Este Web site utiliza cookies para assegurar a melhor experiência ao utilizador. Se continuar a navegar, consideramos que aceita a utilização dos cookies. Pode obter mais informação ou saber como alterar a configuração na nossa política de cookies




Museos marítimos en España: descubrir los secretos de los océanos



¿Le gusta el mundo del mar y los océanos? ¿Quiere conocer a fondo algunos de sus secretos y acercarse a la historia de la navegación? Si es así, está de enhorabuena. En España le esperan numerosos museos navales y marítimos. Admire de cerca galeones, submarinos, restos de naufragios, utensilios de civilizaciones ya desaparecidas… Y esto es sólo una parte.

Imagínese a bordo de un buque de guerra del siglo XVI o cómo era la vida de los pescadores y pueblos marineros en épocas pasadas. Acérquese a expediciones y viajes legendarios, como el que llevó al Descubrimiento de América en 1492. Aprenda sobre el proceso y las técnicas de construcción navieras. Visite alguno de los museos marítimos y navales de España, donde le aguardan muchas sorpresas. Le aseguramos que no se aburrirá.

El Museo Naval de Madrid es uno de los más completos que existen en nuestro país sobre esta temática. Recorra la historia de la marina de España desde el siglo XV hasta nuestros días a través de sus salas, donde se exponen documentos, mapas, archivos, cuadros y objetos de gran valor. Otro de los recintos que brilla con luz propia es el Museo Marítimo de Barcelona, situado en las Reales Atarazanas, un edificio que es una obra maestra de la arquitectura gótica. No se pierda su colección de modelos de barco, con réplicas a tamaño natural de embarcaciones históricas, como la Galera Real, que fue el buque insignia de la Batalla de Lepanto en el siglo XVI, o un navío de 80 cañones del siglo XVIII. Pero hay mucho más. Desde instrumentos de navegación y cartografía con siglos de antigüedad, hasta mascarones de proa, esculturas, armas, monedas e incluso un espacio interactivo. Se trata, en definitiva, de una manera amena y divertida de conocer una parte de la historia de España.

Las posibilidades se multiplican al norte de España, ya que muchos de estos museos están entre Galicia y el País Vasco. Uno de los más originales por su ubicación es el Museo del Mar de Galicia, en Vigo; se halla en un hermoso lugar bañado por el océano Atlántico y la ría. Conozca cómo el mar y la pesca han estado desde siempre muy presentes en la vida de la región, y aprenda sobre la biodiversidad de los ecosistemas acuáticos. Especies marinas, fotografías históricas, grabados, herramientas de construcción naval, aparejos y útiles de pesca, embarcaciones y preciosos acuarios son algunas de las propuestas que le ofrece el Museo Marítimo del Cantábrico, en Santander. Y sólo a 100 kilómetros, el Museo Marítimo Ría de Bilbao le invita a comprender la íntima relación que a lo largo de los siglos ha mantenido esta ciudad con su ría, el puerto y los astilleros. Por su parte, en Luanco se encuentra el Museo Marítimo de Asturias, que centra su colección en la biología marina, la pesca tradicional, la historia de la navegación y la carpintería relacionada con el mar.

Este viaje a través de océanos y mares continúa junto al litoral mediterráneo. Objetos de civilizaciones ya desaparecidas tienen su hueco en el Museo Nacional de Arqueología Subacuática, en Cartagena. Ánforas romanas, una colección única en el mundo de colmillos de elefantes con inscripciones fenicias, una reproducción a escala de parte de un mercante romano… son sólo una parte de lo que va a poder admirar en este lugar, donde se exhiben tesoros que han estado ocultos bajo las aguas desde tiempos inmemoriales. No se marche de Cartagena sin visitar su Museo Naval, ya que una de sus salas está dedicada exclusivamente a Isaac Peral, hijo de esta ciudad, y que fue el inventor del submarino.

Estos no son los únicos espacios dedicados a la navegación y al patrimonio marítimo, sino que hay más. Por eso no tiene excusa. Venga a España y haga un hueco en su agenda para visitar unos museos que le ofrecen cultura, anécdotas, curiosidades y también mucho entretenimiento.





Imprescindíveis