosques encantados”, descender un río en piragua, dar de comer a osos, jugar, descubrir… Le presentamos varias propuestas:

Si su hijo le pide siempre que haga realidad este deseo, no lo piense más, llévelo a Asturias, en el norte de España. Allí encontrará la localidad de Proaza y la llamada “Senda del Oso” donde podrá acompañar a su familia en una ruta a pie o en bici. Pero lo más divertido llega a las 12 de la tarde, cuando las osas Paca y Tola bajan a comer macedonia de frutas. ¿Puede ver la expresión de ilusión de sus hijos cuando observen a las osas triturar este “manjar” con sus zarpas?

Si lo que desea es que los niños conozcan la naturaleza, las Reservas de la Biosfera de Asturias le ayudarán. Desde Muniellos hasta el Parque Natural de Redes o el Parque Nacional de Picos de Europa les espera una grata experiencia. Camine junto a sus hijos y observe con atención. Shhh… Silencio… ¿Oye a los pájaros carpinteros, a los mirlos acuáticos, ciervos y nutrias? ¿O es un gato montés?... Además, todos los bosques poseen leyendas de seres misteriosos que les encantarán. ¡Ayúdelos a perseguir a los duendes!.

“¿Cómo de grande puede ser un calamar?, ¿Y un dinosaurio?”

No le hará falta buscar en más enciclopedias para contestar. Asturias posee museos y aulas pensadas para satisfacer la curiosidad de los “peques”. Si a sus hijos les gusta el mar, en Luarca encontrarán un aula especializada con unos “invitados” especiales: ocho calamares gigantes, una especie que puede alcanzar 20 metros. Además, en el Acuario de Gijón le proponen un viaje por los mares de la Tierra. ¡Verán de cerca como nadan las simpáticas nutrias y podrán dormir junto al acuario de tiburones!

Si hay un tema que apasiona a los niños es el de los dinosaurios. Déles una sorpresa en el Museo del Jurásico de Asturias, en Colunga. Les entusiasmará comprobar que el museo tiene forma de huella de dinosaurio y que cuenta con 20 réplicas. ¿Le piden más? Conviértales en exploradores por la Ruta de los Dinosaurios (en Ribadesella, Colunga y Villaviciosa) en busca de las huellas de estos animales.

“¿Qué había antes de la televisión?”

Un verdadero viaje por la Historia a modo de enseñanza. Eso es lo que conseguirá si viene con sus hijos a Asturias. Puede comenzar transportándoles hasta la Prehistoria gracias a lugares como el Aula Didáctica de Tito Bustillo de Ribadesella o el Parque de la Prehistoria de Teverga. Representaciones pictóricas de la Edad de Bronce, cavernas conectadas entre sí, réplicas de las pinturas más antiguas del mundo… harán a sus hijos sorprenderse con la belleza del pasado.

¿Quiere que los niños sientan los sonidos de antiguos ferrocarriles o que descubran como se trabajaba en las minas? En Asturias lo tiene fácil, porque su Museo de la Minería y de la Industria de El Entrego organiza visitas en grupos de 15 por la mina y en el Museo del Ferrocarril de Asturias, en Gijón, realizarán un paseo en un tren de madera. A los “peques”, les encanta.

¡Corre, que no llegamos!

Después de tanta actividad, ¿no puede aguantar el ritmo de sus hijos? Dése un descanso y llévelos al Palacio de los Niños de Oviedo. Allí les aguardan 10.000 metros cuadrados destinados a la diversión: Nautilus, Rocódromo y Parque Animado, donde hay un árbol cuenta-cuentos y un grupo de monitores organiza los juegos.

Si le apetece probar alimentos naturales, visite el Aula de la miel de los Picos de Europa (Alles) donde verán colmenas de cristal y saborearán variedades del producto. En la Finca El Malaín (Villaviciosa) usted y toda su familia recogerán frutas como arándanos, frambuesas y moras de los árboles para después elaborar deliciosas tartas, mermeladas y zumos. ¡Qué rico!, exclamarán sus niños.

Además, en Asturias les esperan jardines y playas con áreas de juegos como la de Poo, que al estar protegida del oleaje parece una piscina. ¿Se ha recuperado ya? ¿Ha vuelto a usted el espíritu aventurero? Le proponemos un último plan: el descenso del río Sella. Durante todo el año, empresas de turismo ofertan el descenso en canoa de una, dos o tres plazas, estas últimas ideales para bajar con los pequeños. La salida habitual de las canoas es en el pueblo de Arriondas.

Adéntrese en Asturias: un mundo mágico, una zona ideal para los juegos, la diversión y el aprendizaje. No se pierda la oportunidad de regalar a los niños el viaje que siempre han querido.

Si le ha interesado este reportaje, consulte más información en: El "Parque Jurásico" de Europa Diversión garantizada más allá de los parques temáticos Parque Histórico del Navia, ¿ha escogido ya su historia?





Imprescindíveis