Este Web site utiliza cookies para assegurar a melhor experiência ao utilizador. Se continuar a navegar, consideramos que aceita a utilização dos cookies. Pode obter mais informação ou saber como alterar a configuração na nossa política de cookies




Castilla y León: la naturaleza más diversa




Localização

Comunidade autónoma:
Castilla y León

Castilla y León


Un lugar donde alejarse de las prisas, contemplar paisajes únicos y practicar deporte. Seguro que le apetecen unas vacaciones así. Cumpla su deseo en Castilla León, una extensa región en la zona norte del interior de España que le enamorará. Viaje a través de los valles, bosques, picos, lagos y cañones de uno de los territorios con mayor diversidad natural de Europa. Regálese unas vistas inolvidables.

Si lo que busca es sorprenderse con parajes naturales muy diversos, le garantizamos que Castilla y León no le defraudará. ¿Quiere saber las razones? Allí le esperan más de 40 espacios protegidos entre los que encontrará ocho Parques Naturales y ocho Reservas de la Biosfera. Además, dentro de éstas se sitúa la vertiente castellano leonesa del Parque Nacional de los Picos de Europa, donde podrá observar algunos de los mejores bosques atlánticos de España.

Deporte al aire libre

Castilla y León también es sinónimo de adrenalina y diversión. Porque gracias a los paisajes montañosos, caminos y ríos, sus entornos son perfectos para practicar deporte mientras respira aire puro. Rutas a caballo, senderismo o descensos en piragua son sólo algunas de las opciones. ¿Quiere algo más atrevido? Pruebe con la escalada, la espeleología o las rutas en quads. Además, no debe preocuparse por nada, pues en cada zona hallará centros de recepción y empresas preparadas para facilitarle lo que necesite.

Naturaleza en la tierra…

Si le entusiasma la montaña, en Castilla y León hallará lugares como las impresionantes cumbres de la Sierra de Gredos, una zona ideal para el cicloturismo; o los macizos de la Sierra de La Demanda, donde no sólo admirará extensos bosques de pinos ideales para practicar senderismo, sino que podrá escalar montañas de 2.000 metros. Llévese también un grato recuerdo de los Picos de Urbión o la Sierra de Ancares con sus valles de naturaleza casi virgen. ¿Busca algo más relajado? Recorra en un agradable paseo el maravilloso relieve de Las Médulas, la mayor mina de oro a cielo abierto excavada durante el Imperio Romano y declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO; o juegue al golf mientras contempla las vistas de la Sierra de Béjar.

En el agua…

Los ríos, lagunas y playas artificiales de Castilla y León le permitirán practicar turismo fluvial en contacto con la naturaleza o darse un refrescante baño. ¿Quiere contemplar el curso de un río encajonado por la erosión? No se pierda los Arribes del Duero, donde podrá surcar en barco profundos cañones y observar una estampa fabulosa de desfiladeros de 500 metros de desnivel. Además, allí se sitúa una de las cascadas más bellas de la Península: el Pozo de los Humos.

¿Quiere más? Viaje hasta las Lagunas de Neila, adéntrese en piragua por las Hoces del río Duratón, siga el espectacular camino marcado por el Cañón del Ríos Lobos, o deléitese con el Parque Natural del Lago de Sanabria, donde encontrará el mayor lago glaciar de España. Otro de los recorridos que sin duda le fascinará es el de la ruta del Cares, un trayecto que discurre junto al río en el que pasará por estrechos desfiladeros y se introducirá plenamente en gargantas a través de puentes colgantes en el tramo de los Picos de Europa que transcurre por León.

… Y en el aire

Experimente la sensación de observar todo lo anterior y mucho más a vista de pájaro ¿Cómo? En Castilla y León tiene la opción de viajar en globo aerostático, parapente, ultraligero… Como ve, hay posibilidades para todos los gustos. Además, aún le quedan muchas por elegir: practicar espeleología en las Cuevas de “Ojo Guareña”, uno de los conjuntos de cuevas más extensos de España, o adentrarse en las cavidades subterráneas de las cuevas Valporquero, en la Reserva de la biosfera Los Argüellos.

Cuando llegue a Castilla y León, cálcese unas buenas botas y sobre todo, abra bien los ojos, porque estará ante un auténtico museo natural rodeado de pueblos de sabor tradicional. Láncese a caminar y conozca a fondo cada salto de agua, cada bosque, hasta encontrar su rincón favorito. ¿A que le gusta el plan? Si le ha interesado este reportaje, consulte más información en: En barca por las Hoces del río Duratón El lago de Sanabria: el embrujo de la naturaleza Las Médulas, un paisaje único en el mundo





Imprescindíveis