Este Web site utiliza cookies para assegurar a melhor experiência ao utilizador. Se continuar a navegar, consideramos que aceita a utilização dos cookies. Pode obter mais informação ou saber como alterar a configuração na nossa política de cookies




La naturaleza en el Camino de Santiago



Hacer el Camino de Santiago supone también adentrarse en un sinfín de paisajes llenos de contrastes. Este es un viaje diferente, que te llevará por el norte de España a través de montañas, bosques, valles y costas. Si quieres saber lo que es sentirse integrado plenamente en la naturaleza, ponte en ruta hacia Santiago de Compostela.

Cada año, miles de personas en todo el mundo deciden recorrer el Camino de Santiago. Una aventura apasionante que mezcla compañerismo, superación personal, deporte, cultura y naturaleza. A lo largo del trayecto, no sólo irás descubriendo catedrales, monasterios y monumentos, también espacios naturales que parecen salidos de una postal. A pie, a caballo o en bicicleta, el viaje por España hasta Santiago de Compostela se convierte en una experiencia increíble que siempre deja con ganas de repetir. Antes de nada debes elegir la ruta que vas a hacer, ya que el Camino de Santiago está compuesto por una red de itinerarios que, en 1993, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. El trayecto está perfectamente señalizado y se puede realizar por etapas. Durante la travesía, te darás cuenta de que cada jornada es diferente, entre otros motivos, por la variedad de parajes que se suceden ante la vista. Rodeado de naturaleza, comprobarás cómo desconecta la mente, y disfrutarás compartiendo sensaciones con gente de distintos países en los senderos y albergues.

Una belleza tras otra

Por el Camino te esperan parques naturales, paisajes sorprendentes y zonas de valor ecológico excepcional. Baste mencionar sólo algunos ejemplos como las cumbres de los Pirineos y los fértiles valles del Ebro en Navarra y Aragón ; los viñedos de La Rioja; o los acantilados, playas y rías que discurren por las costas del País Vasco o Cantabria. Los pastos y puertos de montaña destacan en la estampa de Asturias, mientras que en Castilla y León hallarás grandes llanuras y espacios como la Sierra de la Demanda o, desviándote un poco de la ruta (a 29 kilómetros de Ponferrada), Las Médulas, lugar declarado Patrimonio de la Humanidad.

Entrando ya en Galicia, te aguardan prados verdes y montes como los de los Ancares y O Courel. En ocasiones, incluso merece la pena hacer un alto en el viaje y desviarse un poco de la ruta para descubrir parajes tan singulares como el Señorío de Bértiz en Navarra, los Picos de Europa en Asturias o las cuevas de Ojo Guareña en Burgos.

Sal de la rutina y apúntate a hacer el Camino de Santiago. Además de conocer la naturaleza de España de una forma muy especial, vivirás una experiencia única que no olvidarás jamás.





Imprescindíveis