Este site utiliza cookies para assegurar a melhor experiência ao usuário. Se você continuar navegando, consideramos que aceita a utilização dos cookies. Você pode obter mais informação ou saber como alterar a configuração em nossa política de cookies



Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici. Lleida

El surgimiento de la Península

La Península Ibérica quedó definitivamente formada tras lo que se ha dado en llamar 'el proceso más importante de la historia geológica del sur de Europa', es decir, un movimiento tectónico alpino-himalayo, acaecido en la era Terciaria.

Prácticamente la totalidad de la morfología ibérica quedó definida en la era Terciaria. Se formaron los Pirineos y las cordilleras Béticas, Cantábrica, Ibérica y Sierra Morena, y las cuencas sedimentarias del Ebro y del Guadalquivir, se produjo el levantamiento mediante fallas del macizo Galaico, y quedaron definidos el sistema Central y los Montes de Toledo y, por tanto, el desnivel existente entre las dos mesetas. Las huellas que produjeron esos movimientos tectónicos han llegado, en lo fundamental, hasta nuestros días, por lo que podemos decir que originaron la geografía peninsular tal y como la conocemos en la actualidad.