Este site utiliza cookies para assegurar a melhor experiência ao usuário. Se você continuar navegando, consideramos que aceita a utilização dos cookies. Você pode obter mais informação ou saber como alterar a configuração em nossa política de cookies




Tipo de roteiro:
Grandes rutas

Información de interés
Red de Juderías de España
www.redjuderias.org

Un viaje en el tiempo a través de la España judía.

Durante muchas centurias, hasta 1492, la Península Ibérica fue un mosaico, un hervidero de pueblos, culturas y religiones. La presencia hasta esta fecha de comunidades judías esmaltó la geografía urbana de la península. Estas comunidades desarrollaron su propia cultura, practicaron sus costumbres y su religión y desarrollaron su vida social en estrecho contacto con las comunidades cristianas y árabes, según los casos. La riqueza de esta realidad es una herencia común, un patrimonio colectivo de muchos pueblos de España. Los Caminos de Sefarad son una propuesta de viaje por las juderías más destacadas.

La Red de Juderías de España ofrece al viajero abundante información. De ella destacamos: Cáceres. Sobre la extensión más antigua del soberbio conjunto monumental, Patrimonio de la Humanidad, la Judería Vieja se singulariza por su encrespado, irregular trazado combinando vías largas y empinadas con 220 placitas y lugares recónditos. Córdoba. El racimo de preciosas calles que diseñan la judería, envuelve al viajero con su peculiar embrujo andaluz. Visitar la pequeña sinagoga, los frescos patios interiores, la estatua de Maimónides o la Puerta de Calahorra suponen una experiencia inolvidable. Girona. Enclave cabalístico de gran prestigio, esta bella judería luce su conservación de las esencias hebreas. Con la bulliciosa calle de la Força, como eje, y callejones tan emblemáticos como Cúndaro o Sant Llorenç, que alberga al Centro Bonastruc ça Porta. Hervás (Cáceres). Rústica y originalísima, una joya de escuetos y vistosos hallazgos arquitectónicos, apreciados en la disposición de algunas casas construidas con materiales pobres del mismo y humilde río Ambroz que casi lame los bordes pedregosos de la judería extremeña. Oviedo. La capital del Principado de Asturias fue un significativo enclave judío durante el medievo. Contó con una importante sinagoga que se ubicaba en el interior del bello casco viejo, intramuros de la ciudad por la que los judíos se movían con libertad. Ribadavia (Ourense). Singularizada por recia y bien conservada piedra caliza de la zona gallega, la personal judería adquiere su mayor prestancia con la celebración de la Festa da Historia, que se celebra en Julio y reproduce vivencias judeoconversas. Segovia. La ciudad castellano leonesa, patrimonio de la humanidad, cuenta con una valiosa judería rehabilitada que comienza visitando la antigua sinagoga, hoy iglesia del Corpus Christi, y puede concluirse acercándose a los restos del cementerio judío. Toledo. Todo el laberinto entramado urbano de la judería toledana hace honor, con sus dos emblemáticas sinagogas, la del Tránsito y la de Santa María la Blanca, al prestigio que convirtió a Toledo en centro imprescindible del judaísmo de occidente. Tortosa (Tarragona). Prestigiosos banqueros, comerciantes y hombres de letras vivieron en la judería catalana, junto a la desembocadura del Ebro. Entonces punto de gran confluencia que todavía hoy seduce por el colorista acento marino de sus calles, travesías y plazuelas. Tudela (Navarra). Cuna del prestigioso viajero Benjamín de Tudela, el barrio judío tudelano fue centro destacado en la Navarra medieval. Conserva su caótica disposición y el incuestionable estilo hebreo de estrecheces, faroles y sinuosidades urbanísticas.

Esta ruta está designada Gran Itinerario Cultural del Consejo de Europa.



Roteiro


Imprescindíveis