Este Web site utiliza cookies para assegurar a melhor experiência ao utilizador. Se continuar a navegar, consideramos que aceita a utilização dos cookies. Pode obter mais informação ou saber como alterar a configuração na nossa política de cookies




El sabor más saludable: la Dieta Mediterránea



Disfrutar en la mesa de un modo muy saludable. Ésa es la principal propuesta de la Dieta Mediterránea, declarada Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO. Basada en el consumo de aceite de oliva, vegetales y productos frescos de temporada, la Dieta Mediterránea es un ejemplo a seguir en alimentación, tanto por recomendación médica como para deleitar al paladar. Te invitamos a descubrirla en España, una de sus más reconocidas abanderadas.

La Dieta Mediterránea se basa en una alimentación equilibrada y completa que tiene como principios la simplicidad en su elaboración y el empleo de productos frescos, locales y, a ser posible, de temporada. En España podrás disfrutarla de varios modos: saboreándola en sus restaurantes, descubriendo sus productos en los mercados o compartiendo una comida en compañía, por ejemplo. Una dieta con base española La Dieta Mediterránea es la base de la gastronomía de España y muchos de sus principios están presentes en los platos españoles más sabrosos. Por ejemplo, el aceite de oliva es el principal condimento de la Dieta Mediterránea. Además de proporcionar sabor y aromas únicos, es recomendable para la salud por sus beneficios para el corazón. ¿Sabes que España es una de sus principales productoras? Especialmente conocidos son los de las regiones de Andalucía y Cataluña. Para saborearlo, te sugerimos una ensalada aliñada con aceite de oliva o recetas como el gazpacho o el salmorejo. Las frutas, las verduras, las legumbres y los frutos secos son la base fundamental de la Dieta Mediterránea. Aportan multitud de vitaminas y fibras y España también destaca en sus cultivos. De este modo, algunas de las huertas más sobresalientes se encuentran en Navarra, Andalucía, Región de Murcia, Baleares y Comunidad Valenciana. De esta última, son muy conocidos sus cítricos. Otras frutas imprescindibles son los plátanos de Canarias, las fresas de Huelva o de Aranjuez (Madrid), las uvas de Vinalopó o los melocotones de Calanda (Aragón), entre otras muchas.

La Dieta Mediterránea también recomienda el consumo de derivados de los cereales, como el arroz, para disponer de una buena fuente de energía. En este sentido, en España sobresalen las recetas a base de arroz, principalmente de la Comunidad Valenciana, cuyo plato estrella es la paella. Otros de los productos que forman parte de la alimentación diaria en la Dieta Mediterránea son los lácteos. Las zonas de España más reconocidas por la leche y sus derivados son las regiones del norte, con postres tradicionales como la cuajada o el arroz con leche. Además, el queso es un acompañante muy común en las comidas y algunos son especialmente sabrosos, como el Manchego (Castilla La Mancha), el de Burgos (Castilla y León), el Cabrales (Asturias), el Idiazábal (País Vasco) o el Majorero (Canarias), entre otros muchos.

Entre las recomendaciones de la Dieta Mediterránea se encuentra el consumo moderado de huevos y la ingesta de pescado azul o marisco al menos una o dos veces por semana. Para lo primero, ¿qué mejor que una sabrosa tortilla española? Respecto al pescado, en España, al estar bañada por el mar Mediterráneo, el océano Atlántico y el mar Cantábrico, puedes saborear muchos. Algunos de los más típicos son los bocartes (muy comunes en Cantabria), el bacalao (típico del País Vasco) o el “pescaíto” frito de Andalucía, y, sobre todo, el marisco de Galicia. Por último, recuerda que beber vino de forma moderada combinado con la Dieta Mediterránea es un hábito saludable. En España puedes ponerlo en práctica con cualquier de sus sabrosos caldos. Uno de los más prestigiosos a nivel internacional es el de la región de La Rioja, aunque puedes degustar muchos más. Ten en cuenta:
La Dieta Mediterránea es mucho más que una recomendación gastronómica saludable. Es un estilo de vida que conlleva una preparación artesanal de los alimentos y una tradición de comer en compañía, disfrutando con amigos y en un ambiente tranquilo en el que las comidas se hacen de forma relajada. Por todo ello, está declarada Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.
Puedes conocer muchos más productos españoles de la Dieta Mediterránea y aprender sobre ellos en nuestro espacio dedicado a los alimentos de España.
Si quieres degustar los vinos más sabrosos y disfrutar con numerosas actividades relacionadas con sus cultivos, te recomendamos visitar nuestro espacio dedicado a las Rutas del Vino de España.
Para aprender todo sobre la Dieta Mediterránea, puedes visitar la web de la Fundación Dieta Mediterránea.





Imprescindíveis