Este site utiliza cookies para assegurar a melhor experiência ao usuário. Se você continuar navegando, consideramos que aceita a utilização dos cookies. Você pode obter mais informação ou saber como alterar a configuração em nossa política de cookies



Vista  de L'Espluga de Francolí © Oficina de Turismo de L'Espluga de Francolí

Localização

Comunidade autônoma:
Cataluña

Província/Ilha:
Tarragona

Tarragona

En plena comarca de la Conca de Barberà, a caballo entre las tierras del interior y el litoral de Tarragona, se sitúa L’Espluga de Francolí. Rodeada por un frondoso paraje natural, esta localidad se encuentra profundamente ligada a la producción vinícola, como demuestra una de las joyas arquitectónicas de su casco histórico, la Bodega Modernista con su Museo del Vino. L’Espluga, ubicada dentro de la denominada Ruta del Císter, se convierte también en la antesala del Monasterio de Poblet. Este conjunto monástico cisterciense, uno de los más importantes de España, se encuentra declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1991.

Ler mais

Regada por las aguas de los ríos Milans y Francolí, L’Espluga de Francolí es una de las localidades más turísticas del interior tarraconense. La increíble belleza del entorno natural que le rodea y su cercanía al Monasterio de Poblet han permitido dotar a este municipio, de hondas raíces agrícolas, de una importante infraestructura turística relacionada con la práctica de deportes al aire libre tales como el senderismo, las rutas en bicicleta y a caballo, la escalada o la espeleología. Su condición de lugar de veraneo se remonta a finales del siglo XIX, con el desarrollo de Las Masías, complejo hotelero situado en las afueras de la localidad que aprovechaba las propiedades especiales de los manantiales de la zona. Además de sus innumerables atractivos naturales, L’Espluga de Francolí ofrece dentro de su trazado urbano numerosas posibilidades culturales y de ocio. Sin duda, una de las opciones más interesantes es visitar la Cueva Museo de la Font Major. Descubierta de forma accidental en 1853, la cueva se compone de un conjunto de galerías subterráneas de origen cárstico por las que discurren las aguas del río Francolí y que albergaron diversos asentamientos humanos a lo largo de la historia. Parte de sus instalaciones acogen una interesante exposición sobre las diversas formas de vida de sus antiguos pobladores, pertenecientes al Paleolítico Inferior, Neolítico y Edad del Bronce. La villa goza de una intensa vida cultural, como se puede apreciar en El Casal, histórico centro social en el que se dan cita las más variopintas manifestaciones artísticas, culturales y deportivas, incluyendo talleres de teatro, escuela de música, festivales, certámenes literarios, etc. El recorrido por el casco histórico nos conducirá también hasta la antigua Casa Carulla (s. XVII), donde se ubica el Museo de la Vida Rural. A través de sus distintas secciones, el visitante podrá conocer las costumbres, labores agrícolas, oficios tradicionales y otros aspectos relacionados con el pasado de la localidad. En cuanto a la arquitectura local, ésta tiene dos de sus principales referentes en el Antiguo Hospital (s. XIV), hoy biblioteca y archivo municipal, y la iglesia de Sant Miquel o Iglesia Vieja, templo románico de transición al gótico (siglos XII-XIV). Declarado Monumento Histórico-Artístico, posee adosada una torre que, además de albergar un pequeño museo, permite contemplar hermosas vistas de la urbe. La ciudad y el vino Introducido a mediados del siglo XIX, el cultivo de la vid supuso un importante impulso al desarrollo económico de la comarca. Precisamente, una de las joyas arquitectónicas de L’Espluga se encuentra estrechamente vinculada a la producción vinícola: la Bodega Cooperativa. Se trata de un magnífico ejemplo de bodega modernista proyectada a principios del siglo XX por Lluís Domènech i Montaner y finalizada por su hijo Pere. Considerada por muchos como la “catedral del vino”, el edificio consta de tres naves y destaca por la sobriedad y elegancia de sus líneas.Sus instalaciones acogen en la actualidad el Museo del Vino, que permite conocer la historia y la evolución de los métodos de elaboración del vino, a través de audiovisuales y otros materiales expositivos. En cualquiera de los bares y restaurantes de l’Espluga podrán degustarse los excelentes vinos producidos en la localidad, amparados por la Denominación de Origen Conca de Barberà, en la que sobresalen los blancos, aunque también se producen rosados, tintos y espumosos. Estos caldos serán el complemento ideal a las especialidades típicas de la zona. Sabrosos platos como las coques de recapte (masa fina de pan horneada con cebolla, espinacas y otras verduras) y carnes a la brasa servidas con verduras y ali-oli (salsa con ajo y aceite). Tampoco hay que olvidar las hortalizas del interior, acompañadas con salsa romesco (elaborada con pimientos rojos secos, tomates y almendras), y los sabrosos embutidos de elaboración artesanal. La almendra es el ingrediente principal en los postres, entre los que destacan los célebres carquinyolis y las almendras garrapiñadas (bañadas en almíbar). Alrededores L’Espluga de Francolí se localiza en plena Ruta de los Monasterios del Císter, que nos llevará a conocer en la provincia de Tarragona los monasterios de Santes Creus y de Poblet, este último declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En este singular recorrido descubriremos localidades como Prades, Montblanc, Alcover o La Selva del Camp. Por su parte, la Costa Daurada comprende parte de la franja costera tarraconense. Un litoral de aguas tranquilas y poco profundas, con excelentes playas de tono dorado. Localidades como Salou, Cambrils, Calafell, Torredembarra o Altafulla combinan construcciones históricas con una gran cantidad de ofertas vacacionales a orillas del Mediterráneo. Las posibilidades son múltiples: desde visitar el Parque Natural del Delta del Ebro a conocer el poblado ibérico de Moleta del Remei (en Les Cases d’Alcanar), pasando por el parque temático de Port Aventura. En este tramo costero se encuentra Tarragona capital, que ofrece un importante legado monumental entre extensas playas. Su conjunto romano, Patrimonio de la Humanidad, es uno de los puntos de interés de esta ciudad catalana.  

Fechar




Imprescindíveis



Mapa/Localização