Este Web site utiliza cookies para assegurar a melhor experiência ao utilizador. Se continuar a navegar, consideramos que aceita a utilização dos cookies. Pode obter mais informação ou saber como alterar a configuração na nossa política de cookies




Experiencias “subterráneas” en el País Vasco




Localização

Comunidade autónoma:
País Vasco

País Vasco


Te proponemos tres ideas originales para conocer el País Vasco. Por un lado, conocer el pasado minero de esta región del norte de España. Por otro, recorrer una cueva turística y descubrir muestras de arte rupestre. Y, por último, buscar un tesoro marino muy especial: un vino envejecido bajo el mar.

La ruta del hierro
Se trata de un recorrido guiado para descubrir la historia de la industria del hierro en la provincia de Vizcaya. Comienza en Muskiz con la visita a la Ferrería del Pobal, que conserva un martillo pilón del siglo XVI, y continúa con una trepidante ruta en todoterreno que atraviesa las minas de Triano y Alén. Para concluir, tras comer en un restaurante de gastronomía vasca, se visita el Museo de la Minería del País Vasco, en Gallarta. Además, la ruta incluye entradas a una enorme colección privada de Rolls Royce, que se encuentra en la Torre Loizaga, en Galdames. Visitas al corazón del País Vasco
Son varias las propuestas que invitan a conocer el País Vasco desde lo más profundo. Un ejemplo son las minas de Arditurri, en Guipúzcoa, cuyo origen se remonta a la extracción de plata y hierro en la época romana. Su visita tiene lugar en un ambiente mágico creado por los juegos de luces y sonido instalados en sus túneles.

A unos 50 kilómetros, también en Guipúzcoa, te sugerimos visitar la réplica de la cueva de Ekain, cuyo original está declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO. La cueva guarda importantes muestras de arte rupestre, entre las que destaca un conjunto de caballos. Por su parte, en Vizcaya se encuentran la cueva de Santimañe y la cueva de Pozalagua. La primera alberga pinturas rupestres de hasta 14.000 años de antigüedad. Su visita descubre los trabajos de investigación y conservación y una réplica virtual en 3D de la cueva. Mientras, la de Pozalagua es una cueva turística con un espectacular conjunto de estalactitas. Un brindis submarino
La última idea hay que buscarla bajo el mar y nos lleva hasta una original bodega: el laboratorio enológico submarino de la localidad de Plentzia, a unos 30 kilómetros de Bilbao. Se trata de un espacio sumergido a 15 metros de profundidad donde se envejecen sidras y vinos, en especial el txakoli (vino blanco original del País Vasco). Si tienes licencia de buceo, tendrás la oportunidad de visitar el laboratorio submarino y el arrecife artificial que lo rodea con una inmersión. Si no, podrás conocer la zona a bordo de un barco mientras disfruta de la belleza de la Costa Vasca y del sabroso vino madurado bajo el mar. Ten en cuenta:
Puedes encontrar más información sobre estas propuestas y reservarlas en la web de turismo del País Vasco.
Las visitas guiadas se realizan en español, euskera e inglés.
 





Imprescindíveis