Este Web site utiliza cookies para assegurar a melhor experiência ao utilizador. Se continuar a navegar, consideramos que aceita a utilização dos cookies. Pode obter mais informação ou saber como alterar a configuração na nossa política de cookies



Eivissa


Eivissa, la historia milenaria de la isla de Ibiza




Localização

Comunidade autónoma:
Baleares

Província/Ilha:
Ibiza

Ibiza


Ibiza es famosa por sus hermosas playas y paisajes naturales, su buen clima y, cómo no, su inigualable ocio nocturno. Pero este enclave de las Islas Baleares también ha sido, desde muy antiguo, objeto de deseo para numerosas culturas del mar Mediterráneo. Con un casco histórico declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, su capital, Eivissa, conserva la valiosa herencia que dejaron estas civilizaciones.

Situada en las Islas Baleares y bañada por el mar Mediterráneo, Ibiza le cautivará por muchas razones. En la lista de atractivos, su rico patrimonio histórico ocupa un lugar destacado: no en vano, es merecedor del título de Patrimonio de la Humanidad que otorga la UNESCO. Sin duda, merece la pena acercarse a descubrir este excepcional conjunto que le mostrará las huellas de las diferentes civilizaciones que han pasado por la isla: desde los primeros asentamientos de fenicios y cartagineses, hasta los periodos romano, árabe y medieval.

Este viaje por la historia le llevará a la capital de la isla, Eivissa. En la parte alta de la ciudad se encuentra su casco antiguo: la acrópolis de Dalt Vila. Paseando por sus calles blancas y estrechas tendrá la sensación de recorrer un museo al aire libre, a lo largo del cual se van extendiendo conventos, palacios e iglesias. Dalt Vila está rodeada por unas fabulosas murallas edificadas en el siglo XVI, que constituyen un testimonio único de la arquitectura militar y de la estética del Renacimiento. Este modelo de construcción renacentista, de gran belleza y sencillez, ejercería una notable influencia en las fortificaciones coloniales establecidas en el Nuevo Mundo.

En busca del pasado

El Portal de Ses Taules es la entrada principal al recinto amurallado de Dalt Vila, donde podrá disfrutar de algunos de los monumentos más emblemáticos de Eivissa. Es el caso de la Catedral del siglo XIII que, desde entonces, por medio de sucesivas reformas, fue incorporando diferentes estilos artísticos según el gusto de cada época; el Ayuntamiento, que ocupa parte de las dependencias de un antiguo convento dominico; la Iglesia de de Santo Domingo, cuyo exterior destaca por el conjunto de las cúpulas del claustro; o el complejo de la Almudaina, una fortaleza árabe de origen anterior a las murallas renacentistas que, desde lo alto de su Torre del Homenaje, le ofrecerá unas magníficas vistas sobre el puerto de la ciudad y el sur de la isla.

El recorrido por Dalt Vila debe incluir, además, una visita al Museo Arqueológico: a través de su completa muestra de piezas podrá conocer el pasado de Ibiza y las distintas culturas que la habitaron desde la prehistoria hasta la Edad Media. El museo también tiene otra sede en la parte baja de la ciudad, en la necrópolis púnica de Puig des Molins. Este lugar, en muy buen estado de conservación y con sus cerca de 3.000 tumbas subterráneas o hipogeos, está considerado como el conjunto funerario más importante del Mediterráneo occidental. Y si le queda tiempo, no dude en acercarse hasta el yacimiento de Sa Caleta, un ejemplo único de urbanismo fenicio con restos que datan del siglo VII a.C.

En Ibiza encontrará aguas cristalinas, playas de ensueño, fascinantes espacios naturales y un ambiente increíble. Pero también un valioso patrimonio monumental, ¿se quedará sin descubrirlo?




Imprescindíveis