Este Web site utiliza cookies para assegurar a melhor experiência ao utilizador. Se continuar a navegar, consideramos que aceita a utilização dos cookies. Pode obter mais informação ou saber como alterar a configuração na nossa política de cookies




Un viaje a la Menorca rural por la ruta del Camí d'en Kane




Localização

Comunidade autónoma:
Baleares

Província/Ilha:
Menorca

Menorca


Si se encuentra en Menorca, le proponemos una excursión inolvidable por el interior más recóndito de la isla a través del Camí d'en Kane. Un viaje a través del corazón de este hermoso rincón del Mediterráneo, en el que descubrirá el paisaje más rural y auténtico de esta Reserva de la Biosfera.

Adéntrese por el Camí d'en Kane, un sendero trazado hace casi tres siglos, y sienta toda la paz y la belleza que emana de esta tierra única. El camino arranca junto a Maó y llega hasta el pueblo de Es Mercadal, en el centro de la isla. Son 20 kilómetros de travesía que puede optar por recorrerlos en coche o en bicicleta, aunque si lo prefiere también a lomos de un caballo o incluso andando. El trazado es llano y suave, perfectamente asfaltado y señalizado, no entraña dificultades técnicas ni sobreesfuerzo, y es una magnífica opción para conocer el reverso de una isla que vive siempre de cara al mar. La excursión a pie dura algo más de cuatro horas. Basta con vestir ropa cómoda y un buen calzado para recorrer una ruta fácil, adaptada a todo tipo de público, incluidos los más pequeños. Y no olvide, por supuesto, llevar algo de comida y agua.

Esta senda es una de las muchas huellas que los británicos dejaron en Menorca en el siglo XVIII, durante los 70 años de dominación inglesa de esta isla que forma parte del archipiélago de las Baleares. El entonces gobernador Richard Kane ordenó construir una carretera que uniera las ciudades de Maó y Ciutadella. Aquel camino quedó, con el paso del tiempo, en el olvido, pero aún hoy se conservan diversos tramos perfectamente transitables, que nos trasladan a lugares idílicos, bañados por una intensa luz mediterránea, donde se topará con la Menorca más desconocida y rural.

Acompañado por un sosiego absoluto y con los sonidos del ganado, a través del Camí d'en Kane recorrerá pastos y tierras de labor, pasará junto a casas de campos señoriales y otras construcciones más modestas de agricultores, atravesará grandes llanuras de hierba y muros de piedra, y conocerá algunos lugares emblemáticos de Menorca, como el Monte Toro, el punto más alto de la isla, con 357 metros, en cuya cima se encuentra un santuario dedicado a la patrona de la isla; el pueblo de Alaior, famoso por sus quesos; y Es Mercadal, donde se halla s'aljub (el aljibe), una fortificación militar en cuyo interior se sitúa un gran depósito de agua que ordenó construir el propio gobernador Kane, y que aún hoy funciona.

Atravesar el Camí d'en Kane es, sin duda, una de las mejores opciones para conocer esos paisajes idílicos y apacibles con que nos obsequia Menorca, un lugar que vale la pena descubrir por muchos motivos. Una isla que desborda naturaleza también a pie de costa, y donde están algunas de las mejores calas y playas de todo el Mediterráneo.





Imprescindíveis