Este Web site utiliza cookies para assegurar a melhor experiência ao utilizador. Se continuar a navegar, consideramos que aceita a utilização dos cookies. Pode obter mais informação ou saber como alterar a configuração na nossa política de cookies





Representan una parte importante de la aportación de España a la cultura universal. Son las Ciudades Patrimonio de la Humanidad. Recorrerlas es una buena forma de conocer la historia de España, su riqueza artística y sus tradiciones populares. Cada parada de esta ruta te descubrirá un espacio urbano único y diferente. ¿Te apuntas al viaje?

Un pasado de siglos reflejado en una valiosa herencia cultural. Monumentos únicos y magníficos. Calles que trasladan a otras épocas. Historia, arte y arquitectura se mezclan de manera singular formando lugares irrepetibles: las Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España. Conocerlas es encontrarse con la mejor contribución urbana de nuestro país a la cultura universal. Algo que no te puedes perder.

Acompáñanos en este recorrido: a través de las Ciudades Patrimonio descubrirás una muestra sobresaliente de la diversidad de España. Y es que admirar edificios espléndidos y diferentes estilos artísticos es sólo una parte de lo que puedes hacer en ellas. También podrás participar de sus fiestas y tradiciones, momentos en los que la ciudad cobra protagonismo especial y nadie es extraño. O comprobar la vitalidad de sus cascos históricos, con sus comercios, mercados y locales típicos. Y, cómo no, degustar la gastronomía del lugar.

Sea cual sea la ruta elegida, te recomendamos visitarlas con tranquilidad. Porque cada Ciudad Patrimonio destaca por cierto elemento o característica, pero en todas hay mucho más. Resérvate varios días para pasear sin prisas por sus calles y disfrutar de todo lo que te ofrecen. Y si puedes, no dudes en recorrerlas por la noche, cuando la belleza de sus monumentos resalta espectacularmente por la iluminación nocturna.

Paseo por la historia

Comenzamos el viaje desde el centro de España, en Madrid. A sólo 30 kilómetros de la capital hallamos la primera parada: Alcalá de Henares. Esta localidad fue la primera ciudad universitaria concebida como tal que existió en el mundo, sirviendo de modelo para otros centros de Europa y América. Creerás estar en el siglo XVI mientras recorres su Calle Mayor, los patios renacentistas de su Universidad centenaria (declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO junto con el recinto histórico de la ciudad), o sus antiguos palacios y conventos. Otra visita imprescindible es la de la Casa del escritor Miguel Cervantes: el lugar donde nació el creador de "Don Quijote" es un ejemplo de las viviendas de la época.

Por la tarde, dejamos Alcalá de Henares y, tras recorrer 124 kilómetros, llegamos a Segovia. Esta ciudad posee uno de los conjuntos románicos más ricos del continente europeo. Lo primero será ver su Acueducto romano: sin duda, esta obra única declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO junto a la Ciudad Vieja te dejará sin palabras. Al día siguiente, con tranquilidad, descubriremos el encanto de su casco viejo, sus casas señoriales, la elegancia de su Catedral, o el Alcázar, un castillo que parece salido de un cuento de hadas. A la hora de la comida, una cosa es segura: hay que probar el famoso cochinillo asado.

Partimos hacia nuestro próximo destino: Ávila, a sólo 67 kilómetros de Segovia. En ella podrás saber como se sentía un caballero medieval, ya que se trata del mejor ejemplo de lo que era una ciudad fortificada de la Edad Media. Su Muralla, la mejor conservada de Europa, guarda iglesias y conventos, concurridos mercadillos, palacios del siglo XV y XVI, y la Catedral gótica más antigua de España. Por cierto, no te pierdas la extraordinaria panorámica que hay desde el mirador de los Cuatro Postes.

Después de dormir en la ciudad amurallada, en la siguiente jornada viajamos 97 kilómetros para encontrar Salamanca. Déjate impresionar por la monumentalidad de sus edificios, mansiones y catedrales. Antes de abandonarla, hay que conocer su emblemática Plaza Mayor, y acercarse a la Universidad, una de las más antiguas del mundo, para buscar en la fachada la famosa rana que, según la leyenda, da suerte a los estudiantes.

Al día siguiente por la mañana, un trayecto de 370 kilómetros nos llevará hasta Cuenca. En esta ciudad arquitectura y naturaleza se integran en perfecto equilibrio. Edificada entre dos barrancos, la ciudad da la sensación de flotar en el aire. Entre sus muchos atractivos, no te pierdas la Catedral, de origen gótico normando, y las insólitas Casas Colgadas.

Desde esta localidad, en poco más de dos horas y media se llega a Toledo, un verdadero museo urbano con más de 2.000 años de historia. Durante siglos, musulmanes, judíos y cristianos convivieron en armonía, dejando en sus estrechas calles y plazuelas un valioso legado cultural y monumental que merece la pena descubrir. Al día siguiente recorreremos los 270 kilómetros que separan Toledo de Cáceres. Su casco antiguo te mostrará un variado catálogo de monumentos, fortalezas, palacios renacentistas y plazas medievales.

Desde esta ciudad podemos emprender un viaje de 80 kilómetros a Mérida, donde la huella del antiguo Imperio Romano está presente en sus calles. Caminando por ellas descubrirás monumentos como su Teatro, su Anfiteatro romano o el Arco de Trajano. Un rico conjunto arqueológico en magnífico estado de conservación que te transportará al pasado.

Desde Mérida puedes continuar tu viaje hasta Córdoba en un recorrido de unos 300 kilómetros. Además, si lo prefieres, existe un tren de alta velocidad (AVE) que une Madrid con Córdoba en sólo una hora y 40 minutos. Vale la pena quedarse en esta localidad que te mostrará el esplendor de la cultura árabe. Caminando sin rumbo por sus calles irregulares, plazas y jardines descubrirás su Judería, su hermosa Mezquita -considerada el monumento islámico más importante de Occidente-, y otras joyas monumentales como el Alcázar de los Reyes Cristianos.

Pero no pienses que has visto todas las ciudades Patrimonio de la Humanidad que hay en España. Si dispones de un poco más de tiempo, podrás conocer también Santiago de Compostela, en el noroeste del país; Tarragona, al noreste de España, Ibiza en las Islas Baleares y San Cristóbal de la Laguna, en las Islas Canarias.

Ven a España y descubre el placer de la historia en estos lugares de importancia universal. No te arrepentirás.





Imprescindíveis