Este Web site utiliza cookies para assegurar a melhor experiência ao utilizador. Se continuar a navegar, consideramos que aceita a utilização dos cookies. Pode obter mais informação ou saber como alterar a configuração na nossa política de cookies



Barcelona


Vicky Cristina Barcelona: España según Woody Allen




Localização

Comunidade autónoma:
Cataluña

Província/Ilha:
Barcelona

Barcelona


El famoso director Woody Allen lo tuvo claro. Tras múltiples viajes a España, quedó prendado por ella y eligió ciudades como Barcelona y Oviedo para rodar su última película “Vicky Cristina Barcelona”. Ahora le toca a usted descubrir los paisajes y monumentos que eligió como escenarios y revivir las secuencias donde aparecen actores como Javier Bardem y Scarlett Johansson. Conozca España a través de los ojos de un artista.

Después de retratar emblemáticas ciudades como París y Manhattan, Allen no ha dudado en hacer pasar ante sus cámaras a varios destinos del norte de España para su última cinta. En concreto, Barcelona (en Cataluña), Oviedo y Avilés (ambas en Asturias) son las ciudades donde se encuentra ambientada “Vicky Cristina Barcelona”. Todos son lugares increíbles, que le aseguramos, son aun mejores en la realidad.

Que el cineasta haya escogido Barcelona para incluirla incluso en el título de su película no es casualidad, pues él mismo declaró que cuando escribió el guión “no pensaba en otra cosa que no fuera crear una historia en la que Barcelona fuera un personaje más. Quería rendir homenaje a Barcelona, porque me encanta esta ciudad y porque me encanta España en general. Es una ciudad llena de belleza visual, su sensibilidad es muy romántica”.

Son muchos los enclaves de esta ciudad en plena costa mediterránea los que a modo de postal aparecen en el filme y que usted podrá reconocer. Si le gusta el arte, no puede perderse las obras que el arquitecto Gaudí creo en Barcelona, muchas de ellas declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La Basílica de la Sagrada Familia, el Parque Güell, en cuya fuente con forma de lagarto rodaron una escena Javier Bardem y Rebecca Hall o la original azotea de “La Pedrera” que visitan Cristina y Vicky (Scarlett Johansson y Rebecca Hall) son algunos de los mejores ejemplos.

Allen demuestra en su película que Barcelona es sinónimo de variada oferta cultural, pues también hace aparecer la Fundación Joan Miró, el Museo Nacional de Arte de Cataluña o el aeropuerto de Barcelona y su mural de Miró. Además de todos estos lugares, si quiere sentir el ambiente romántico, bohemio y divertido de Barcelona, le recomendamos otras localizaciones del filme como el Parque de Atracciones del Tibidabo (desde donde se obtienen unas vistas fabulosas de la ciudad), el Puerto Olímpico o Las Ramblas, una de las avenidas emblemáticas de Barcelona que le encandilará por sus mercados tradicionales de flores.

La siguiente ciudad por la que Allen siente un especial cariño es Oviedo. Y es que el director ha viajado allí en múltiples ocasiones sobre todo desde que le concedieron el Premio Príncipe de Asturias de las Artes. Como curiosidad, podemos contarle que en pleno centro de Oviedo (frente al Parque San Francisco) encontrará una estatua del artista con sus características gafas y una placa que reproduce sus palabras: “Oviedo es una ciudad deliciosa, exótica, bella, limpia, agradable, tranquila y peatonalizada; es como si no perteneciera a este mundo, como si no existiera... Oviedo es como un cuento de hadas”.

Este es el ambiente que ha querido reflejar Allen en la cinta y el que descubrirá si se anima a subir hasta el monte Naranco de la ciudad. En esta zona verde (donde Penélope Cruz masajea a Bardem en una escena del filme) podrá visitar sus valiosas iglesias prerrománicas Santa María del Naranco, San Miguel de Lillo y San Julián de los Prados, todas ellas parte del conjunto de Monumentos de Oviedo y del Reino de Asturias declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO . El Hotel de la Reconquista (donde el mismo Allen se alojó) o establecimientos típicos del lugar son otras de las localizaciones que podrá jugar a reconocer.

Como último consejo, le recomendamos que no se pierda Avilés, a tan sólo 35 kilómetros de Oviedo. Allí el director rodó algunas de las escenas más románticas de la película (entre Javier Bardem y Rebeca Hall) y retrató lugares como su Faro de San Juan con el mar de fondo o el Parque Ferrera en el que los personajes asisten a un emotivo espectáculo de flamenco.

Viva en persona la preciosa estética y el encanto que Allen retrata en el filme. Déjese cautivar por la sensualidad mediterránea de Barcelona o por los paisajes de Oviedo ideales para dar paseos en bicicleta. Compruebe que el cálido sol que reflejan los planos de la película es una realidad.




Imprescindíveis